Más noticias

Reviven controversias entre Cohep y SAR por orden de fiscalización

El sector residencial impulsó el crecimiento interanual al registrar 960,000 metros cuadrados construidos y un aporte de 79.7%

 Armando Urtecho, director ejecutivo del Cohep, durante sus declaraciones.
Armando Urtecho, director ejecutivo del Cohep, durante sus declaraciones.

Tegucigalpa, Honduras.

El anuncio de las autoridades del Servicio de Administración de Rentas (SAR) en relación a que han sido emitidas al menos 125 órdenes de fiscalización contra grandes y medianos contribuyentes, generó malestar entre los directivos de la empresa privada.

“Creo que el SAR todavía no se ha dado cuenta del conflicto social que tiene el país y ahora quieren ir a hurgar al macho con vara corta, que es el sector privado”, opinó ayer Armando Urtecho, director ejecutivo del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

El abogado recalcó que si la autoridad tributaria debe hacer el trabajo “que lo haga, pero que no amenacen. Ya se parecen a la mara. No sé cuál es más peligrosa, si la de la SAR o la otra, pero ya basta de que estén jodiendo al sector privado. Si tienen que demandar a alguien, que lo demanden, pero que no estén amenazando”, declaró Urtecho.

Según él, el SAR no se ha dado cuenta que el país atraviesa por una crisis económica, “creen que hay bonanza. Solo porque tienen los salarios a tiempo los funcionarios, no quiere decir que hay bonanza en el país. Les cuesta hacer negocios a los comerciantes y a los industriales, y eso lo saben muy bien, pero se hacen los locos”, manifestó el director ejecutivo del Cohep.

LEA: Sectores respaldan posición de los obispos hondureños

La polémica surgió luego que la directora de la entidad tributaria, Miriam Guzmán, anunciara en reiteradas ocasiones en los últimos días que la meta de recaudación del impuesto sobre la renta (ISR) no resultó como estaba prevista.

Tras análisis hechos, “se detectó que a pesar de haber tenido ingresos altos durante 2018, nos han reportado pérdidas. Ese es el trabajo de la administración y no debe extrañar a nadie”, comentó la funcionaria al ser consultada por medios de la capital tras una jornada de oración celebrada ayer en el SAR .

“La orden de fiscalización ya lleva líneas que inteligencia fiscal previamente ha definido en función del cruce de información y de otros modelos que tenemos ahora”, añadió.

Al respecto, una vez que ese proceso avanza, es emitida la fiscalización y luego dictan al auditor cuáles son las líneas que va a comprobar para cumplir con el procedimiento.

Otros criterios.

En el evento de ayer, el pastor Evelio Reyes habló acerca del fraude fiscal y cómo atenta contra la justicia social y el valor ético de la solidaridad humana, al tiempo de destacar el trabajo de Guzmán y el equipo del SAR en el combate contra la evasión fiscal.

El líder religioso calificó de inmoral no hacer buen uso de lo recaudado y de castigar con impuestos excesivos a quienes invierten, arriesgan, producen y generan empleos, “para regalar a los que, pudiendo, no quieren trabajar o son malos administradores”.

“Es inmoral no pagar o adulterar la declaración para el pago de impuestos, es inmoral exigir más de lo justo o gravar el mínimo vital”, reiteró.