Más noticias

Mejora en niveles de seguridad atraerá turistas e inversionistas

La Capital Industrial se ubica en la posición número 33 entre 50 ciudades del mundo. Tegucigalpa se sitúa en el lugar 39, superando en seguridad a Ciudad Guatemala

La Ciudad de Los Zorzales y Tegucigalpa (foto) van recuperando sus niveles de seguridad gradualmente. Ahora varias urbes de México son las más violentas.
La Ciudad de Los Zorzales y Tegucigalpa (foto) van recuperando sus niveles de seguridad gradualmente. Ahora varias urbes de México son las más violentas.

Tegucigalpa, Honduras.

El distanciamiento gradual de San Pedro Sula y Tegucigalpa de las ciudades más violentas del mundo aumentará las posibilidades a nuevas inversiones e incentivará el turismo nacional e internacional, según analistas.

El último ranking de la oenegé mexicana Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, sitúa a San Pedro Sula en el lugar número 33 y a Tegucigalpa en el 39, entre las ciudades más violentas del planeta, lo que representa un gran avance en materia de seguridad.

De acuerdo con la medición, ahora San Pedro Sula y Tegucigalpa están calificadas con menos violencia frente a varias ciudades de México, Caracas, Venezuela, y San Salvador, El Salvador, entre otras.

Sépalo
8.8 homicidios por cada 100,000 habitantes es la tasa estándar mundial. En Honduras sigue siendo de más de 40.

Estas urbes ocuparon los primeros lugares entre las ciudades más violentas del mundo por cuatro años consecutivos, de 2011 a 2014.

En 2018, la tasa de homicidios en en San Pedro Sula fue de 46.67 por cada 100,000 habitantes, 75% inferior a la máxima alcanzada en 2013, que fue de 187.14.

La oenegé mexicana cada año da a conocer cuáles son las 50 ciudades más violentas del mundo.

El Distrito Central se mantuvo entre 2011 y 2016 entre las 10 ciudades más violentas del mundo. Al cierre de 2018 su tasa fue de 43.30 homicidios por cada 100,000 habitantes, un 58% inferior a la tasa de 2012 que fue de 102.

LEA: El 90% de droga que llegó a EEUU en 2017, pasó por el Triángulo Norte

Noticia halagadora. El analista Raúl Pineda Alvarado dijo que la noticia es halagadora; pero hay que tener claro que se trata de estadísticas y no de un concepto cartográfico criminológico, la que tiene como característica tomar en cuenta una serie de factores que abarca, entre otros, el índice de Desarrollo Humano (IDH) y su relación con el número de habitantes.

Según expertos, todos los países que tienen más de 20 homicidios por cada 100,000 habitantes son naciones peligrosas inmersas en una crisis de criminalidad, expresó Pineda a LA PRENSA. Alvarado comentó que para alejar la sensación de inseguridad deben atacarse otros factores socioeconómicos. Como ejemplo citó que muchos hondureños aún no visitan ciertos lugares que han sido identificados como violentos, porque su idea de inseguridad sigue siendo la misma de hace varios años. En ese sentido, añadió el analista, el siguiente paso es trabajar para ir disminuyendo los niveles de sensación de inseguridad.

Estos cambios son buenos

Estos cambios son buenos y tienen alguna relación con el desarrollo económico e industrial de San Pedro Sula y Tegucigalpa, que son de suma importancia.
Son importantes para la imagen del país, y para que no sigan aumentando los homicidios, porque ese ranking solo mide el número de muertes y la tasa respecto a una porción de habitantes, en este caso 100,000 personas.Esa medición no abarca los demás delitos, por lo tanto, en lo que hay que avanzar es no solo seguir midiendo los homicidios, sino los delitos asociados con la vida y la propiedad, como la extorsión que sigue causando miedo en muchos barrios y colonias, especialmente en las ciudades de San Pedro Sula y Tegucigalpa. También hay que combatir el robo, el hurto y el microtráfico de drogas que también está causando un enorme daño. Aunque se mejore en esa tabla, la gente sigue sintiendo mucho miedo.