Más noticias

Julian Assange, carismático, inteligente e imprevisible

Washington quiere juzgar al informático australiano por exponer sus secretos más oscuros desde hace una década Gobiernos socialistas se oponen a su extradición

Assange rendirá cuentas por haber filtrado millones de documentos confidenciales. EFE
Assange rendirá cuentas por haber filtrado millones de documentos confidenciales. EFE

Londres, Inglaterra.

Controversial, egocéntrico y misterioso, Julian Assange logró escapar por siete años de la furia de Estados Unidos refugiado en la embajada de un pequeño país que le dio asilo y luego le retiró su protección.

Desde su detención en 2010 en el Reino Unido a petición de la Fiscalía sueca, el experto informático pasó primero más de un año bajo arresto domiciliario en la campiña inglesa y, desde el 19 de junio de 2012, refugiado en la embajada de Ecuador en la capital, que le ofreció asilo para evitar su extradición al país escandinavo, pero que ahora ha decidido retirarlo.

Finalmente, Suecia archivó la causa en su contra, pero él se quedó en la embajada para evitar ser detenido por las autoridades británicas (por violar previamente su libertad condicional) y -su gran temor- ser entregado eventualmente a Estados Unidos. Tras meses de tensiones internas, la protección de Quito llegó a su fin.

El presidente Lenín Moreno, exvicepresidente de Rafael Correa y convertido en su mayor adversario, lo llamó “miserable hacker” y “un malcriado” que, según él, llegó a manchar con “sus heces fecales” las paredes de la embajada.

LEA: Naciones Unidas pide que se garantice el derecho de Assange a un juicio justo

Assange ya había sido amonestado por intervenir en las elecciones estadounidenses de 2016 y en el proceso independentista catalán en 2017.

Pero lo que terminó con la paciencia de las autoridades que lo acogían fue la sospecha de que WikiLeaks pirateó las comunicaciones de Moreno y las de su familia para filtrar fotos, videos y conversaciones privadas, que le han dado munición a los opositores. El gobierno de Moreno le retiró el asilo y le permitió a las autoridades británicas ingresar a la embajada para capturarlo.

Lucha. Sin embargo, durante su cautiverio y mientras Ecuador no lo impidió, el antiguo hacker de 47 años, con la salud cada vez más deteriorada por la falta de sol y ejercicio, siguió comprometido con su causa y difundiendo, con la ayuda de un equipo de fieles, información confidencial de Estados, empresas y organismos.

No empiezas a dirigir una empresa como WikiLeaks “si eres el tipo de persona que se rinde”, declaró tras los primeros años de encierro en la legación diplomática. Assange se trasladó allí tras perder el juicio en el Reino Unido contra la entrega a Suecia, que quería interrogarle por presuntos delitos sexuales que él negó y de los que no llegó a ser acusado.

La administración de Barack Obama (2009-2017) renunció a demandar a Julian Assange, que pudo proseguir sus actividades desde la embajada ecuatoriana.

Lo que más teme desde siempre es que, si es detenido por un país aliado, puede ser entregado a EEUU, donde cree que afrontaría la pena de muerte por su difusión en 2010 de cables diplomáticos confidenciales del gobierno estadounidense -filtrados por la soldado Chelsea Manning, condenada a prisión-.

La revelación de esos mensajes, con la ayuda de varios periódicos, puso en aprietos a gobiernos de todo el mundo, y se le atribuye haber inspirado las revueltas en los países árabes.

Enigmático y perseverante, Assange ha hecho bandera de la lucha por la transparencia de los Estados y la libertad informativa, lo que le ha valido tanto partidarios como detractores.

Nacido en Townsville (Australia) el 3 de julio de 1971, su figura, de tez pálida y característico pelo blanco, es un misterio incluso para sus colaboradores, que le describen como carismático e inteligente, pero imprevisible.

El informático, de quien se dice que dedica horas a su trabajo sin asearse, comer o dormir, tuvo una infancia nómada en Australia, donde su madre, la artista Christine Ann, cambiaba constantemente de residencia escapando del padre de su hermano menor, de quien reclamaba la custodia.

En su juventud, fue procesado en ese país por delitos informáticos al acceder, con su grupo International Subversives, a sistemas protegidos de organismos oficiales, pero salió airoso con una mera multa al valorar el juez que sus actividades respondían a la curiosidad y no a fines delictivos.

Extradición. Tras su detención en Londres, Washington va tras él. Es considerado como una amenaza para la seguridad nacional por la publicación de una gran cantidad de documentos comprometedores para los militares, los diplomáticos y los demócratas estadounidenses.

La justicia estadounidense actúa sin embargo con cautela para evitar ser bloqueada por la primera enmienda de su Constitución, vinculada a la libertad de prensa. El proceso podría durar entre 18 y 24 meses, según Ben Keith, abogado británico especializado en casos de extradición.

3 claves del caso Assange

1

documentos clasificados

La ONG, fundada en 2006 por el australiano Julian Assange, ofrece el acceso libre de documentos clave en línea, sin identificar la fuente. La plataforma permite a los medios el tratamiento de reportes con datos comprometedores facilitados por los denunciantes.

2

secretos de la casa blanca

WikiLeaks publicó 250,000 cables diplomáticos y unos 500,000 documentos confidenciales sobre las actividades del ejército estadounidense en Irak y en Afganistán, que evidenciaban abusos de los militares y muertes de decenas de civiles.

3

asilo y captura

Tras exponer los secretos de varios gobiernos, Assange se asiló en la embajada de Ecuador en Londres bajo la protección del gobierno de Rafael Correa. Siete años después, Lenín Moreno le retiró el asilo, permitiendo su captura por las autoridades británicas.