Más noticias

El país también debe presentar al FMI plan de rescate de Hondutel

La telefónica arrastra pérdidas de L242 millones Un socio estratégico puede ser su salvación. El Gobierno pidió a la gerencia de Hondutel un nuevo modelo de negocios.

ACTIVOS. Los activos fijos de Hondutel, como edificios, aún le dan un gran valor a la estatal.
ACTIVOS. Los activos fijos de Hondutel, como edificios, aún le dan un gran valor a la estatal.

Tegucigalpa, Honduras.

Tras varias décadas de ser la caja chica del Gobierno que alimentaba las voraces gargantas financieras de otras dependencias del Estado, la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel) se convirtió en un barril sin fondo que la tiene sumergida en una bancarrota que nadie quiere declarar oficialmente.

El paracaídas que tanto esperan sus autoridades no llega ni se ve en el horizonte porque todos los signos gubernamentales indican que no hay ningún interés por recuperarla y su muerte total, aunque lenta, parece segura, a menos que ocurra algo sorprendente.

Además
1Según el plan general de rescate de la actual gerencia de Hondutel, se necesitan unos 735 millones de lempiras para trabajos de mediano y largo plazo.

2De enero a la fecha, la estatal eléctrica ha perdido más de 4,000 clientes de telefonía fija a nivel nacional; pero ha ganado nuevos abonados de Internet.

3Hondutel tiene más de 700 kilómetros de fibra óptica a nivel nacional; pero apenas supera los 23,000 suscriptores de Internet.

La cruz que más simboliza la caída de la otrora poderosa Hondutel es su pérdida acumulada de 242.4 millones de lempiras registrados en su estado de resultados en los primeros tres meses del año.

La estatal registra 15 meses continuos de números rojos que cada día engruesan el déficit que al final tendrá que cubrir el Estado.

A la deriva. Para varios economistas entrevistados por LA PRENSA, la caótica situación de Hondutel es la consecuencia de haberla dejado a la deriva en un mercado donde la tecnología es la mejor herramienta para competir en igualdad de condiciones.

203.9
millones de lempiras perdió Hondutel en 2018. Ese año en el mes que más perdió fue en junio, con 33.7 millones

También es la consecuencia de mantener un alto volumen de recurso humano que supera con creces al personal con que cuentan las otras compañías que compiten con los mismos servicios.

Aunque con menos incidencia que la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee), Hondutel también es uno de los escollos que tiene el Estado para acelerar un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), vital para que Honduras sea sujeto de nuevos créditos de la comunidad financiera internacional, tanto a nivel del Gobierno como del sector privado.

La economista Teresa Deras expresó que “hasta donde yo entiendo, una de las condiciones del FMI para firmar un nuevo acuerdo es que haya un plan de mejoras de las finanzas de Hondutel para que este sea suscrito”.

L100
millones requiere Hondutel para inversión urgente, pero el Gobierno se niega a servir de aval para obtener esos fondos en la banca.

Deras está convencida que la calamitosa situación de esa empresa radica en un problema grave de administración.

La economista señaló que en Hondutel no se hicieron los correctivos en el momento indicado, y ahora todo depende de las prioridades del Estado y la manera en que manejen la situación para que la empresa no termine de hundirse.

La estatal se volvió obsoleta: Rubén Sorto

TEGUCIGALPA. La muerte lenta Hondutel se debe a que no ha recibido inversión para actualizar su tecnología.La industria de las comunicaciones todos los días experimenta una serie de transformaciones a una velocidad vertiginosa, lo que significa que la tecnología de hace cinco años hoy es obsoleta.

Durante mucho tiempo a esa empresa no se le regresó las enormes utilidades que le generó a los Gobiernos durante varias décadas.Ahora se convirtió en una empresa con una operatividad rezagada frente a las compañías con las que compite en el mercado.

Como ejemplo, una empresa que maneja hasta cuatro millones de líneas telefónicas, necesita unas mil personas; en cambio, Hondutel que maneja más de 300,000 líneas requiere de unos 2,500 empleados.
Yo dudo definitivamente que las autoridades reciban la inversión que están solicitando al Gobierno.
A estas alturas, Hondutel tiene que ser reinventada, y se debe comenzar con la inyección de mucho capital, para innovar su tecnología.

Hoy se está hablando de tecnología 5G en telefonía celular, y Hondutel no la puede ofrecer porque no cuenta con la infraestructura, ni muchos con un plan estratégico y los fondos necesarios para ponerla en marcha.