Más noticias

Honduras está en alerta por la fiebre Mayaro

Ni en el país ni en la región hay casos, pero sus síntomas son como los del chikungunya.

El zancudo Aedes Aegypti es el transmisor de varias enfermedades de la familia de las arbovirosis. Es importante destruir sus criaderos para evitar estos males.
El zancudo Aedes Aegypti es el transmisor de varias enfermedades de la familia de las arbovirosis. Es importante destruir sus criaderos para evitar estos males.

Tegucigalpa, Honduras.

Aunque el virus que provoca la fiebre Mayaro nunca se ha detectado en suelo hondureño, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), instruyó a los países miembros, incluyendo Honduras, a instalar cercos epidemiológicos para prevenir la enfermedad.

Existe una alerta por parte de la OPS, respecto a la fiebre del Mayaro que es una enfermedad parecida al chikungunya y se trata de una arbovirosis”, confirmó el jefe del departamento de Arbovirosis de la Secretaría de Salud, Gustavo Urbina.

Acciones preventivas
Las acciones que se están realizando para crear el cerco en contra de la enfermedad son: identificar el cuadro clínico, aplicar las pruebas del virus que genera la fiebre Mayaro, entre otras.
2-5 días suelen durar los síntomas, excepto los dolores articulares que pueden durar meses, afectando muñecas, tobillos y dedos.

El término arbovirosis es utilizado para hacer referencia a una serie de virus que son transmitidos por vectores artrópodos como el Aedes Aegypti, el mismo que puede transmitir la fiebre Mayaro, explicó Urbina.

Este virus fue descubierto por primera vez en 1954 en la cuenca del río Mayaro en Trinidad Tobago, donde se documentaron los primeros cuadros clínicos del padecimiento.Los casos más recientes fueron reportados en abril en los países de Bolivia y Perú, no obstante no hay notificaciones de la fiebre en la región de Centroamérica, expresó en funcionario.

Esta enfermedad causa fiebre, dolor de cabeza, erupciones cutáneas, dolor muscular, dolor de ojos e inflamaciones en articulaciones, manifestó Karla Pavón, experta en epidemiología.

El virus pertenece a la familia Togaviridae, género Alphavirus que se transmite mediante picadura de mosquitos, que residen en los bosques.