Más noticias

Emiten alerta internacional contra supuestos violadores de jovencita en La Ceiba

Dos adultos y un menor de edad han sido identificados como sospechosos de haber abusado de la jovencita.

Organizaciones y familiares se manifestaron de nuevo anoche para exigir justicia.
Organizaciones y familiares se manifestaron de nuevo anoche para exigir justicia.

La Ceiba, Honduras

Las autoridades hondureñas emitieron una alerta roja internacional contra los tres sospechosos de violar a una adolescente de 16 años el pasado 20 de abril en La Ceiba.

A casi un mes de haberse cometido este hecho dentro de una casa de playa a pocos kilómetros del municipio de La Ceiba, las autoridades no han capturado a los sospechos, quienes están plenamente identificados.

Investigación
Las autoridades de la DPI de La Ceiba informaron que este caso lo maneja un equipo especial de San Pedro Sula y Tegucigalpa.

Este caso ha conmocionado a muchos hondureños, quienes junto con Flor Sosa, la madre de la afectada, han creado el movimiento “Todos somos Alejandra” para exigir justicia en las calles, redes sociales y medios de comunicación.

“Los requerimientos hace unas semanas se emitieron, ahorita solo estamos esperando que se ejecuten las órdenes de captura para continuar con el proceso; pero las investigaciones continúan porque tampoco se puede descartar que hayan participado otras personas”, explicó ayer Yuri Mora, vocero del Ministerio Público.

Mora aseguró que el requerimiento fiscal es para tres personas: dos adultos y un menor.
“Obviamente no se han capturado porque no se han podido localizar. Las órdenes de captura las emite el juzgado competente y está al tanto la Policía para que las puedan ejecutar”, aclaró.

“Hay alerta migratoria y una alerta roja en Interpol contra las tres personas”, aseguró.

En las redes sociales han estado circulando comentarios que los sospechosos han sido trasladados por sus familias al extranjero, “de eso no puedo opinar, porque la verdad lo desconozco”, aclaró. “Ya están las pruebas científicas, de hecho una prueba demuestra que en la bebida que le dieron a la jovencita había una droga”, confirmó Mora.