Más noticias

México redobla seguridad tras choques con migrantes

Miembros de la caravana agredieron a policías en un albergue.

VER MÁS FOTOS
Los migrantes lanzaron piedras y botellas a policías que no les permiten abandonar albergue. AFP
Los migrantes lanzaron piedras y botellas a policías que no les permiten abandonar albergue. AFP

Ciudad de México.

Las autoridades mexicanas desplegaron un fuerte dispositivo de seguridad en toda la carretera federal desde Tapachula, en el estado de Chiapas, hasta el estado de Oaxaca, donde cientos de policías federales y funcionarios del Instituto Nacional de Migración (INAMI) establecieron retenes para controlar el éxodo migrante.

La medida surge tras la llegada de una nueva caravana al país, el pasado fin de semana, que encendió las alertas luego de que más de 300 migrantes ingresaran por la fuerza a territorio mexicano tras agredir a policías federales.

Ayer, el Inami tuvo que desplazar su personal que estaba ubicado en el municipio de Mapastepec, a 105 kilómetros de Tapachula, tras una trifulca que hubo en el interior del albergue en el que se hospedan unos 1,000 migrantes por el retraso en las entregas de las visas por razones humanitarias.

Las claves
1 El Gobierno de Donald Trump presiona a México para frenar las caravanas de migrantes, que considera una amenaza de seguridad nacional para EEUU.

2Obrador suspendió la entrega de una visa humanitaria que permitía a los migrantes centroamericanos entrar y trabajar en México ante el aumento de caravanas.

Según medios mexicanos, los centroamericanos agredieron verbalmente y lanzaron piedras y botellas contra policías y personal del Inami que les atendía.

“Por razones de seguridad, el proceso de registro que se estaba levantando en el auditorio del municipio de Mapastepec se trasladará a otro sitio cercano que cumpla con mejores condiciones”, informó la entidad en un comunicado.

Ante la nueva ola migratoria, el titular de la Comisión Internacional de los Derechos Humanos (CIDH) en la zona, Erik Francisco López, recomendó al gobierno federal prevenir el ingreso de maras en el país.

Pandilleros. “Los países de Honduras, El Salvador y Nicaragua han realizado operativos donde han detenido a más 150 maras, por lo que la comisión recomienda al Gobierno de México tomar las medidas correspondiente para asegurar la integridad de los ciudadanos de la frontera sur”, aseveró.

En tanto, el grueso de la caravana que ronda los 3,000 migrantes se instaló anoche en un parque la ciudad mexicana de Tapachula, fronteriza con Guatemala, desde donde emprenderán la madrugada de este lunes su camino hacia Estados Unidos.

Paralelamente, sigue el flujo de personas procedentes de Honduras, El Salvador y Guatemala que cruzan el fronterizo río de Suchiate para entrar en México, donde el Gobierno ya comenzó a tomar medidas para desalentar la migración. Ayer, el Inami confirmó la deportación de 204 hondureños, entre los que se encontraban varios menores de edad.