Más noticias

La Iglesia llama a los hondureños a sacar el odio de sus corazones

Gran cantidad de personas acompañó la procesión desde El Calvario hasta la catedral.El cardenal Rodríguez pidió a la población hacer espacio para las celebraciones religiosas.

VER MÁS FOTOS
En la iglesia El Calvario, de Comayagüela, se dramatizó la pasión de Jesús. El cardenal Óscar Andrés Rodríguez ofició la misa del Domingo de Ramos.
En la iglesia El Calvario, de Comayagüela, se dramatizó la pasión de Jesús. El cardenal Óscar Andrés Rodríguez ofició la misa del Domingo de Ramos.

Tegucigalpa, Honduras.

La Iglesia católica hizo un llamado a la población para que saquen el odio, el rencor y la violencia que a tantas familias han enlutado.

El cardenal Óscar Andrés Rodríguez en la misa del Domingo de Ramos pidió a la población levantar los ramos para permitir que Jesús entre en sus corazones y ahí se quede.

Lamentó que muchas de las personas que le colocaron mantos y ramas en el camino de Jesús al entrar a Jerusalén fueron las mismas que días después gritaban “crucifíquenlo”. “Qué triste que esa actitud se pueda repetir en nuestra Honduras, tantos que no quieren abrir su corazón al amor y prefieren encerrarse en el odio, en la violencia”.

Pidió a la población reflexionar que hagan espacio para ir a los actos religiosos que se celebrarán en Semana Santa, como el santo viacrucis, la vigilia pascual y el Domingo de Resurrección. “Queremos que Jesús venga a nosotros y transforme esta Honduras tan lejos de Dios en una Honduras más cercana, justa, fraterna y llena de amor”, exclamó.

La misa fue oficiada en el parque central por la gran cantidad de personas que asistieron a la festividad.

AP-DOMINGO DE RAMOS37-140419(800x600)
Una multitud de capitalinos acompañó la procesión de los ramos de olivos en la capital. La misa fue celebrada en el parque central porque la catedral no se daba abasto.

Procesión. En una cálida mañana, los hondureños revivieron ayer la pasión y muerte de Jesucristo que ofrendó su vida para salvar al mundo del pecado.

Desde muy temprano, los feligreses de la capital llegaron a diferentes templos para celebrar con júbilo la misa de Domingo de Ramos. Así ocurrió en la iglesia El Calvario, en el centro de la capital, que anualmente se celebra y ya es una tradición religiosa. Con esta celebración se da inicio a la Semana Santa cuando se recuerda y conmemora con fervor el sacrificio que hizo el hijo de Dios.

Desde las 6:00 am, las puertas de la iglesia se abrieron para recibir a los devotos y hacer los preparativos para realizar la procesión de los ramos.

El anda con la imagen de Jesús montado en un burro ya estaba lista y portaba el mensaje: “Tu reino es vida, tu reino es verdad”, fragmento del Salmo 71 de la Santa Biblia.

Lo anterior representa la entrada triunfal del Señor en la ciudad de Jerusalén cuando fue recibido por una gran multitud y a su paso colocaban mantos y ramas de árboles como homenaje.

Devoción. “Un Domingo de Ramos para mí es paz y unión, un día para agradecerle a Dios porque ha sido muy bueno conmigo, me ha acompañado porque he pasado por muchas cosas y gracias a Él estoy acá y pude acompañar la procesión”, expresó Alba Martínez. En la procesión por las calles del centro de la capital se pudo observar una gran cantidad de adultos mayores, también jóvenes y niños participando en la actividad religiosa.A pocos metros para llegar a la catedral, las calles estaban cubiertas por coloridas alfombras de aserrín con dibujos religiosos hechos por el talentoso pintor y muralista Nelson Salgado.

En las afueras de la catedral se instaló el altar mayor para celebrar la misa de Domingo de Ramos, porque había afluencia de personas y las instalaciones de la iglesia no se darían abasto. Las personas se ubicaron en el parque central y comenzaron los actos litúrgicos.