Más noticias

En 87% bajó la impunidad en homicidios entre 2010 y 2017

Copán, Choluteca, Ocotepeque y Valle es donde más se judicializó.

Tegucigalpa, Honduras.

Ayer se presentó el Segundo Informe sobre la Impunidad en Homicidios en Honduras, que comprende los años de 2010 a 2017.

El estudio revela que la reducción de homicidios en Honduras pasó de 7,172 a 3,866, lo que ha sido un factor determinante para que se incremente el índice de judicialización nacional de un 14% en 2010 a 24% en 2017.

Se redujo además el índice de impunidad que de 96% en 2013 pasó a un 87% en 2017, lo que implica una diferencia de 9% en cuatro años. Esto se debe a la reducción en la tasa de homicidios y el incremento de las sentencias condenatorias de un 25% en el año 2013 a 54% en el 2017.

Claves
1-Impunidad generada a nivel departamental Según el estudio, los departamentos de Cortés y Francisco Morazán son los que inciden en la reducción del índice de impunidad.

2-Confianza y grado
de seguridad reflejada El estudio asegura que mejorarán los niveles de seguridad y se reducirán los homicidios.

En la judicialización departamental se observa que para 2017, los departamentos con mayores incrementos en materia de judicialización fueron: Copán, Choluteca, Ocotepeque y Valle y los que menos reducciones tuvieron fueron Intibucá e Islas de la Bahía. Pero, a pesar de la sustancial reducción de homicidios en 2017, en Cortés y Francisco Morazán hubo menos casos judicializados que en 2012; 16 en Cortés y 46 en Francisco Morazán.

La investigación, la judicialización, la acción del Ministerio Público y simetría en el gasto del presupuesto, son parte del éxito en la mejora de impunidad.

Resultados. El estudio muestra cómo ha evolucionado el comportamiento de los homicidios, así como la impunidad. Los datos se extrajeron de la Unidad de Estadística del Centro de Documentación e Información Judicial (Cedij), del Poder Judicial y los Boletines Nacionales del Observatorio de la Violencia del Instituto Universitario en Democracia, Paz y Seguridad (Iudpas) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah). Los resultados evaluaron la tasa de homicidios, el nivel de judicialización de casos de homicidios y el número de sentencias condenatorias desde el año 2010 al 2017.

“Es un trabajo que realizamos por segunda ocasión, donde hay hallazgos valiosos y es que la impunidad bajó. Hay otros factores como el mejoramiento de calidad de los requerimientos que presenta el Ministerio Público”, expresó Carlos Hernández, coordinador de Transparencia Internacional y de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ).

Hernández aseguró que hay retos en el país, como mejorar las capacidades de los entes de investigación, mejorar la efectividad del Ministerio Público y la profesionalización de los jueces.