Más noticias

Identifican a padres de menor hondureño abandonado en EEUU   

El menor logró comunicarse con las autoridades en McAllen.

El pequeño fue identificado como Wilmer Faustino Balderramos Ávalos.
El pequeño fue identificado como Wilmer Faustino Balderramos Ávalos.

Texas, Estados Unidos.

La vicecanciller de Honduras, Nelly Jeréz, informó que se han identificado a los padres del menor abandonado en un albergue para menores migrantes en McAllen, Texas.

El niño fue dejado en el lugar por un sujeto que lo utilizó como escudo para ingresar a Estados Unidos; al momento de ser interrogado manifestó que familiares en Honduras se lo habían entregado para trasladarlo hasta dicho país.

Según informó la vicecanciller, el menor logró establecer conversación con la cónsul en Texas, Ana Bulnes, identificándose como Wilmer Faustino Balderramos Ávalos.

"Tras recibir esta información buscamos en la base de datos del Registro Nacional de las Personas y encontramos su partida de nacimiento. El niño tiene 8 años de edad", detalló Jeréz.

Los nombres de sus padres son Faustino Balderramos Dubón y Berta Ávalos Ávalos. Ellos son originarios de Santa Rita, Copán, según la información.

"A través de los medios de comunicación queremos dar con sus padres para poder entregarles su hijo. Estamos haciendo la investigación correspondiente para saber cómo fue que la persona que lo tenía lo trasladó hasta dicho lugar y si está vinculado con alguna red de trata de menores", dijo la vicecanciller.

En 2014 se vivió una crisis de menores migrantes que, según datos oficiales estuvo a punto de repetirse en el 2018.

En el primer año mencionado, 18,200 niñas y niños fueron detenidos mientras viajaban solos hacia Estados Unidos, informaron las autoridades de ese país. Para el año pasado, unos 9,000 fueron los retenidos.

Durante la travesía, los menores se exponen a grandes riesgos que incluso pueden acabar con su vida.

Esta semana se reportó el fallecimiento de un menor identificado como Ezequiel Bonilla (7) mientras intentaba llegar a EEUU.

Bonilla murió ahogado en el Río Bravo mientras era esperado por sus padres que llegaron primero a tierras norteamericanas y se alojaron en Atlanta.