Más noticias

Inteligencia detecta que expolicías preparan acciones de inestabilidad

En un documento publicado en Facebook llaman a un nuevo levantamiento en la Policía y las Fuerzas Armadas Instruyen a inmovilizar los vehículos policiales y retener armas.

Investigación. Según el Gobierno, detrás del levantamiento de los Tigres hubo expolicías y exmilitares.
Investigación. Según el Gobierno, detrás del levantamiento de los Tigres hubo expolicías y exmilitares.

TEGUCIGALPA.

Fuentes de inteligencia del Estado confirmaron ayer a Diario LA PRENSA que se investiga y da seguimiento a un grupo de exoficiales de alto rango que fueron depurados de la Policía Nacional que estarían detrás de nuevas acciones de desestabilización en el país y dentro del estamento policial hondureño para generar el caos en los próximos días, que se cumple el décimo aniversario del golpe de Estado de 2009.

Como parte de las indagaciones, los agentes de inteligencia han logrado recabar información que circula en grupos privados de WhatsApp y en las redes sociales en donde estos exoficiales llaman a sus compañeros y excompañeros de armas a organizarse para atentar contra intereses del Estado y concretar una nueva revuelta dentro de la institución policial.

Manual de insurgencia Según la Dirección de Inteligencia, hay grupos que utilizan el manual de guerra de cuarta generación del chavismo.

Los exjerarcas policiales han sido plenamente identificados y ya se están adoptando las medidas para preservar la seguridad del Estado, informó la fuente de Inteligencia.

Alzamientos. Entre la documentación que han hecho circular se encuentra un comunicado de la autodenominada Organización de Policías Retirados (OPR), en el que giran instrucciones para concretar un paro nacional de la Policía y reconcentrar todo el personal de las subdelegaciones a las jefaturas departamentales.

YA Cobras 200619(800x600)
A raíz de la revuelta fue relevado el jefe de los Tigres.

En el documento también instan a despachar a todos los oficiales en servicio e inmovilizar todos los vehículos policiales e impedir que se sustraigan armas, municiones y bombas de las unidades policiales y estar preparados para repeler cualquier acción de las Fuerzas Armadas para contener la revuelta.

Asimismo, llaman a los policías depurados que no forman parte de la OPR para que se integren a su movimiento, al tiempo que instan a los miembros de las Fuerzas Armadas a un alzamiento dentro de sus filas y a rebelarse contra sus oficiales superiores, que, según ellos, han “secuestrado” la institución.

Las Claves
1Desde que inició el proceso de depuración policial se evaluó a cerca de 13,500 miembros de la fuerza policial del país.

2De la totalidad de evaluados, la comisión de depuración despidió a unos 6,000 oficiales y agentes por diferentes faltas graves y actos constitutivos de delito.

3Actualmente, la Policía cuenta con 17,000 miembros.

Amenazas. En otras publicaciones divulgadas a través de las cuentas sociales de la OPR y otra organización denominada Mega Red Nacional se da a conocer que estos exoficiales cuentan con el respaldo de una fuerza de al menos 3,000 elementos policiales.

En otros mensajes recabados por la inteligencia del Estado de una cuenta privada de WhatsApp se puede leer cuando uno de los exoficiales investigados amenaza a Omar Rivera y Alberto Solórzano, miembros de la comisión de depuración de la Policía.

La fuente indicó que en estos mensajes hay elementos constitutivos de delitos, “pues ellos tienen grado-rango, forman parte de la entidad en su calidad de exoficiales y están instando a ejecutar actos de indisciplina, incumplimiento del deber y transgresión de la ley”.

Expolicías y exmilitares, detrás de paros

TEGUCIGALPA. En los recientes paros de transportistas de equipo pesado y la sublevación de ciertos agentes Tigres están involucrados expolicías y exoficiales de las Fuerzas Armadas que han sido depurados, confirmó ayer el presidente Juan Orlando Hernández.

El jefe de Gobierno alabó, en entrevista con Radio América, que ya está solventado en su totalidad el problema que se presentó con un sector de la fuerza especial Tigres de la Policía Nacional.
Indicó que se tenía claro que la construcción de una nueva Policía, mediante el proceso de depuración, iba a tener reacciones.

“Y creo que algunos de los expolicías depurados, de acuerdo con las fuentes de inteligencia y de las investigaciones que están en proceso, también exoficiales depurados de Fuerzas Armadas, trataron de montar un sistema de actividades como esta de la Policía, como el paro de transporte; pero en el camino los policías buenos también dijeron: ‘No nos vamos a prestar a eso’”, indicó.

También -añadió- “en el paro de transporte unitario muchos les dijeron: ‘No vamos a prestarnos a eso’, pero sí hubo una participación de expolicías depurados y exmilitares”.

Aseguró que ya vendrá el momento en que las entidades de investigación que han venido trabajando, recopilando información, puedan presentar los resultados a los tribunales y también al público.
Hernández justificó la salida de los militares a las calles para garantizar la libre circulación y proteger a los empresarios, comerciantes y microempresarios víctimas de los vándalos.