Más noticias

Honduras mantiene nota con perspectiva estable

La calificación B1 genera credibilidad en inversionistas para montar negocios en el país y crear fuentes de empleo, señala el Gobierno.

COMPARECENCIA. Wilfredo Cerrato, Rocío Tábora y Miriam Guzmán en la conferencia de ayer.
COMPARECENCIA. Wilfredo Cerrato, Rocío Tábora y Miriam Guzmán en la conferencia de ayer.

Tegucigalpa, Honduras

Moody’s Investors Service anunció ayer que mantiene la calificación de riesgo país para Honduras, en B1 con perspectiva estable.

La determinación provino de “un marco fiscal comparativamente sólido que ha estabilizado la deuda en niveles más bajos que los de sus pares calificados”, pese a las “restricciones de calificación derivadas de instituciones débiles, riesgo político interno y niveles de riqueza comparativamente bajos”, conforme a lo emitido en el comunicado oficial de la firma.

La perspectiva estable refleja la expectativa de Moody’s de que las proyecciones de crecimiento a mediano plazo y el compromiso del Gobierno con políticas fiscales y monetarias prudentes, mantendrán los índices de endeudamiento cercano a los niveles actuales, a pesar de las presiones derivadas de los altos índices de pobreza y las instituciones relativamente débiles.

Otros desafíos
Según Moody’s, el PIB nominal de Honduras, que la agencia estima en $25,000 millones en 2019, es menos de la mitad de la media de $52,000 millones para los soberanos con calificación B1.

Honduras está creciendo más lentamente que los soberanos con calificaciones similares, con un crecimiento anual promedio del PIB real de 3.4% para los próximos tres años en comparación con 4.2% para los B1.

A criterio de la agencia calificadora, “el crecimiento más rápido y sostenido del producto interno bruto (PIB) junto con la disciplina fiscal continua que conduce a una disminución de los índices de deuda del Gobierno, podría generar una presión al alza en el perfil crediticio”.

A la inversa, “si el comportamiento de la política futura no es consistente con los acuerdos institucionales recientemente creados, impidiendo un progreso adicional en la consolidación fiscal y deteniendo las tendencias positivas observadas en los últimos años”, podría surgir una presión a la baja sobre el perfil crediticio de Honduras.

Otros indicadores. Moody’s espera que el Gobierno Central registre modestos superávits fiscales con un promedio del 0.2% del PIB en 2019 y 2020.

Moody’s indicó que la calificación de Honduras se ve limitada por un marco institucional débil, evidenciado por la clasificación baja del país en los puntajes del Indicador de Gobernanza Mundial.

Honduras se ubica en el percentil 10 de todos los soberanos calificados en términos de la efectividad del Gobierno y el Estado de derecho. El riesgo político interno también es un factor relevante, como lo demuestra la decisión del Gobierno de dar marcha atrás en la educación y las reformas de salud que se aprobaron el año pasado después de las protestas contra las políticas gubernamentales.

“La calificación también se ve limitada por el pequeño tamaño de la economía, su grado limitado de diversificación dada la alta dependencia de las actividades basadas en la maquila y la agricultura, y un bajo nivel de desarrollo económico general”, expuso la firma.

No podemos decir que la tarea está terminada, pero estamos en esa ruta y seguimos trabajando.

Miriam Guzmán, directora de la SAR

El recién alcanzado acuerdo del Gobierno de Honduras con el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha sido calificado por la firma como un respaldo a “los esfuerzos de consolidación fiscal implementados desde 2014 y probablemente mejorará la posición financiera de la compañía eléctrica pública”.

Reacciones. En comparecencia de prensa en Casa Presidencial, las autoridades del Gabinete Económico aseguraron que la evaluación de Moody’s es el resultado en la mejora del gasto, las reservas internacionales netas, la política fiscal y monetaria, “buscando como fin último el bienestar de la ciudadanía”.

El boletín de Moody’s señala que Necesitamos diversificar la economía para crecer más.

Rocío Tábora, secretaria de Finanzas

Estamos en una tendencia de estabilización de la política fiscal y de todo el marco macroeconómico del país. Esta calificación la recibimos con bastante satisfacción. Estamos para entrar a un grado de no inversión especulativo, estamos un poco más allá de la mitad del camino en esta clasificación de los países que se organizan por rango de percepción de riesgo de confianza”, explicó Rocío Tábora, titular de la Secretaría de Finanzas.

Asimismo, la funcionaria detalló que la nueva institución tributaria, la estabilización de los ingresos y el control del gasto basado en la Ley de Responsabilidad Fiscal, han sido tres criterios valorados por la agencia de riesgo.

Agregó que los indicadores macro “en medio de esta lucha, porque no se puede llamar de otra manera, de estos sectores que atacan la economía persistentemente, nuestros indicadores están firmes, nuestra consolidación fiscal es seria y esto genera credibilidad en inversionistas para atraer más inversiones y generar empleos”.

Datos:
-5,212 PIB per cápita de Honduras.Es bajo con relación a los $9,804 de la media de los países calificados con B1.
-B1 Calificación de Moody’s.Conforme a la nota, la calificación de riesgo del país es “altamente especulativa”.
-BB- Calificación de S&P Standard & Poor’s evaluó así a Honduras en la calificación hecha el año pasado

Evolución. Al explicar el beneficio para la población a partir de las evaluaciones de las agencias de riesgo país, el presidente del Banco Central (BCH), Wilfredo Cerrato Rodríguez, detalló que “en junio de 2013 si Honduras salía a buscar dinero para financiamiento le costaba 7.5% más un interés entre 2 y 3%”.

Mientras que Honduras le costaba casi 10%, a Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú era cerca de 6.5%. “Hoy el país tiene un menor riesgo país que el promedio de estos seis países”, indicó el funcionario.

Por cada 100 lempiras de inversión en Honduras, 80 vienen de inversionistas privados y el 20 restante del Gobierno, por lo que se requiere que el sector público genere confianza y las condiciones para que el sector privado invierta en el país.

Más evaluaciones.Las autoridades del Gabinete Económico aguardan por los resultados de la evaluación que hizo Standard & Poor’s.

De esa inversión privada, el 70% es nacional y el otro 30% es extranjera. “Entonces el nacional agarra confianza, tiene sus recursos en el banco y los pone a trabajar y el extranjero también viene, ¿y qué pasa cuando viene a trabajar?, crea nuevas fuentes de empleo y aquí es donde podemos decir ‘con eso comemos con esas calificaciones’, porque se genera más empleo y debería mejorarse el nivel salarial si nosotros trabajamos con productividad”, dijo Cerrato Rodríguez.

La directora del Servicio de Administración de Rentas (SAR), Miriam Guzmán, comentó que mantener las notas de riesgo país “permite tener más recursos en concepto de créditos” para ejecutar programas sociales.

Riesgo País Honduras(800x600)
Wilfredo Cerrato, presidente del Banco Central explica como la reducción del riesgo país se ha traducido en condiciones crediticias más favorables para el país.

Asimismo, instó a que todos los sectores asuman una responsabilidad compartida y diferenciada. “A nosotros (el Gobierno) nos tocará seguir trabajando para que las condiciones de inversión sean las apropiadas”.

3 claves sobre el riesgo país: Es el riesgo promedio de las
inversiones realizadas en cierto país.

1

Sobre las agencias

Las agencias calificadoras de riesgo son entidades encargadas de realizar estudios que indican el riesgo crediticio de una entidad o emisión de títulos con el fin de facilitar a los inversionistas la toma de decisiones a la hora de colocar sus recursos.

2

Para evaluar a Honduras

El comité de calificación de Moody’s evaluó de Honduras los fundamentos económicos, incluida su fortaleza económica, la fortaleza fiscal o financiera, de la que también abarcó su perfil de deuda, del que consideró que “no ha cambiado sustancialmente”.

3

Factores positivos

Las reformas estructurales que han fortalecido la resiliencia económica y fiscal de Honduras, y la mejora en la flexibilidad fiscal nacional derivadas de políticas disciplinadas de finanzas públicas han sido vitales para las evaluaciones pasadas.