Más noticias

Ella es la hondureña que se entregó a Migración de EEUU y murió horas después

La ceibeña Dania Karina Contreras viajó junto a sus dos hijos a EEUU sin imaginar que allá perdería la vida. "Comenzó a sentirse mal y a las pocas horas murió".

Dania Karina Contreras buscaba tener una vida mejor en Estados Unidos junto a sus hermanos.
Dania Karina Contreras buscaba tener una vida mejor en Estados Unidos junto a sus hermanos.

Texas, Honduras.

Dania Karina Contreras (40), una inmigrante hondureña y originaria de La Ceiba, se convirtió en una víctima más del sueño americano al morir en un hospital de Texas luego de haber cruzado la frontera.

La mujer fue detenida por la Patrulla Fronteriza en Texas; sin embargo, ese mismo día se sintió mal y fue llevada a un centro asistencial donde la declararon muerta.

La cónsul de Honduras en McAllen, Ana Bulnes, informó que Contreras se entregó voluntariamente a las autoridades estadounidenses, a quienes les manifestó sentirse mal, por lo que fue trasladada de forma inmediata a un centro médico en Eagle Pass (Texas), para que recibiera la asistencia debida, pero falleció y se está pendiente de conocer la causa de su muerte.

"Ella viajó con sus pequeños hijos Emily Nohelia Ramos y Jassiel José Ramos, de 12 y 9 años, entonces se procedió a entregárselos a sus familiares", dijo Bulnes.

Contreras era esposa de su comunicador social en La Ceiba y según se conoció, ella decidió emprender su viaje sin que él se diera cuenta.

Hondureña muerta eeuu(800x600)

No se dio cuenta

Francisco Ramos, esposo de la hondureña, comentó que él no sabía que ella había viajado junto a sus hijos pues estaba enfermo y no había podido visitarlos pues estaban separados.

"Ella me comentó que algún día se iría para EEUU, pero yo le dije que no porque era peligroso, sobre todo con los niños".

La familia Dania decidió sepultarla en Estados Unidos según le informaron al esposo, pues tiene varios hermanos que residen en ese país.

Bulnes lamentó la situación por la que están pasando los menores e hizo un llamado a los hondureños para que no se expongan a los riesgos de la migración irregular, en especial con menores de edad que deben enfrentar situaciones que, además de arriesgar su integridad física, tienen un impacto psicológico.