Más noticias

Bukele despide a todos los familiares de Sánchez Cerén que trabajaban en el Gobierno

El mandatario salvadoreño despidió a los hijos, nietos, nueras y yernos del ex presidente que cobraban altos salarios en el Gobierno.

VER MÁS FOTOS
Bukele despidió a todos los familiares de Sánchez Cerén que laboraban para el Gobierno de El Salvador./AFP.
Bukele despidió a todos los familiares de Sánchez Cerén que laboraban para el Gobierno de El Salvador./AFP.

San Salvador.

El presidente salvadoreño Nayib Bukele, quien asumió el cargo el pasado sábado, ordenó ayer el despido de nueve familiares del ex mandatario Salvador Sánchez Cerén que laboraban en el Gobierno.

Bukele solicitó a través de su cuenta de Twitter a los ministros de Justicia y Seguridad Pública, Vivienda, y de Trabajo, remover inmediatamente de sus puestos a dos hijos, cuatro nietos, nueras y yernos de Sánchez Cerén.

El nuevo mandatario solicitó también que se "contrate a personas con credenciales para asumir el cargo, o se congelen la plazas y se ahorren sus salarios.

Entre los despedidos se encuentran los hijos del ex presidente: Salvador Antonio Sánchez Villalta y Fátima Carolina Sánchez Villalta, que ocupaban puestos directivos y recibían salarios de 4,000 dólares mensuales.

El nieto de Sánchez Cerén, Luis Antonio Sánchez Mejía, también fue despedido de la Dirección General de Migración, quien percibía un salario similar al de su padre.

La ministra de Vivivienda, Michelle Sol, contestó vía Twitter: "ahorita mismo, presidente".

Vea: Nayib Bukele, el presidente millennial de El Salvador

Pese a que la Ley de Ética Gubernamental de El Salvador prohíbe que los funcionarios públicos contraten, promuevan o asciendan a familiares de hasta cuarto grado de consanguinidad, al menos una decena de parientes directos del ex mandatario laboraban para su Gobierno.

Los despidos se suman a una serie de decisiones tomadas por el polémico mandatario que han sido aplaudidas por la población salvadoreña, como la destitución del director de Protección Civil, Jorge Meléndez, implicado en el asesinato del connotado poeta Roque Dalton en 1975.

El sábado, pocas horas después de jurar en el cargo, Bukele también ordenó retirar de la fachada de un cuartel en San Miguel (este) el nombre del extinto coronel Domingo Monterrosa, uno de los involucrados en la masacre de El Mozote en la que murieron cerca de 1.000 civiles en 1981 a manos del ejército durante la guerra civil (1980-1992).