Más noticias

Envían a prisión a 6 por saqueos y daños a cámaras

La Fiscalía presentará pruebas en contra de los acusados en la audiencia inicial.

VER MÁS FOTOS
A Isis Bu se le supone responsable del delito de robo agravado en perjuicio de una comercializadora.
A Isis Bu se le supone responsable del delito de robo agravado en perjuicio de una comercializadora.

San Pedro Sula, Honduras.

A la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS) en Támara fue remitida Isis Rosaura Bu Jacinto, a quien el Juzgado de Letras de lo Penal de la Sección Judicial de San Pedro Sula dictó la medida cautelar de la detención judicial por suponerla responsable del delito de robo agravado en contra de una comercializadora.

Isis Bu fue detenida ayer miércoles por Agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) ante la mirada de centenares de personas que observaban cómo ella salía de la comercializadora, la cual fue saqueada por un grupo de personas.

Los hechos ocurrieron el pasado martes en horas de la noche en la 7 calle, 9 avenida del barrio Medina cuando una turba de manifestantes ingresó al local, entre ellos Isis Bu, quien confesó que se quedó dormida y al querer salir no pudo porque los candados habían sido asegurados a raíz de los actos delincuenciales.

También fueron capturados William Armando Aguilar García, Ronald Pérez Batiz, Diana Fátima Tábora Castañeda, Milton Alexis Canales García y Oscar Roberto Miranda Álvarez, luego fueron llevados a la audiencia de imputado en la que el juez les decretó la detención judicial.

Según la acusación, Isis Rosaura Bu quedó dentro de una tienda en la que había estado saqueando. Wiliam Aguilar, Ronald Pérez y Diana Tábora fueron acusados por el robo dentro de un supermercado.En el caso de Milton Canales y Oscar Roberto Miranda están identificados en la destrucción de cámaras del 911 en la aldea El Carmen.

Generó gran expectativa y temor

La mujer pudo salir del local a eso de las 10:00 de la mañana cuando los dueños llevaron a un cerrajero, quien con el resguardo de militares, abrió los candados.

Ante esta situación, los dueños de comercios cercanos cerraron sus negocios por temor a que la gran cantidad de personas que allí se concentraban.

A la imputada le leyeron sus derechos mientras la Fiscalía informó sobre los hechos del requerimiento que ante la falta de arraigo, la gravedad de la pena y el peligro a la obstrucción se le imponen las medidas cautelares distintas a la detención judicial.

El juzgado programó la audiencia inicial se programó para las 09.00 de la mañana del lunes 10 de junio del presente año.