Más noticias

Apagones de energía golpean a dos millones de hondureños

El Gobierno estima que con la compra de búnker se mitigará la crisis en Atlántida

La demanda nacional aumenta 10% cada año. Durante el verano se incrementa la demanda.

San Pedro Sula, Honduras

Unos dos millones de hondureños han sufrido desde desvelos hasta problemas económicos a consecuencia de los apagones ocurridos en la última semana en gran parte del territorio nacional.

El departamento de Atlántida, donde radican alrededor de 478,876 habitantes, más del 60% de la población, ha resultado afectada por los prolongados cortes de energía eléctrica, según estimaciones de la Cámara de Comercio e Industrias de Atlántida (CCIA).

“Estos apagones han afectado a toda la población de La Ceiba, Jutiapa y El Porvenir. Tela aún no está sufriendo. Seguimos sin tener energía y aún no tenemos una explicación clara sobre el problema”, dijo Raúl Ponce, presidente de la CCIA.

El dirigente empresarial mantuvo comunicación con la designada presidencial María Antonia Rivera, sin embargo, hasta este día, desde su punto de vista, el gobierno aún no les ha ofrecido una solución inmediata.

“Seguimos con los cortes de energía en varios circuitos. No hemos llegado a acuerdos, ni soluciones, ni temas de apoyo. Queremos que el gobierno alivie el déficit energético y que mañana (hoy) nos digan cuál es el problema toral. Vamos a comprobar si el búnker para La Ceiba está abastecido en un cien por ciento”, dijo.

jt-luzAPERTURA-090519 (3)(800x600)
Los habitantes de la Céleo Gonzales, Rivera Hernández, Jucutuma, Ticamaya y otras colonias del sector sureste de San Pedro Sula registran pérdidas económicas por los apagones.

Producción golpeada

En Colón, departamento que depende de la producción de energía de la planta térmica incendiada en La Ceiba, los comerciantes y empresarios comienzan a flaquear por las pérdidas económicas ocasionadas por las interrupciones.

Raúl Reyes, gerente de la Asociación de Citricultores de Sonaguera (Acison), informó que las tres plantas procesadoras “están siendo afectadas porque estas deben tener el jugo congelado”.

“En las últimas dos semanas hemos tenido cortes en la mañana, tarde y noche. Los cortes de la noche han afectado porque no hemos tenido personal para prender los generadores”, dijo.

En la medida que transcurren los días se acentúa la incertidumbre y la preocupación entre los más de 340 mil habitantes de Colón en vista de que ni los alcaldes reciben llamadas de autoridades del gobierno central.

“Todo Colón están en crisis. De hecho, la economía ya es un desastre, especialmente en Sabá. Los productos se están arruinando. Los negocios cierran porque no están vendiendo. Le hacemos un llamado al gobierno para que haga algo para este departamento”, dijo Elin Acuña, alcalde de Sabá.

Acuña, durante una entrevista telefónica con Diario LA PRENSA, aseguró que no ha escuchado “a ningún diputado del departamento pronunciarse a favor del pueblo”.

Al igual que en Atlántida y en Colón, en Yoro, alrededor del 50% de la población (de un total de 622 mil) ha resultado afectada, de acuerdo con cálculos de comerciantes y autoridades locales. En Olanchito, con más de 116,000 habitantes, por ejemplo, “ha habido entre dos y tres apagones al día, la energía que llega es producida en La Ceiba y en una hidroeléctrica de Olancho”, aseguró el alcalde Tomás Ponce.

70
megavatios aportará la planta de La Ensenada que operará a partir de junio.

“Esto es terrible. Las actividades colapsan, todas las iniciativas se cortan y el circulante disminuye notablemente. Nosotros no hemos recibido ninguna comunicación del gobierno. Mañana (hoy) pretendemos reunirnos con la cámara de comercio para tomar algunas acciones.

La Enee anunció que ya resolvió el problema, pero eso es pura publicidad porque los apagones continúan”, dijo.

En San Pedro Sula, más de 200 mil habitantes del sector sureste continuaron ayer quejándose por las dilatadas interrupciones de energía que, de acuerdo a los argumentos de la Empresa Energía Honduras (EEH), son una consecuencia de sobrecargas por el aumento del consumo.

En un comunicado emitido ayer, EEH señaló que ha habido un alza en el consumo, pues muchas personas “de manera ilegal acceden a las redes y hacen uso indebido del servicio” y “esta situación se ha incrementado de manera exagerada en las últimas semanas debido a las altas temperaturas”.

claves del problema

La Ceiba
El gobierno decretó la compra de búnker para generar energía en una planta de la Enee. La falta de búnker y el incendio en la terminal de Laeisz son las causas de los apagones en la ciudad.

Sonaguera
Sonaguera, Tocoa y todos los municipios de Colón también son golpeados por los apagones derivados por la falta de suministro de búnker y por el incendio de la planta de La Ceiba.

SPS
Las altas temperaturas y el hurto de energía son las dos causas de los apagones en las colonias del sector sureste de San Pedro Sula, según autoridades de la Enee y miembros de EEH.

Olancho
El consumo ha aumentado por las altas temperaturas. La línea de transmisión que va de Tegucigalpa a Juticalpa no traslada la suficiente electricidad para cubrir la demanda.

JT reunion 090519(800x600)
La Enee y EEH prometieron solventar el problema a más tardar este fin de semana.

Soluciones

En Tegucigalpa, entre lunes y martes, miembros de la junta directiva de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee), Secretaría de Energía y la designada presidencial, Rivera, sostuvieron reuniones para encontrar soluciones a esta crisis que se agudizó luego de que un incendio destruyera tres generadores de la planta térmica de Grupo Laeisz en La Ceiba.

1,860,776
clientes registra dentro del sistema la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) en el país.

“El presidente Juan Orlando Hernández firmó un decreto de emergencia para que la Enee compre el búnker para una planta de la Enee y no para Comercial Laeisz. Esta es una medida de corto plazo para solucionar el problema en Atlántida. El decreto salió hoy (ayer) publicado. En junio entrará en operación una planta térmica de La Ensenada”, dijo Rivera.

La designada expresó que “el presidente Hernández está consciente de esta problemática. Él ordenó a la junta directiva de la Enee, a la Secretaría de Energía y a todos los funcionarios relacionados con el tema a buscar una solución de manera inmediata”. Para solventar la crisis en Olancho (con 500,000 habitantes), el gobierno le asignó la tarea a Jesús Mejía, gerente de la Enee, de buscar a un generador térmico en la zona oriental.

En San Pedro Sula, en la tarde de ayer, representantes de la Enee y EEH le prometieron a dirigentes de patronatos del sector sureste que a partir del sábado gozarán de un fluido eléctrico permanente. Leonardo Ramos, coordinador noroccidental de la Enee, le explicó a los periodistas que van a aumentar la potencia de una estación móvil para garantizarle el servicio al sector Rivera Hernández, Jucutuma y Ticamaya.