Más noticias

Llueve, pero bajo nivel en represas tiene preocupados a los capitalinos

Los Laureles está en un 29% de su producción óptima de agua por el fuerte verano.Continúa el programa de racionamiento del recurso hídrico en el Distrito Central.

Los bajos niveles de los embalses de Los Laureles y La Concepción mantienen a los capitalinos en constantes racionamientos de agua, asimismo, los incendios, el gorgojo y las muy dañadas tuberías suman a la crisis.
Los bajos niveles de los embalses de Los Laureles y La Concepción mantienen a los capitalinos en constantes racionamientos de agua, asimismo, los incendios, el gorgojo y las muy dañadas tuberías suman a la crisis.

Tegucigalpa, Honduras.

La represa los Laureles y la cuenca de La Tigra, principales abastecedores de agua potable del Distrito Central, están en sus niveles más bajos en lo que va del año, lo que propicia un racionamiento mayor del vital líquido a los pobladores de la capital.

Carlos Hernández, jefe de la región Metropolitana del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillado (Sanaa), explicó que la represa los Laureles solo cuenta con tres millones de metros cúbicos de agua de los 10.5 millones que es su capacidad máxima, lo que representa un 29%, asimismo la cuenca de La Tigra solo está produciendo 390 litros por segundo cuando su capacidad de generación debería ser de 1,100. Además, el funcionario agregó que la represa de la Concepción, que siempre ha sido el respaldo de la capital en las temporadas de sequía, actualmente está en un 52%, produciendo 19 millones de metros cúbicos de los 36 millones que es su generación óptima”.

En ese sentido, la distribución de agua a los capitalinos se ha racionado cada tres días y con menos horas de suministro.

La única salida es la construcción de dos represas más en Tegucigalpa porque la población ha aumentado exponencialmente

En tanto, en los sectores colindantes con la cuenca de La Tigra como el Picacho, el centro de la ciudad y la colonia El Reparto entre otras, los racionamientos son cada seis días.

El agua proveniente de La Tigra ha sido la más afectada por los grandes incendios, la deforestación, el gorgojo y el alto crecimiento de los asentamientos humanos en el sector”, dijo Hernández. También resaltó que en esa área no existe embalse para recolectar el vital líquido, para aprovecharlo en esta temporada de sequía.

Inundaciones. Las lluvias registradas ayer en la capital inundaron ayer varios sectores y arrastró una gran cantidad de basura sobre el río Choluteca. Zonas como la San Miguel, anillo periférico y la Kennedy, entre otras zonas reportaron anegación de agua debido al eterno problema del colapso del sistema de alcantarillado. Bastaron alrededor de 40 minutos de fuerte lluvia para que el caudal del río Choluteca dejará al descubierto la suciedad que lanzan los capitalinos. Desechos hospitalarios, desperdicios de alimentos, botes y bolsas plásticas naufragaron a lo largo y ancho del afluente. No obstante, la sorpresiva lluvia, producto de una vaguada, causó entre los ciudadanos un mensaje de esperanza, esto por los fuertes racionamientos de agua potable que a diario azotan a los principales barrios y colonias del Distrito Central.

Óscar Lagos, pronosticador de turno del Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) comentó que para hoy continuarán las precipitaciones pero en menor cantidad. “Las lluvias y chubascos leves continúan, en algunos sectores del país habrán tormentas eléctricas y vientos rechazados”.