Más noticias

Fallece un joven que accidentalmente se tragó un pescado en Choluteca

Javier Núñez realizaba labores de pesca cuando el animal aún con vida entró a través de su garganta y se incrustó en su esófago.

Este es el pescado que se tragó Javier Rudiera Núñez.
Este es el pescado que se tragó Javier Rudiera Núñez.

Tegucigalpa, Honduras.

Un joven originario de Choluteca murió en las últimas horas dentro del Hospital Escuela Universitario (HEU) luego que se tragara accidentalmente un pescado vivo.

La víctima respondía al nombre de Javier Rudiera Núñez (20), hijo de Eriberto López, regidor del Partido Libertad y Refundación (Libre).

Según su diagnóstico médico, pereció este jueves a las 4:20 am producto de asfixia generada por un cuerpo extraño (pescado).

Lea también:Familiares esperan cuerpos de los 27 pescadores fallecidos en naufragio

Un médico del Hospital del Sur mencionó que este es un hecho inusual, "pues según sus familiares, no se conoce del todo el hecho, pero lo que se dice es que el pescador mordió el animal y sin querer se lo terminó tragando aún cuando estaba vivo".

ambulancia.36(1024x768)
Momento en que era trasladado en una ambulancia al Hospital Escuela Universitario.

Se dio a conocer que el pescado se incrustó en la parte superior del esófago del joven, por lo que fue llevado al principal centro hospitalario de la zona sur y posteriormente a la capital Teguicgalpa.

Célfida Bustillo, alcaldesa de la Municipalidad de Duyure en Choluteca, comentó a LA PRENSA que "el muchacho hace lo que normalmente realiza un pescador, cuando lo sacan de la red, lo muerden y lo tiran a la orilla para que este muera, pero al parecer algo falló y término entrando a través de su garganta".

Bustillo detalló que en ese momento estaba acompañado de unos tíos en las aguas del río Choluteca, exactamente en la aldea de Liraquí.

La funcionara reiteró que después lo trasladaron el centro hospitalario más importante de Choluteca, pero debido a la falta de logística, mejor lo llevaron al Hospital Escuela y finalmente debido a la falta de oxígeno y su delicado estado de salud, expiró.

La alcaldesa lamentó lo ocurrido, puesto que la pesca es algo común en el sector, y se ha convertido en una pasión y afición entre los jóvenes, tal es el caso de Javier Núñez, un agricultor que deja una niña.