Más noticias

Hallan muertos a tres niños y una mujer en el río Bravo

Los cuerpos de dos bebés, un niño y una mujer fueron hallados a orillas del río Bravo, en Texas.

Agentes de la Patrulla Fronteriza han rescatado a decenas de migrantes centroamericanos a punto de ahogarse en el río Bravo en las últimas semanas.
Agentes de la Patrulla Fronteriza han rescatado a decenas de migrantes centroamericanos a punto de ahogarse en el río Bravo en las últimas semanas.

Texas, Estados Unidos.

Los cuerpos sin vida de tres niños y una mujer, posiblemente inmigrantes indocumentados, fueron encontrados cerca de la frontera entre México y Texas (EEUU), informó el alguacil del condado de Hidalgo, Eddie Guerra.

Se trata de una mujer de unos 20 años, dos bebés y otro niño pequeño, indicó el oficial texano por medio de un mensaje en la cuenta del departamento en Twitter.

Guerra indicó que los cuerpos fueron encontrados en un área con maleza cerca del Río Grande, al suroeste de Anzalduas Park, en el Área de Manejos de Vida Salvaje de Las Palomas.

Esta región que se ha convertido en un punto de cruce de inmigrantes indocumentados, especialmente de familias centroamericanas.

El alguacil indicó que el FBI se encuentra investigando el caso, debido a que las muertes se registraron dentro de una propiedad federal.

El diario local The Monitor indicó que agentes de CBP descubrieron los cuerpos este domingo, aunque aparentemente la muerte se debió producir días antes, en una zona conocida localmente como El Rincón del Diablo, a menudo utilizada por los contrabandistas debido a su proximidad a México.

Vea: Chicago y Denver desafían a Trump y prometen proteger a migrantes

En tanto, medios mexicanos informaron este lunes que otros dos migrantes murieron ayer al intentar cruzar el río Bravo.

Se trata de dos salvadoreños que fueron arrastrados por la corriente del río. Las víctimas fueron identificados como Alberto Martínez Ramírez de 25 años, y su hija, Valeria Martínez, de un año con 11 meses de edad.

Las autoridades estadounidenses advierten a los migrantes centroamericanos no arriesgarse a cruzar el río Grande, que en estos meses aumenta su caudal por las fuertes lluvias en la región.

En los últimos meses, más de 20 migrantes han perdido la vida al ser arrastrados por las fuertes corrientes del río Bravo.