Más noticias

Se mantiene la suspensión de clases en Ciudad Universitaria y la Unah-VS

Los universitarios se han sumado a las protestas de los médicos y maestros.

Imagen de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula tomada. Foto de archivo.
Imagen de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula tomada. Foto de archivo.

Tegucigalpa, Honduras.

Las clases en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), también denominada Ciudad Universitaria, ubicada en Tegucigalpa, capital de Honduras, continúan suspendidas hasta nuevo aviso, según indicaron las autoridades de esa casa de estudios.

También están sin clases los estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (Unah-VS), ya que los universitarios decidieron tomarse las instalaciones.

Ambos centros educativos están cerrados por el conflicto entre el Gobierno y los miembros de la Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación, estos últimos en protestas desde hace varias semanas.

LEA: Gobierno llama a un nuevo diálogo, pero gremios dicen que no asistirán

Antecedentes

Honduras vivió ayer miércoles una nueva jornada de protestas de un grupo de maestros y médicos que exigen mejorar los sistemas de educación y salud, mientras que el Gobierno convocó para hoy un diálogo nacional.

La manifestación de ayer transcurrió sin incidentes ni enfrentamientos con la Policía, pero alteró los planes de viajes de varios pasajeros que pudieron ingresar al aeropuerto debido a que se mantenía cerrado uno de los carriles del Bulevar Comunidad Económica Europea.

Una situación que contrasta con otros escenarios de batallas entre grupos que protestan, especialmente estudiantes de secundaria y universitarios y activistas de partidos de oposición, con el lanzamiento de piedras, quema de neumáticos y gases lacrimógenos.

Las protestas en Honduras, que comenzaron en mayo, se mantienen pese a que el presidente Juan Orlando Hernández derogó hace dos semanas dos decretos ligados a los sistemas de educación y salud que exigían médicos y docentes, aduciendo que pretendían privatizar ambos servicios y despidos masivos de personal.

El poder Ejecutivo convocó oficialmente a médicos y maestros aglutinados en la Plataforma para la Defensa de la Salud y la Educación a un "diálogo nacional por la Educación y la Salud" a partir de hoy para buscar una solución al conflicto.