Más noticias

Trump planea 'megarredada' de inmigrantes en 10 estados

El magnate busca deportar a 10,000 indocumentados, entre estos cientos de familias inmigrantes.

Los inmigrantes que perdieron su cita en una corte de migración son el nuevo blanco de deportación para el Gobierno de Trump./AFP archivo.
Los inmigrantes que perdieron su cita en una corte de migración son el nuevo blanco de deportación para el Gobierno de Trump./AFP archivo.

Washington, Estados Unidos.

La Administración de Donald Trump está considerando propinar un gran golpe mediático contra la inmigración, informaron este martes medios locales.

De acuerdo con siete fuentes consultadas por el diario The Washington Post, la Casa Blanca intentó implementar en abril una "megarredada" en 10 ciudades para detener a hasta 10 mil indocumentados, y el plan continúa en consideración.

"El propósito, según funcionarios, era hacer una demostración de fuerza para enviar el mensaje de que Estados Unidos iba a actuar más duramente contra los inmigrantes, al incrementar poco a poco las detenciones y deportaciones de inmigrantes recientes, incluidas las familias con niños", apunta el diario.



La Agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés), tenía identificados hasta enero a 2,500 personas que podrían expulsar del país por faltar a sus citas ante una corte migratoria para resolver sus casos.

Según el Post, la reciente purga de funcionarios migratorios en la Administración de Trump ocurrió poco después de que algunos de ellos se opusieran, como la entonces Secretaria de Seguridad Interior, Kirstjen Nielsen y el subdirector de ICE, Ronald Vitiello.

Vea: EEUU traslada a cientos de inmigrantes a Colorado

De acuerdo con el medio, ambos advirtieron a la Casa Blanca que un operativo así podría saturar a los agentes, provocar caos en los registros de menores y también enfrentaría mucha oposición por parte del público.

Tras el desencuentro, el pasado 5 de abril, el magnate retiró la candidatura de Vitiello como director permanente de ICE y a los dos días recibió la renuncia de Nielsen.

En marzo y abril, Estados Unidos detuvo a más de 100 mil inmigrantes indocumentados por mes, cifras no vistas desde 2007.