Más noticias

Militares comienzan a dar seguridad a los pasajeros en Tegucigalpa

Los efectivos de la nueva fuerza fueron trasladados a los puntos más conflictivos de la Tegucigalpa.

Los efectivos fueron trasladados a los puntos más conflictivos de Tegucigalpa para brindar seguridad a los transportistas, despachadores y ayudantes.
Los efectivos fueron trasladados a los puntos más conflictivos de Tegucigalpa para brindar seguridad a los transportistas, despachadores y ayudantes.

Tegucigalpa, Honduras

Los agentes de la Fuerza Nacional de Seguridad del Transporte Urbano (FNSTU) comenzaron a dar seguridad a los pasajeros desde la mañana de este martes en las diferentes rutas de la capital.

Los efectivos fueron trasladados a los puntos más conflictivos de Tegucigalpa para brindar seguridad a los transportistas, despachadores y ayudantes.

Con la medida, algunos ciudadanos aseguraron sentirse más seguro, sin embargo otros recomendaron que los militares deberían de abordar las unidades como agentes infiltrados.

El objetivo principal de la nueva fuerza es atacar y desarticular las maras y pandillas que por años han aterrorizado este rubro del transporte.

Cifra
La fuerza comenzó a operar con 500 agentes en Tegucigalpa y luego su acción se extenderá a las ciudades de San Pedro Sula, La Ceiba y Santa Rosa de Copán, en el norte y occidente del país.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, puso en marcha ayer la Fuerza Nacional de Seguridad del Transporte Urbano para combatir la extorsión y otros delitos cometidos por las pandillas.

Con la nueva fuerza cada autobús urbano dispondrá de "un botón de pánico", el cual ya llevan instalado varias unidades, lo mismo que cámaras de seguridad, y al momento en que los pandilleros se suban a cobrar la extorsión o asaltar a los pasajeros, de forma inmediata los miembros de la FNSTU se harán presentes y procederán a capturarlos o perseguirlos, explicó el presidente Juan Orlando Hernández después lanzar la FNSTU.