Más noticias

Empresarios hondureños exigen parar graves daños a la economía

Diferentes líderes empresariales piden la aplicación de la ley a los responsables Estos sectores defienden la seguridad de los ciudadanos y la propiedad privada

 Los saqueos y sabotajes a negocios, como los ocurridos en los últimos días en la zona norte, ahuyentan nuevos flujos de inversión local y extranjera.
Los saqueos y sabotajes a negocios, como los ocurridos en los últimos días en la zona norte, ahuyentan nuevos flujos de inversión local y extranjera.

Tegucigalpa, Honduras.

Varios sectores de la empresa privada pidieron ayer a grupos extremistas parar los actos vándálicos, saqueos a comercios y sabotajes a la propiedad privada, porque están causando graves daños al aparato productivo y condenando al país a que no venga la inversión extranjera en momentos en que Honduras la necesita para crecer y crear más empleos.

Al mismo tiempo exigieron al Estado aplicar todo el peso de la ley a los responsables de los hechos violentos, para garantizar la seguridad jurídica a los inversionistas que están generando riqueza en el país y a los potenciales empresarios que tienen previsto ejecutar proyectos de inversión en el corto, mediano y largo plazo.

Las diferentes instituciones empresariales, especialmente las afiliadas al Consejo Hondureño de la Empresa Privada están altamente preocupadas porque en los últimos días los niveles de violencia se han incrementado y no ven que las autoridades castiguen a los responsables.

El nivel de violencia comenzó en el departamento de Colón, donde al menos 62 contenedores de fruta de la Standard Fruit de Honduras fueron incendiados, lo que representó pérdidas de unos 37 millones de lempiras.

LEA: Incendio que consumió 16 carros pudo ser provocado: Bomberos

Luego continuó con saqueos a diferentes negocios en la capital y con mayor incidencia en San Pedro Sula.

Uno de los hechos recientes más deleznables es la quema de al menos 16 vehículos a una empresa subcontratada por la Empresa Energía Honduras (EEH), para la instalación de medidores en la zona norte.fp inversiones 080619(1024x768)

Los actos anteriores comenzaron unos días después que los maestros y médicos convocaron a paros y manifestaciones para reclamar derechos gremiales, y que, al final de las diferentes jornadas, terminaron con hechos al margen de la ley.

El jueves anterior, la Conferencia Episcopal de Honduras (CEH) emitió un comunicado en el que dice “Basta ya” con lo que está ocurriendo y hace un llamado a todos los sectores para que cumplan con el papel que les corresponde a cada uno.

Que se aplique la ley.

El presidente del Cohep, Juan Carlos Sikaffy, uno de los que mayor protagonismo ha tenido en este escenario, pidiendo un alto a la ola de violencia, hizo un llamado enérgico para que diferentes instituciones del Estado, apliquen la ley.

“La posición del sector privado es que se debe aplicar la ley, no es posible que estos actos continúen”, expresó a Diario LA PRENSA el presidente del Cohep.

La seguridad de todos los ciudadanos y de la propiedad privada, debe ser la prioridad de cualquier Gobierno, añadió el entrevistado.

De acuerdo al empresario, se deben imponer medidas ejemplares, para no permitir más actos de esta naturaleza, ya que si estos continúan lo que harán es un grave daño a la economía y al bienestar de las personas, especialmente las que quieren vivir en paz.

“Condenamos cualquier acción de violencia en Honduras”, subrayó Sikaffy, quien el miércoles anterior convocó a la mayoría de expresidentes del Cohep, para que aportaran ideas de solución a la crisis que sufre el país, que luego fueron trasladadas al Gobierno.

FP inversiones2 080619(800x600)
Vehículo ardiendo en llamas.

Inversiones se contraen.

Entretanto, el presidente regional de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), Jimmy Daccarett, dijo que al existir un ambiente de inseguridad, las inversiones se contraen y los nuevos flujos de capital previstos para inyectar la economía se retrasan.

Asimismo, añadió que cuando no hay estabilidad, el mensaje que se envía al exterior es negativo para nuevas inversiones, con la grave consecuencia de que la economía no genera nuevas fuentes de empleo para paliar la pobreza.

Daccarett hizo un llamado a los sectores que tienen reclamos, a plantearlos de la manera más civilizada, y dijo que la mejor vía es el diálogo .

PÉRDIDAS.
Los actos vandálicos y sabotajes han causado pérdidas millonarias en varias ciudades, aún sin cuantificar.

Hay que cuidar la inversión.

La directora de la Fundación para la Inversión y Desarrollo de Exportaciones (Fide), Teresa Deras, también advirtió de la importancia de cuidar el clima de negocios, para que este sea el más apropiado y represente un atractivo que canalice inversión extranjera directa y favorezca la producción nacional.

Advirtió que cualquier acción que cause destrucción y afecte el ambiente de inversiones, es de alta preocupación para el Fide y de todos los sectores que luchan por dinamizar la economía.

Deras señaló que cuando se vive en un clima negativo de forma continua, cuesta mucho recuperar la credibilidad y hay que redoblar esfuerzos para promocionar las bondades del país.

La economista dijo que Honduras no puede darse el lujo de alejar cualquier posibilidad de inversión y por eso en lugar de crear condiciones adversas, lo más indicado es promocionar al país como un lugar donde se puede hacer una serie de negocios.

POLÍTICOS.
Los conflictos políticos continuos mandan señales negativas a futuras inversiones, según varios economistas consultados.

Estancada.

El Consejo Nacional de Inversiones (CNI), a través de sus analistas económicos, señaló que en la última década el crecimiento de la Inversión Directa Extranjera (IDE) ha experimentado una desaceleración.

Los analistas deducen que el crecimiento se ha estancado, bajo el entendido que no hay nuevos flujos de inversión, y que lo que ha existido es una reinversión de las utilidades que reciben las empresas ya establecidas en el país.

Las perspectivas de inversión directa extranjera para lo que resta de 2019 son moderadas y se sitúan en el sector de la maquila, especialmente en la zona norte, donde este rubro emplea más de 120,000 personas.