Más noticias

Drama: Migrantes hondureños cruzan el río Bravo con piscina y flotadores

La piscina inflable fue utilizada como lancha para transportar a cuatro niños; en total eran once los hondureños.

Los niños comenzaron a llorar cuando vieron que la situación se puso en peligro.

Frontera México - Estados Unidos.

Un grupo de migrantes hondureños intentó llegar a Estados Unidos desafiando la corriente del río Bravo, que sirve como frontera con México.

Cuatro menores de edad (3 niñas y un niño) y siete adultos (5 hombres y dos mujeres) fueron grabados este miércoles 2 de mayo cuando con una piscina y flotadores intentaron cruzar de forma ilegal desde Piedras Negras, Coahuila, a Estados Unidos.

Lea: Rescatan a 66 migrantes hondureños retenidos por traficantes en México

A los menores los subieron a la alberca inflable que fue utilizada como lancha, mientras que los migrantes mayores se auxiliaron de un neumático y un flotador para no ahogarse.

Las imágenes fueron transmitidas en Facebook Live por la página Valedor teve Piedras Negras; el reportero de esta cuenta acompañó a los hondureños y compartió en vivo el video de impacto.

migrantes.1219(1024x768)
Una niña lloraba por su mamá al ver que se quedaba atrás del grupo mientras la corriente los arrastraba. Fotos captura de pantalla.

Antes de iniciar la travesía, el grupo de centroamericanos se reunió para hacer una oración y encomendar a Dios su paso por las turbias aguas del río Bravo. Luego usaron como puerto unas plataformas de cemento que están bajo las bases del puente que cruza la frontera.

Video: Así burlan los inmigrantes el muro de Trump en Texas

Las imágenes hablan por sí solas: el riesgo es alto y es una acción en la que personas que no saben nadar pueden morir ahogadas.

Para dar ánimos al grupo, uno de los jóvenes invitó a otro a entonar cánticos cristianos y pedir a Dios su protección.

Después de un tiempo el agua comenzó a inundar la improvisada lancha; una niña lloraba y la preocupación se apoderó de una parte del grupo. Entre tanto, el reportero seguía transmitiendo en vivo.

migrantes2.75(1024x768)
Cuatro niños fueron subidos a la improvisada lancha inflable.

El video evidenció que la corriente del río Bravo es fuerte. Los 11 migrantes fueron arrastrados por el caudal y a pesar de que los hombres pataleaban, el avance era poco. Si cruzaban, al otro lado ya los esperaban agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

Los migrantes hondureños decidieron nadar hasta un especie de islote, adonde planeaban darle un descanso a los niños y sacar el agua de la piscina, que ya estaba casi llena y a punto de hundirse.

Cuando pensaban en el segundo intento de cruzar el río, un aerobote de Grupos Beta, del Instituto Nacional de Migración de México, llegó para rescatar a los migrantes hondureños.

migrantes4.14(1024x768)
Los hondureños fueron arrastrados hasta un especie de islote; allí planearon su segundo intento por cruzar.

"Ya vieron los riesgos... ¿se dieron cuenta del niño de 10 meses que murió ahogado hoy?", dijeron los agentes migratorios a los centroamericanos, al tiempo que les ofrecieron devolverlos a México y darles espacio y comida en un albergue.

Después de un tiempo de escuchar las advertencias de lo que les podría pasar si decidían aventurarse nuevamente, los hondureños aceptaron la ayuda mexicana y se subieron al aerobote.

Ya en las orillas del río, dijeron que intentan llegar a Estados Unidos porque vivían en pobreza en Honduras; pero también uno de ellos recomendó a los demás migrantes no hacer lo mismo que ellos acababan de pasar.