Más noticias

Testimonio de Tony Hernández: Los Valle ofrecieron hasta helicópteros para tener gente en el Congreso

Los capos buscaban detener la extradición, dice en su testimonio el ex diputado hondureño Tony Hernández, quien negó haber participado en el tráfico de droga.

VER MÁS FOTOS
En su testimonio, el exdiputado Tony Hernández mencionó que del cartel de los Valle Valle se ofrecieron hasta helicópteros para detener la extradición. En la foto Luis Valle, uno de los cabecillas clan.<br/>
En su testimonio, el exdiputado Tony Hernández mencionó que del cartel de los Valle Valle se ofrecieron hasta helicópteros para detener la extradición. En la foto Luis Valle, uno de los cabecillas clan.

Nueva York, Estados Unidos.

Además de caballos y pistolas, los capos hondureños, ahora recluidos en Estados Unidos, ofrecieron helicópteros y mucho dinero a diputados y aspirantes a diputados con el objetivo de ganar poder dentro del Congreso Nacional con la idea de frenar sus extradiciones.

Esta revelación la hizo Juan Antonio “Tony” Hernández ante un agente de la DEA que lo interrogó en noviembre de 2018 tras ser capturado en Miami, según el testimonio desclasificado recientemente por la Corte del Distrito Sur de Nueva York, al cual Diario LA PRENSA ha tenido acceso.

Con un miembro de la familia Valle “hablé una sola vez con él por teléfono y me dijo que me ofrecía helicópteros; que él estaba apoyando también diputados del Partido Liberal de la zona de Copán y que él lo que quería era tener gente en el Congreso para poder... para poder manejar, obviamente, pues el tema de las extradiciones y todo eso”, respondió, cuando el agente le insistió si él había trabajando con ese cartel del occidente.

Durante el interrogatorio, que duró 1 hora con 18 minutos (de 12:35 del mediodía a la 1:53 de la tarde), el agente, pese a su persistencia, no logró que Hernández le confesara bajo “el proceso de colaboración” si había traficado drogas o realizado negocios ilegales. Para demostrar que no tenía negocios con narcos, el exdiputado le relató al agente que, al contrario, un día retó a Moncho (Ramón) Mata a un enfrentamiento armado porque este lo señalaba de haber recibido dinero del cártel de los Valle.

Hernández, hermano del presidente hondureño Juan Orlando Hernández, le explicó a la DEA que él conoció a la mayoría de capos porque ellos “hacían sus reuniones” en Gracias, Lempira, en un hotel de Mario José Cálix, quien se entregó en enero a Estados Unidos.

En esas reuniones, relató, los narcos llegaban a “tomar” y “llevaban muchachas” e inclusive “ahí pasaron algunas amigas” de él y quien “llevaba la gente” era Cebolla (otro narco, según Tony Hernández).

Para que conociera el nombre real de Cebolla, Hernández le recomendó al agente de la DEA que buscara información en Google “y le aparece”.

Publicamos la segunda parte del testimonio de Juan Antonio “Tony” Hernández tras su captura en Estados Unidos en noviembre de 2018, documento desclasificado por la Corte del Distrito Sur de Nueva York donde es acusado por los cargos de conspiración para importar cocaína del 2004 al 2016, posesión de armas y falso testimonio. La primera y segunda parte fueron publicadas ayer en LA PRENSA. Esta es la tercera parte del testimonio del exdiputado hondureño.

MV1- Entonces, ¿quién más te ha ofrecido dinero?

MV2- Ah ... que yo recuerde, que yo recuerde, pues prácticamente ellos, pero déjeme hacer más memoria. ¿Puedo anotar en algo?

MV1- No. Prefiero (unintelligible)

MV2 No, o sea, para ir ... bueno.

MV1- O sea, El Rojo te ofreció dinero.

MV2- No, sí. El Rojo me ofreció trabajar con él, que trabajara con él.

MV1- Sí. Y él te dijo que estaba mandando las drogas para aquí, a los Estados Unidos. ¿Usted entendió eso?

MV2-Sí

MV1- Entonces ...

MV2-No, y es así la cosa. Así era.

MV1- ¿Cómo que “así era”?

MV2- Para acá la pasaban por Guatemala. Ellos, con sus tragos, se les salían las cosas. Entonces la pasaban por medio de ganado. Ahorita en Choluteca, en la zona sur, se supone que la están pasando en ... en ... ya han encontrado varias ... en las caletas del ... de donde va el ganado arriba en las jaulas porque el olor confunde a los perros. El olor del estiércol. Pero en la zona sur todavía sí hay gente: ese señor Pinto.

MV1- Y los Valles, ¿nunca trabajaste con ellos?

MV2- Eh ... a ellos miré ... también los miré una vez en (unintelligible) en el cumpleaños de Juan Carlos Valenzuela, cuando uno de los oficiales de ...

MV1- Pero no te estoy preguntando si los viste. Te estoy preguntando si trabajaste con ellos.

MV2- No, a mí ...

MV1- ¿Nunca?

MV2- No, ese señor me ha dado miedo a mí.

MV1- Así que nunca trabajaste con ellos.

MV2- No, al único que me mandaban era a Toño Frontera, con pisto y con un teléfono para hablar. Y hablé una sola vez con él por teléfono y me dijo que me ofrecía helicópteros; que él estaba apoyando también diputados del Partido Liberal de la zona de Copán y que él lo que quería era tener gente en el Congreso para poder ... para poder manejar, obviamente, pues el tema de las extradiciones y todo eso.

MV1- Y cuando El Rojo te ofreció trabajar con él, ¿lo aceptaste?

MV2- No

MV1- ¿Nunca le has recibido dinero del Rojo?

MV2- Y a Carlitos, sí. Y él, él una vez ...

MV1. ¿Cómo a Carlitos?

MV2- A Carlitos, sí. Él me dio la yegua. Él me regaló también un reloj ...

MV1- Ajá

MV2- ... un reloj. Era un Rolex. Creo que costaba como cuatro mil o cinco mil dólares.

MV1- ¿Y Carlitos era un trabajador del Rojo?

MV2- Del ... Sí

MV1- ¿Y por qué te estaban dando la yegua y el reloj?

MV2- Era ... la yegua, por el pago, decía él, por el pago de la, de las mensualidades. Pero, obviamente, eso ocurría cinco o seis veces más.

MV1- OK. Entonces, ¿para qué era el pago?

MV2- Era una gratificación, me decía Carlitos, por ser amigo. Y me regalaron un montón de relojes, pistolas ... Me regaló también dos pistolas. El Rojo me regaló dos pistolas.

MV1- ¿Ah, sí? ¿En qué año?

MV2- Sí. Una de ellas inclusive hoy la tengo. Pero en el carnet que está ahí hay una.

MV1- ¿En qué año te la regaló?

MV2- ¿En qué año? Era ... ya se venció ese carnet. Tiene que ser como en el ... unos once años, sí.

MV1- Entonces, los Valles te ofrecieron dinero; nunca lo aceptaste. Y Mario José Cáliz, ¿él te ofreció dinero o participar ...?

MV2- Participar. Pero es cuando empezaba.

MV1- ¿Y participaste?

MV2- Pero es cuando empezaba. Ahora él es una ...

TH2.1(1024x768)

MV1- ¿Y aceptaste?

MV2- No

MV1- ¿Nunca?

MV2- No

MV1- ¿Y él nunca o en algún momento te dio dinero?

MV2- No

MV1- ¿Nunca jamás?

MV2- Él ... él ofreció para las campañas.

MV1- Ajá

MV2- Él ofreció para las campañas.

MV1- ¿Lo recibiste?

MV2- No, le ofreció al alcalde. Al alcalde de Gracias, porque él quería también participar. En el siguiente período sí participó, pero no sé si en realidad el alcalde ... él aceptó. En ese momento él empezaba, pero sí podía agarrar dinero del señor grande que era El Rojo, que trabajaba con él cuando se separaron de Don H.

MV1- Entonces, lo que usted nos está diciendo ahora es que lo único que has hecho es aceptar un caballo y un reloj ...

MV2- Y dos Gluck, Gluck

MV1- Dos Glucks del Rojo.

MV2- Ajá

MV1- Por medio de Carlitos.

MV2- De Carlitos. Y así como lo agarré yo, ...

MV1- Y eso ...

MV2- ... así lo agarraron un montón de gente.

MV1- Ajá. Y eso, eso era un regalo, no necesariamente un pago por algo.

MV2- Se lo regalaban también a gente que no tenían nada que ver en ... en algún tema, si pudiera conseguir información o algo así. Había gente ... había un muchacho, un excompañero de la universidad que tenía una carneada – ahí le regaló más armas, creo, porque a ellos les sobraba el dinero. Lo que menos eran ... ¡pucha!

MV1- ¿Y usted en algún momento le ha suministrado información de operaciones policiales en Honduras a alguien?

MV2- No, porque ...

MV1- ¿Nunca?

MV2- ¿Y quién me las puede proporcionar a mí?

MV1- Yo te estoy preguntando.

MV2- No, por eso le digo: no, porque ¿quién me las pudiera haber proporcionado? Eh ... con los ministros de seguridad y defensa, el único que he pedido una cita para hablar fue el antiguo ministro de defensa, que él ... perdón ... que es el, el ministro de defensa actual, para cuando estaba en el ejército, para poder atender los temas de una venta de ... de ¿cómo se llama? de coderas y trajes tácticos. Pero ellos obviamente tienen sus empresas, sus amigos, y yo le dije: “General, yo le agradezco mucho que me haya atendido”. Y de hablar ... para hablar con un ministro de ... de esa categoría, no es así de fácil que van a atender a un diputado, salvo el diputado Nájera, que él sí, es muy enojado con todo el mundo.

MV1- ¿Cuál?

MV2- El que, el que mencionaron también aquí en la lista de, de ...

MV1- ¿Freddy o Oscar?

MV2- No, no. ¿Oscar no es él?

MV1- Ajá

MV2- Freddy, el diputado, que también se vino.

MV1- ¿Usted lo conoce a él?

MV2- Sí, si éramos compañeros en el Congreso.

MV1- Ajá

MV2- Él me dijo a mí una vez: “No te estés llevando con determinada persona ...” “¿Quién es ‘determinada persona’”, le dije. “Se llama Wilken Montalbán”. El hermano de él estaba también teniendo problemas por eso. “Bueno, pero, ¿y qué pasó con él?” Es que ... ya me estoy acordando de los otros nombres. Este muchacho ... el hijo del primer extraditado. Eh ...

MV1- El primer extraditado fue Carlos Lobo.

MV2- No, el primero de todos, todos, todos. Que fue en los ochentas.

MV1- Ah, yo no sé.

MV2- De Matas. Moncho Matas.

MV1- Ajá

MV2- “Mirá”, me dice, “que esa gente se lleva con Moncho Matas”, me dice, “y te están teniendo una trampa, te están tendiendo una trampa, para que te metan a, a un lío”. “No, mire, le voy a decir: lo único que hace es ejecutarme el proyecto de carreteras. Que él ande en otras cosas o no ... de Wilken me han dicho muchas cosas”, le digo. “Pero él viaja a los Estados Unidos a cada rato. Él, él trabaja con medio mundo, y siempre y cuando yo no sepa cuáles son los negocios secundarios, los primarios de él, a mí lo que me interesa es que desarrolle las carreteras. Si anda en licitación, pues yo dejo los fondos en ... en Finanzas, y que me arreglen la carretera”. Eh ... este señor Nájera, ... Moncho Matas me mandó a decir también con un amigo que yo les había aceptado dinero a los Cachiros, perdón, a los Valle y que ya me tenían en la bolsa. Con el hermano de Marlon, que era mi compañero de bufete. “Tony, vení y decíme, ¿es cierto que vos ya le aceptaste dinero a esta gente?” “¿Quién dice?” le digo. “No, a mí me dijeron donde Moncho Matas”. Porque Moncho Matas en Tegucigalpa andaba por donde fuera. Y él decía que no tenía ningún problema – hasta que los tuvo y se vino a presentar o no sé si lo capturaron. Y algunos bienes se le entregaron nuevamente que se le habían incautado allá en Honduras, pero el resto quedaron incautados. Y cuando él me mandó a decir eso ... ese mismo día estábamos bebiendo y le dije yo: “Decíle”, le digo, “que nos miremos en algún lado y que nos volemos la madre (unintelligible) vos andás con cincuenta personas y yo con seis muchachos (unintelligible)” pero yo le digo: “¿Por qué anda diciendo eso de mí?”

A los dos días mi hermano me llamó y me dijo que tenía, que qué tenía que andar diciendo cosas a ese señor; que iba a terminar muerto o comprometiendo a la gente que yo andaba conmigo. Y total, gracias a Dios, nunca me pude encontrar con ese muchacho, pero, bueno, no le hubiera dicho nada; allí era porque estaba con mis tragos, pero sí, él ... él siguió trabajando todo el tiempo después de muerto su papá y tenía una relación con Wilken.

MV1- Tony ...

MV2- Y he mencionado varios nombres ahorita de los que están. Y he ido refrescando la memoria. Están los Valle, están los Cachiros, está Moncho Matas; está Freddy Nájera; está este señor Pinto, que no lo han agarrado; está el otro de Copán, que fue alcalde, ¿cómo se llama?, Chander le dicen.

MV1- Chander ...

MV2- Chander y Vi... y el hermano, Hugo Ardón, que andan huyendo, supuestamente.

MV1-¿Tú los conoces a ellos?

MV2- A Hugo sí

MV1- ¿Y ellos son narcotraficantes?

MV2- Pues, el hermano, sí

MV1- ¿Cuál hermano?

MV2- Chander

MV1- ¿Cómo sabes que él es narcotraficante?

MV2- Ah, pues, ... un montón de cosas. En El Espíritu, él tenía sitiado a todo el pueblo con cámaras de seguridad. No podía entrar la policía, no podía entrar nadie. Nada. Y todo el mundo sabía de que él, él estaba en esos temas, Cuando sale el tema de la ... de los proyectos esos de (unintelligible) allí asumo que estaba involucrado Hugo Ardón, porque él estaba en Fondo Vial. Hizo proyectos grandes de Fondo Vial. Y él siguió trabajando en Fondo Vial. Y él viene a comprar volquetas aquí, pero carísimas, que con un sueldo de un funcionario allá, en la vida va a comprar una volqueta, una de ésas. Y ejecutó proyectos enormes y, pues, no sé el fondo de qué sacaron.

MV1- ¿Y tú entiendes bien que simplemente conocer a gente involucrada en el narcotráfico no es suficiente o no es prueba para levantarle cargos a una persona?

MV2- Pues asumo que aquí no.

MV1- No. Según lo que tú me has dicho ahora en esta declaración donde nos informaste que querías colaborar, es que solamente conoces a varios narcotraficantes. Te han ofrecido participación en vueltas o dinero y nunca has aceptado.

MV2- Sí acepté los regalos que... Sí

MV1- ¡Ah, perdón! El caballo y las dos armas ...

MV2- Las dos armas, directamente del Rojo

MV1- Ajá

MV2- Y el caballo y el reloj, de Carlitos. Pero yo quiero explicarle algo más. O sea, ellos no sólo le regalaban a gente ...

MV1- Sí, sí; yo entiendo. Les regalaban a muchas personas. Yo entiendo.

MV2- Entonces el dinero les sobraba.

MV1- Entonces ...

MV2- El dinero les sobraba.

MV1- Entonces, en tu mente, lo único que posiblemente te puede haber puesto en esta situación aquí, ahora, es haberle aceptado esas cosas del Rojo.

MV2- No; está la grabación de los Cachiros.

MV1- Ajá

MV2- Que ustedes la tienen en su poder y ahí, de narcotráfico, ellos no dicen nada, ni si se les recibió o no, porque no se les pagó nunca. Nunca se les pagó eso. (Unintelligible) ahí están. Porque esas cuentas se ordenó a Finanzas que no las, nos las descargaran, por lo que había dicho el presidente Obama.

MV1- Pues, entonces, ¿cómo piensa usted que vas a proceder en este proceso ahora?

MV2- No ... usted ...

MV1- ¿Qué usted piensa que va a pasar ahora?

MV2- No, pues, ...

MV1- ¿Qué esperas que va a pasar? Porque tienes cargos de narcotráfico, ¿OK?

MV2- Ajá

MV1- Y tienes dos opciones: te declaras culpable e intentas cooperar o te declaras no culpable y vas a juicio a enfrentarte contra las pruebas. ¿Cómo piensas?

MV2- Bueno, pues, eh ... yo quiero colaborar en todo, en todo, pero, ¿cómo, cómo me explico?

MV1- ¿Quieres ver las pruebas primero?

MV2- Pues sí. No, porque ... bueno, sí. Si usted las tiene, usted dígame qué ... Así como me dijeron la vez pasada: “¿Usted se acuerda de esto?” “Huy”, digo, “sí. Obviamente soy yo”. Me quería acordar dónde era. Nunca jamás se me olvidó que fue en Denny’s. Ahí estuvimos y ...

MV1- Porque, porque se me, se me hace que usted es una persona que va a necesitar ver las pruebas contra usted antes de admitir lo que has hecho.

MV2- Así como me enseñó ésas ... yo ahí le puedo decir ...

MV1- Porque, por ahora, no ... yo no he visto realmente que ... que estás intentando colaborar en el sentido de decir: “Sí, yo he participado en narcotráfico. Yo he trabajado con estas personas y éstas son personas que son narcotraficantes fuertes. Que yo estoy dispuesto a colaborar, colaborarles a ustedes contra ellos”. Eso es un ejemplo solamente.

MV2- Pero, ¿cómo, cómo, cómo le explico? ¿Cómo le explico?

MV1- Porque yo te puedo decir en este proceso lo que va a pasar es …
(Unintelligible) Porque con los fiscales los cargos son serios. Uno, o acepta los cargos ... en los otros fiscales ... en los otros fiscales ... acepta los cargos, ¿verdad?, es el primer paso. “Sí. Yo hice eso y éste, ésta es mi historia; así es como lo hice, con quién, ... empecé este año, etcétera, etcétera.” Entonces, ahí es como se empieza el proceso de colaboración. La colaboración no es: “Ah, OK, aquí estoy, dispuesto a lo que ustedes quieran”. Así no funciona, porque te puedo decir que los fiscales no van a aceptar eso.

MV2- Bueno, pero volviendo al ejemplo ése ...

MV1- Ajá

MV2- ... ¿Cómo yo le voy a decir que sí a eso, si no cierto?

MV1- OK. Usted puede decir eso, pero ...

MV2- O sea, los otros temas, usted no ...

MV1- ¿Cómo cree usted que nosotros llegamos a eso?

MV2- No, obviamente con información; obviamente con, con investigación. Eh ...

MV1- ¿Coincidencia ...

MV2- No

MV1- ... entonces?

MV2- No, pero, pero volvamos a la, a la pregunta que yo le hacía: ¿cómo voy a poner mi nombre?

MV1- Ése no es tu nombre. Eso es un diseño.

MV2- Son mis iniciales: T H

MV1- Bueno, si uno no sabe ... Bueno, yo miro eso y puede ser un diseño también.

MV2- No; hay alguien ahí que ...

MV1- Usted de inmediato dijo: “T H”.

MV2- Sí. Eso ya lo había escuchado yo. Que andaban ...

MV1- Ah ¿sí?

MV2- Sí, que andaban diciendo eso e inclusive lo de las caletas en Santa Bárbara. Que yo tenía un taller de caletas en Santa Bárbara. ¡Ah! En Santa Bárbara también hay otro muchacho. Mire que yo le estoy proporcionando nombres. Obviamente, ya ustedes lo manejan. Gente que conocí también con el Rojo. Este muchacho ... Chaguito ... el papá fue alcalde Santa Bárbara. Déjeme acordarme del nombre. Vladimir Paredes.

MV1- ¿Vladimir Paredes?

MV2- Sí. Él trabajaba con ellos también. Con don H.

MV1- ¿Sí?

MV2- No sé si ya lo detuvieron o no. A él lo conocí ... dos, dos veces.

MV1- Pero, por ser alguien que nunca recibió dinero y nunca prestó apoyo, tú sí has conocido a muchos narcos.

MV2- Sí

MV1- Te tienen bastante confianza.

MV2- Sí, en Gracias llegaban.

MV1- Sí, pero, ...

MV2- En Gracias, la habían reclutado prácticamente ellos.

MV1- Siendo yo, yo tendría miedo de estar con una persona como usted ... Sí, ... es un peligro.

MV2- [Risa] Ellos hacían sus reuniones allá, en la Finca del Capitán. Ahí donde Mario José Cáliz. Ahí las hacían y ahí, ahí conocí a la mayoría de ellos.


LEA: Primera parte del testimonio de Antonio Tony Hernández tra ser capturado

LEA: Segunda parte del testimonio de Tony Hernández

LEA: La última parte del testimonio de Tony Hernández en Estados Unidos