Más noticias

Honduras y El Salvador retoman acercamientos

La canciller hondureña María Dolores Agüero confirmó a LA PRENSA que “actualmente hay acercamientos recíprocos que esperamos fructifiquen”.

Diplomacia. La Cancillería lidera los acercamientos con su homóloga de El Salvador para mejorar las relaciones con el nuevo Gobierno salvadoreño. Fotos: Andro Rodríguez
Diplomacia. La Cancillería lidera los acercamientos con su homóloga de El Salvador para mejorar las relaciones con el nuevo Gobierno salvadoreño. Fotos: Andro Rodríguez

Tegucigalpa, Honduras.

Los Gobiernos de Honduras y El Salvador a través de sus respectivas Cancillerías iniciaron formalmente los primeros acercamientos para fortalecer la relación bilateral en temas comunes como migración, comercio, inversiones, seguridad fronteriza y combate al crimen y las pandillas, confirmó a LA PRENSA una importante fuente diplomática hondureña.

Ambos países forman parte del Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica, que impulsa Estados Unidos para frenar la migración ilegal hacia su frontera, e integran con Guatemala la unión aduanera regional.

El pasado primero de junio asumió la Presidencia de El Salvador el joven presidente Nayib Bukele, quien durante su campaña política y en sus primeros días como mandatario electo mantuvo una retórica en contra de su homólogo Juan Orlando Hernández, a quien tildó de dictador y haber sido reelecto mediante un fraude electoral.

Presidencia pro tempore del Sica
El Salvador asumió el pasado 5 de junio y por los próximos seis meses la presidencia pro tempore del Sistema de Integración Centroamericano (Sica), que en el pasado semestre había ocupado Guatemala. El presidente Nayib Bukele se estrena al frente del proceso de integración regional en un contexto de una masiva migración a Estados Unidos y un alza de la violencia y la pobreza.

A principios de este año, la Cancillería de Honduras entabló acercamientos con el equipo de transición de Bukele, pero las pláticas se enfriaron debido al intercambio de mensajes altisonantes entre el mandatario salvadoreño y el ministro de la Presidencia, Ebal Díaz. No obstante, esas diferencias aparentemente han pasado a segundo plano, ya que nuevamente las cancilleres de ambos países, María Dolores Agüero y Alexandra Hill, han retomado las conversaciones para apuntalar la relación bilateral.

Confirmado. Consultada sobre esta versión periodística proporcionada a LA PRENSA, Agüero confirmó que se han dado los primeros acercamientos con su homóloga salvadoreña Alexandra Hill. “Actualmente hay acercamientos recíprocos. Esperamos que fructifiquen, dando lugar a una buena relación. Se requiere voluntad política de ambas partes.Lo determinante en una relación es lo que se expresa y hace una vez que los actores asumen formalmente sus funciones oficiales”, expresó.

Loremsmos
-24,000 millones de dólares se estima es el monto del producto interno bruto nominal de Honduras.
-28,000 millones de dólares, cantidad en que se estima el PIB de El Salvador, según el Sica.

La funcionaria amplió que es “misión de nuestros representantes diplomáticos establecer y mantener las mejores relaciones con todos los Gobiernos del mundo. Dicha misión, de acuerdo con nuestra legislación interna y la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, no es exclusiva de nuestros embajadores, incluye a las autoridades centrales de la Cancillería y al canciller”.

Dijo que a través de estos acercamientos se busca priorizar algunos temas centrales como el comercio, el libre tránsito, la seguridad, la migración, la unión aduanera, las relaciones entre el Sistema y otros mecanismos de cooperación, todo dentro del marco de la integración regional y del Sistema de la Integración de Centroamérica (Sica).

dr-apertura-070619.1(800x600)
La inversión, el comercio, el combate a las maras y la migración son algunos de los asuntos que deben abordar de forma conjunta los dos países.

Explicó que en lo bilateral las inversiones recíprocas de uno y otro país contribuyen al acercamiento y fortalecimiento de las relaciones comunes.

Asimismo, dijo que la relación bilateral resulta aconsejable para abordar asuntos migratorios y de cambio climático que preocupan a todos los Estados miembros del Sistema.

Inversiones. Al respecto, el sector empresarial hondureño recibió con beneplácito los acercamientos entre ambas Cancillerías, en vista de que existen fuertes vínculos comerciales y empresariales entre ambas naciones.

Un ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC) indicó que las relaciones entre ambos Estados no pueden verse comprometidas por diferencias de índole personal entre Bukele y Hernández.

“Las relaciones de Honduras y El Salvador son fuertes, y el comercio es vigoroso. Además, Estados Unidos no va a negociar nada con estos países de forma individual si no vamos en bloque como Triángulo Norte. Entonces, ese pleito va a tener que parar”, afirmó el empresario.

Dijo que en ambos países existes fuertes inversiones, pero hay una mayor presencia empresarial salvadoreña en el país.

Desafíos comunes:

1

Migración

Ambos países cuentan con una numerosa y pujante comunidad en Estados Unidos y realizan esfuerzos diplomáticos conjuntos para lograr la regularización de miles de compatriotas amparados en el TPS.

2

Pandillas

Ambos países enfrentan el grave problema de las pandillas, que ha disparado los índices de homicidios e incrementado el delito de narcomenudeo y extorsión.A raíz de este problema social, Honduras y El Salvador son los países más violentos de la región.

3

Comercio

En agosto de 2018, los Gobiernos de Honduras y El Salvador formalizaron la unión aduanera, una iniciativa regional que busca convertir al Triángulo Norte de Centroamérica en la octava economía regional con un producto interno bruto de $120,000 millones anuales.

4

Narcotráfico

A raíz de las medidas de interdección marítima de Estados Unidos en el Caribe y producto de los escudos aéreos y marítimos implementados por Honduras, el tráfico de drogas se ha desplazado al Pacífico, adonde Honduras y El Salvador comparten costas en el Pacífico.

Discurso confrontativo debe quedar en el pasado

Como “correcto y necesario” catalogó Graco Pérez, experto en relaciones internacionales y diplomacia, la reanudación de las conversaciones entre el nuevo Gobierno de El Salvador y su homólogo de Honduras en asuntos de interés común como la migración, el comercio y la seguridad.

“Creo que es correcto y, más que eso, necesario porque se trata de un país vecino con el que compartimos problemas que solo pueden enfrentarse de forma conjunta, por ejemplo, las maras y pandillas, narcotráfico y otros asuntos naturales, como la frontera común y los derechos marítimos en el Pacífico”, reflexionó Pérez.

Por otro lado, indicó que es necesario fortalecer el comercio a través de la unión aduanera y la cooperación bilateral en aspectos de migración por medio de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte y el bloque de México mediante el Plan Marshall para Centroamérica.

En ese contexto, el analista dijo que es importante que se vea a los países del Triángulo Norte como un todo para recibir el apoyo de la cooperación internacional.

Las fechas claves
3 de Febrero 2019
ELECCIÓN. Nayib Bukele, exalcalde de San Salvador, es electo como presidente de El Salvador por el partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (Gana), destronando a Arena y al FMLN.
Marzo de 2019
Transición. La Cancillería de Honduras emprende acercamientos con el equipo de transición de Bukele para limar asperezas con el nuevo Gobierno salvadoreño y fortalecer las relaciones.

5 de abril de 2019
Mensajes. Un intercambio de mensajes en Twitter entre el presidente electo salvadoreño y funcionarios hondureños tensa las relaciones.
1 de junio de 2019
Asume. Con un estilo irreverente y desenfadado, Bukele asume como nuevo presidente de El Salvador.
Mayo-junio de 2019
Acercamientos. Honduras reanuda los acercamientos con el nuevo Gobierno salvadoreño.

“Tener esas diferencias (entre Nayib Bukele y Juan Orlando Hernández) no abona para hacerle frente a todos los problemas comunes”, apuntó.Pérez consideró que el discurso confrontativo de campaña y el intercambio de mensajes a través de Twitter debe quedar en el pasado y ambos mandatarios deben pensar como estadistas para hacerle frente a los problemas comunes y trabajar en conjunto.
“Hay que separar las diferencias personales y los diferentes enfoques que puedan tener los gobernantes y pensar en función de mandatarios de Estado.

También dejar sus diferencias personales y de otra índole a un lado para actuar como estadistas, pensando en función del bienestar de sus respectivas poblaciones”, acotó.