Más noticias

La Standard Fruit normaliza operaciones de producción

En encuentro privado, el presidente Hernández prometió investigar quema de contenedores Fusina aumentará su presencia en la zona.

Al menos 16 contenedores fueron quemados y 46 saqueados el pasado viernes en Colón.
Al menos 16 contenedores fueron quemados y 46 saqueados el pasado viernes en Colón.

Tegucigalpa, Honduras.

El presidente Juan Orlando Hernández se reunió ayer en privado con ejecutivos de la Standard Fruit de Honduras con quienes se comprometió a aumentar los niveles de seguridad en la zona de Colón, donde decenas de sus contenedores cargados de bananos, fueron incendiados, causándoles pérdidas millonarias, aún no cuantificadas.

Diario LA PRENSA conoció de una fuente de Casa de Gobierno que la delegación de la Standard fue encabezada por el gerente de Relaciones Laborales, Mauricio Romero.

En la reunión, trascendió, que se notificó a los ejecutivos de la transnacional que el Poder Judicial y la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), arreciarán en las investigaciones para deducir responsabilidades a los culpables del sabotaje a las unidades de transporte de la fruta.

Datos
200 contenedores semanales de bananos produce la Standard en meses de alta producción, según el Sutrasfco.
$16.0 dólares es el costo promedio de una caja de bananos en los Estados Unidos. En Europa, el precio puede llegar al doble.

Operaciones normales. Las operaciones de producción y exportación de la Standard Fruit de Honduras se normalizaron ayer en un cien por ciento en toda la zona del valle del Aguán, después de varios días de tensión, generada por una ola de manifestaciones violentas en varias localidades de Colón que dejaron al menos 65 contenedores de bananos incendiados, que según cálculos preliminares significaron unos 37 millones de lempiras.

El presidente del Sindicato de Trabajadores de la Standard Fruit de Honduras (Sutrasfco), José Alfredo Jiménez, dijo en una conversación con Diario LA PRENSA que las seis empresas de la compañía localizadas en la zona de Olanchito y los campos de Coyoles Central, Yoro, y alrededores, están trabajando a toda su capacidad.

Jiménez dijo que el cese de la violencia significa un respiro para los más de 7,000 trabajadores que se desempeñan en los diferentes campos, de los cuales unos 2,000 son permanentes que, en caso de una suspensión de sus contratos individuales, serían los más afectados.

alfrente10c-060619(800x600)
Las exportaciones de la transnacional bananera se canalizan a través de Puerto Castilla, Colón, con destino a los Estados Unidos, y en algunas ocasiones a Europa.

Según el Sutrasfco, las exportaciones anuales de bananos de Honduras están en un promedio de 35 millones de cajas de las cuales entre 15 y 16 millones se producen en las seis empresas que constituyen la Standard.

La baja de la producción en esa zona ocurrió después del huracán Mitch en 1998, ya que a partir de ese año la mejor opción es Guatemala, donde se están produciendo al menos 117 millones de cajas, dijo Jiménez, quien añadió que contrario a Honduras, ese país tiene la capacidad para aumentar su producción por la calidad de sus tierras.

Hace unos meses, las exportaciones de la Standard abarcaban mangos, pero actualmente sus productos se centran en bananos y piñas.

3 claves del problema: La quema de los contenedores de bananos estuvo precedida de otros actos de sabotaje al transporte de la fruta.

1

SUSPENSIÓN DE CONTRATOS

En horas de la mañana del martes anterior, la Standard pidió al Ministerio del Trabajo la suspensión de los contratos individuales de trabajo, argumentando que no podían seguir operando por la continua quema de sus contenedores de frutas en Colón.

2

SUSPENSIÓN EN ESPERA

En horas de la noche del mismo martes, la empresa emitió un segundo comunicado en el que notificó al Gobierno que debido a que sus operaciones se iban normalizando, la solicitud de suspensión de los contratos individuales quedaba en espera.

3

más seguridad en la zona

Ayer el Gobierno se comprometió con los altos ejecutivos de la transnacional bananera a intensificar su presencia a través de diversos mecanismos, para evitar que se pierdan miles de empleos por culpa de grupos dedicados a ejecutar actos de violencia.