Más noticias

El "Juego de Tronos" comienza su partida final

La esperada octava y última temporada de la aclamada serie de HBO, estrenó su primer episodio

Jon Snow (Kit Harington) y Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) disfrutan un momento de calma antes de la tormenta que se viene en esta épica historia.
Jon Snow (Kit Harington) y Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) disfrutan un momento de calma antes de la tormenta que se viene en esta épica historia. / Foto: HBO

Redacción LP

La espera terminó. Después de año y medio de sequía, la octava temporada de la aclamada serie de HBO, “Juego de Tronos”, emitió por fin el primero de sus seis episodios.

Millones alrededor del mundo sintonizaron para conocer cómo les va a Jon Snow, Daenerys Targaryen y a toda su gente en su lucha contra el ejército de los muertos liderados por los Caminantes Blancos y su Rey de la Noche.

Si no has visto este primer capítulo, lo que sigue a continuación es un resumen de la trama, así que si no deseas enterarte hasta haberlo visto, este es el momento para dejar de leer. Quedas advertido.

AVISO DE SPOILER

Si hay que resumir el capítulo en una palabra, esta sería “impresionante”.

Desde la llegada de los ejércitos de la reina Targaryen, hasta las intrigas palaciegas que, fieles a la tradición de serie, se dan tanto en Desembarco del Rey como en Invernalia.

Y mientras esta última se prepara para enfrentar el ataque de los muertos, un visitante inesperado hace su aparición para cerrar una serie de memorables reencuentros como pocas veces se ha visto en esta apasionante saga.

Encuentros y desencuentros

Tras la impresionante llegada de los ejércitos de Daenerys al Norte, por no mencionar a los dragones volando sobre el hogar ancestral de los Stark, la historia comienza una serie de reencuentros.

Ausencia
Casi todos los personajes importantes en la serie aparecen en el primer episodio, con una notable excepción: Brienne de Tarth.

Jon se reencuentra con su hermano Bran, a quien no veía desde hacía mucho, pero también se reencuentra con Sansa, hermana y Dama de Invernalia, a quien presenta a la reina Targaryen.

El recibimiento es cortés, pero tan frío como el duro clima del Norte.

Más tarde, Jon se reencuentra con Arya y con ello se completan los reencuentros entre todos los miembros sobrevivientes del clan Stark.

Otros reencuentros incluyen el de Sansa con su exesposo, Tyrion Lannister y el de Arya con Sandor “El Perro Clegane”.

Una alianza que se consolida

Más al sur, en Desembarco del Rey, capital de los Siete Reinos, la reina Cersei Lannister y Euron Greyjoy se reencuentan también. Este ha traído consigo a la Compañía Dorada, el ejercito de mercenarios con el que espera derrotar a todos sus enemigos.

Euron no oculta sus pretensiones de recibir “algo de afecto” de la reina, quien termina por darle lo que quiere, consolidando así la alianza entre ambos.

Por otro lado Bronn, el mercenario favorito de los Lannister recibe una misión que le llevará al Norte y que incluye, entre otras cosas, matar a los hermanos de la reina, a los que ahora considera traidores.

Desde la temporada anterior la serie ha demostrado un sentido de urgencia y no pierde tiempo en hacer avanzar la historia.

Así, vemos otro reencuentro cuando Theon Greyjoy rescata a su hermana Yara, quien era mantenida prisionera por Euron. Tras partir en sus barcos, estos hermanos se despiden: Yara se dirige a sus Islas del Hierro, pero Theon desea partir al Norte y sumarse a la lucha contra los muertos.

Por otro lado, los sobrevivientes de la Guardia Nocturna, del castillo destruido por el Rey de la Noche con ayuda del gélido fuego de dragón, encuentran un macabro mensaje dejado por los Caminantes Blancos en Último Hogar.

Aquí confirmamos que Tormund y Beric Dondarrion, siguen con vida.

El capítulo no olvida dejar un momento para el romance y Daenerys sale a dar un paseo con Jon a lomos de dragón, al final del cual terminan besándose tan tiernamente que por un momento hacen olvidar el inminente peligro que se acerca.

Y cuando aparece el personaje de Samwell Tarly, este no tarda mucho en contarle a Jon la gran revelación de la temporada anterior: Que no solo no es un bastardo, sino que es el legítimo heredero al Trono de Hierro.

El capítulo finaliza con un último reencuentro, con la llegada de Jaime Lannister a Invernalia, en donde tiene un cruce de miradas con Bran, quien seguramente no olvida que fue precisamente Jaime el responsable de que acabase en una silla de ruedas.

La trama está servida y este episodio deja una sensación de haber retomado la historia con pie derecho y seguramente habrá dejado a los fans de la serie anticipando lo que sigue a continuación.

La última partida del Juego de Tronos acaba de comenzar.