Más noticias

Trump monta en cólera tras prohibición de devolver a México a solicitantes de asilo

El magnate arremetió contra el juez que decidió que México "es muy peligroso" para regresar a inmigrantes.

Trump criticó el fallo de un juez federal que permite a los inmigrantes devueltos a México retornar a EEUU./EFE.
Trump criticó el fallo de un juez federal que permite a los inmigrantes devueltos a México retornar a EEUU./EFE.

Washington, Estados Unidos.

El presidente estadounidense Donald Trump arremetió contra el juez federal que bloqueó su política de devolver a México a los solicitantes de asilo centroamericanos mientras esperan que sus casos sean procesados.

"Un juez del Circuito noveno acaba de decidir que México es muy peligroso para los migrantes. Tan injusto para los Estados Unidos. ESTO ESTA FUERA DE CONTROL", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

El juez Richard Seeborg, del distrito Norte de California, con sede en San Francisco, emitió ayer una orden preliminar que entrará en efecto el próximo viernes, momento a partir del cual la Administración estadounidense "no podrá implementar o expandir el programa" de envío a México de los demandantes de asilo.



Además, el magistrado, un juez designado por el expresidente Barack Obama, requirió que se permita a los 11 solicitantes en nombre de quienes se presentó la querella volver a entrar a territorio estadounidense.

"El fallo de hoy significa que nadie más podrá ser mandado a México. (El Gobierno) no puede forzar esta política", indicó tras conocerse la decisión judicial la abogada de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) Judy Rabinovitz.

La ACLU representó a los querellantes en la demanda junto al Centro Legal para la Pobreza Sureña (SPLC) y el Centro para Estudios de Género y Refugiados, que durante sus vistas ante el juez acusaron al Gobierno de tratar a los inmigrantes de forma "inhumana y contraria a la ley".

Vea: Patrulla Fronteriza retiene a cientos de inmigrantes bajo puente en El Paso

La política de enviar a México a los demandantes de asilo a la espera de que se resuelvan sus casos empezó en enero y desde entonces se han enviado a ese país a unas 400 personas, según cifras de Departamento de Seguridad Nacional de EEUU, responsable de su implementación.

La resolución judicial tuvo lugar un día después de la renuncia de la hasta ayer secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, quien hace solo unas semanas había anunciado planes para expandir el programa.

La Justicia federal californiana, de tendencia más progresista que la mayoría de las Cortes del resto del país, se ha erigido en favorita para los activistas para presentar demandas contra el Gobierno de Trump, especialmente en materia migratoria, en la que la Administración ya ha sufrido varios reveses.