Más noticias

Los Valle aún dirigían ventas de droga desde cárcel en EEUU: Fiscal de Virginia

El Fiscal Dana J. Boente reveló que Miguel Arnulfo Valle y Luis Alonso Valle llamaban desde la prisión en Virginia, hablando en código, para enviar órdenes y hasta amenazas.

Los hermanos Miguel y Luis Valle fueron extraditados a Estados Unidos el 18 de diciembre de 2014.
Los hermanos Miguel y Luis Valle fueron extraditados a Estados Unidos el 18 de diciembre de 2014.

Virginia, Estados Unidos.

La Fiscalía del Distrito Este de Virginia reveló que desde el interior de la cárcel en Estados Unidos, Miguel Arnulfo Valle Valle y Luis Alonso Valle Valle, exlíderes del cartel Valle, seguían coordinando entregas de droga, pagos y enviando amenazas a agentes de la ley en Honduras.

En documentos federales a los que tuvo acceso exclusivo Diario LA PRENSA, se describe que Miguel y Luis Valle incluso usaban el código telefónico de otro recluso para realizar llamadas y girar instrucciones. Quien advirtió sobre las llamadas fue el fiscal estadounidense Dana J. Boente, a quien, desde 2017, el presidente estadounidense Donald Trump nombró como Fiscal General del Distrito Este de Virginia.

Lea: $50 millones dejó la droga a los Valle Valle en cinco años

Él envió un escrito, el cual tituló Abuso telefónico de los prisioneros Miguel Arnulfo Valle Valle y Luis Alonso Valle Valle, a las autoridades carcelarias para que tomaran medidas y les suspendieran los “privilegios telefónicos”.

“Nos ha llamado la atención que los reclusos Miguel Arnulfo Valle Valle y Luis Alonso Valle Valle del Centro de Detención de Alexandría (ADC), acusados en el Distrito Este de Virginia, aparecen abusando de sus privilegios telefónicos”, se lee al inicio de la carta.

CP ValleLlamadas 090419(1024x768)
La Fiscalía de Virginia señaló en un documento que Luis y Miguel Valle dirigían su cartel desde la cárcel en Estados Unidos.

Las violaciones

El fiscal Boente aseguró que las violaciones en el uso de los teléfonos de la cárcel por parte de Miguel y Luis Valle se dividen en cuatro aspectos: (1) usarlos para enviar amenazas; (2) llamar para coordinar negocios de droga y cobro de deudas; (3) eludir los protocolos haciendo llamadas a socios en el extranjero y (4) eludir los protocolos usando el pin telefónico de otro recluso para llamar.

Lea también: Digna Valle ya salió de la cárcel, indica registro federal de EEUU

“Estamos preocupados de que estos dos acusados aparecen usando los teléfonos de la prisión para: (1) comunicar amenazas; (2) dirigir el tráfico de drogas y llevar a cabo negocios relacionados con el narcotráfico, incluida la venta y el traslado de drogas y el cobro de deudas; (3) Burlar los protocolos telefónicos de la cárcel mediante la realización de llamadas a tres bandas y el contacto con los asociados en el extranjero mediante el intercambio de números de teléfono de los Estados Unidos que de alguna manera se dirigen directamente a personas ubicadas en el extranjero; (4) Burlar los protocolos telefónicos de la cárcel mediante el uso de la clave de otro prisionero para hacer llamadas”, describe el escrito del fiscal Boente.

Amenazas

Según el documento, estas irregularidades se cometieron por al menos cuatro meses.

Además: Digna Valle, la mujer que pone en jaque al cartel de Sinaloa

La carta dice que las violaciones en el uso de teléfonos fueron descubiertas: “Específicamente, después de revisar el resumen del borrador de la traducción de una porción de sus llamadas (de Miguel y Luis Valle) desde la cárcel en idioma español durante el período del 18 de diciembre de 2014 al 6 de abril de 2015, grabaciones que obtuvimos conforme a la solicitud”, indica el documento.

El fiscal Boente también explicó que investigaron sobre las llamadas y descubrieron que coinciden con las denuncias hechas en Honduras, donde algunos agentes de la ley estaban recibiendo amenazas enviadas por Miguel Arnulfo y Luis Alonso Valle.

“Con respecto a (1) las amenazas, hemos recibido información de que los oficiales de la ley hondureños han recibido amenazas recientemente contra sus vidas en relación con la extradición y el procesamiento de los hermanos Valle, y esta información agrava nuestras preocupaciones sobre la capacidad de estos acusados para utilizar los teléfonos de la cárcel para comunicarse con sus socios ubicados en Honduras, ya que las llamadas grabadas indican que se han estado haciendo (las amenazas)”, se afirma en el escrito.

El documento revela de quien era la otra clave telefónica con la que los Valle hacían llamadas desde la cárcel.

“Con respecto al (4) uso del código pin de otro recluso, una llamada grabada que se incluye aquí, indica que Miguel Arnulfo Valle Valle instruyó a un socio para que depositara dinero en la cuenta telefónica del prisionero Omar Fabián Valdés Gualtero (Prisionero número 84350-083, código de pin: A0163461), y una revisión de las llamadas telefónicas realizadas bajo los respectivos códigos pin de Miguel Arnulfo Valle Valle, Luis Alonso Valle Valle y Omar Fabián Valdés Gualtero revela aproximadamente nueve números de teléfonos que se marcaron en común”.

Hablando en código

En el documento se advierte que “basados en investigaciones previas, Miguel Arnulfo Valle Valle y Luis Alonso Valle Valle usaron lenguaje en código, incluyendo referencias a ganado y animales para referirse a la cocaína”, explica la Fiscalía del Distrito Este de Virginia. Finalmente, el fiscal Dana J. Boente pide a las autoridades carcelarias tomar medidas.

“Creemos que estas comunicaciones violan las políticas del Centro de Detención de Alexandría (ADC) con respecto al uso del teléfono. Por lo tanto, solicitamos que ADC, al revisar estas llamadas y cualquier otra que sea necesaria, suspenda los privilegios telefónicos de Miguel Arnulfo Valle Valle y Luis Alonso Valle Valle, con la excepción de las llamadas hechas a abogados, tan pronto como sea posible”.

Los Cachiros

En la descripción de las llamadas se anota que Miguel Valle a veces habló sobre Javier Eriberto Rivera Maradiaga y Devis Rivera Maradiaga, del cartel de los Cachiros.

En una llamada, un hombre no identificado contó a Miguel cuando los Cachiros se entregaron y Miguel se limitó a decir: “Ellos también deben pagar”.

En otra llamada, Miguel habló con una mujer llamada Jazmín y ella le dijo que los Cachiros declararían contra los Valle.

A esto, Miguel Valle respondió que “hay orden de traición contra ellos (los Cachiros)” y que ellos (los Cachiros) “solo hablan con la verdad”.

Miguel y Luis Valle están presos en Estados Unidos desde 2014, tras ser extraditados. Se les condenó a estar presos hasta 2040.