Más noticias

Supuesto asesino de maestra del Patria era cercano a su familia

Augusto César Ocón Hernández guarda prisión en Támara, Francisco Morazán, a la espera de la audiencia inicial el próximo viernes.

Ocón Hernández convivió durante un tiempo con la maestra Sulmi Erazo y el resto de su familia.
Ocón Hernández convivió durante un tiempo con la maestra Sulmi Erazo y el resto de su familia.

San Pedro Sula, Cortés.

Augusto César Ocón Hernández (29) fue en su momento una persona muy cercana a la maestra asesinada Sulmi Sumilda Erazo Munguía (54), pues según las indagaciones de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), él fue pareja de una de sus hijas durante un tiempo.

En el perfil social de Ocón Hernández, quien estaba cursando el cuarto año de Medicina, aparecen fotografías con la hija menor de la catedrática ultimada, con quien al parecer se separó tiempo atrás.

Lea también: Condenan a asesino de estudiante de Tegucigalpa y su novio

Una estudiante de Odontología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (Unah-vs) y quien ha compartido en reiteradas ocasiones con Ocón Hernández, dijo a Diario LA PRENSA que él tenía una personalidad extraña.

"Se que es un amante de la cocina culinaria y le gusta el ánime. Lo poco que vi es que siempre es bien cariñoso con las muchachas y su forma de hablar muy inocente, nunca observé rasgos de una persona violenta o capaz de cometer un asesinato", relató la joven que prefirió omitir su nombre.

Además: Registro dental permitirá identificar cadáver de profesora Sulmi Erazo

Mientras tanto, otros universitarios que dijeron conocerlo, concluyeron que Ocón tiene una personalidad oscura y dominante.

-Reacción de una hermana de la víctima-

"La delincuencia, el crimen y la maldad sacuden a nuestra familia, solo puedo decir que me duele en el alma el vil asesinato de mi hermana, una mujer noble, trabajadora, servicial y que nunca hizo daño a nadie. Dedicó su vida a trabajar, estudiar y a servir. Siempre estuvo cuando la necesitamos y sirvió siempre con humildad y entrega", comentó Mary Lorena Vallecillo.

-Aún no entregan cadáver-

El cuerpo de la docente Sulmi Erazo Munguía aún no ha sido retirado de la morgue sampedrana, debido a que continúan haciéndole pruebas científicas para corroborar su identidad, ya que su cuerpo fue encontrado en avanzado estado de descomposición.

Elvis Guzmán, portavoz del Ministerio Público (MP) en la zona norte, informó que se está por confirmar el registro dental. "Una vez agotado el procedimiento se entregará el cuerpo a los familiares", dijo Guzmán.

Respecto al proceso judicial, manifestó que "se están ampliando diligencias investigativas para encontrar más elementos para ser presentados en la audiencia inicial y puedan decretarle la prisión preventiva", expresó el portavoz.

familia.992(1024x768)
Familiares en las afueras de la morgue sampedrana para reclamar el cuerpo de la maestra.

-Así pasó todo-

Las indagaciones del Departamento de Delitos contra la Vida de la DPI partieron de versiones de testigos en las que relatan que vieron por última vez a la catedrática salir en su carro color marrón, placas HAQ-4417, del colegio Patria el miércoles pasado junto al joven estudiante con rumbo al centro de San Pedro Sula.

Ese día también la profesora iba acompañado de una colega, la cual dejaron en el centro de la ciudad. Después la profesora fue vista entrar con el joven en un centro comercial, luego salieron con rumbo hasta el lugar donde fue encontrado el cadáver de la malograda maestra la noche del sábado.

Tras ser detenido por la Policía, Ocón Hernández les aseguró que antisociales le dijeron que llevara a la maestra Erazo a un lugar que ellos le iban a indicar y por eso el miércoles 3 de abril la llevó engañada que él iba a comprar el carro que estaba vendiendo, pagándole en efectivo.

maestra.198(1024x768)
Imagen en vida de Sulmi Erazo, conocida docente del Instituto Patria.

El sospechoso mencionó que llevó a la educadora a un río, adonde los estaba esperando un individuo en una moto, quien le disparó en la cabeza a la docente cuando ella se bajó del turismo.

Luego, agregó que el individuo subió el cuerpo al carro y lo llevaron aproximadamente dos kilómetros adelante y lo tiraron. El sospechoso señala que le dijeron que “con él no era el problema, que se llevara el vehículo y no dijera nada”.

El universitario les dijo a los agentes que a la víctima le cobraban extorsión desde hacía un año, que solo él lo sabía, y que la muerte le provino a Erazo por eso. Las autoridades de la DPI confirmaron que en la colonia Jardines del Valle se encontró abandonado el carro que la maestra conducía cuando desapareció, al que le harán las inspecciones requeridas para obtener más datos.