Más noticias

Desesperación y caos en Venezuela: miles están sin agua y sin energía

EEUU acusa a Cuba y Rusia de “intervencionismo” y La Habana acusa a Washington de sabotaje. Gobierno venezolano alarga la suspensión de la jornada laboral y la educativa.

VER MÁS FOTOS

Caracas, Venezuela.

Decenas de caraqueños decidieron ayer recoger agua del contaminado río Guaire debido a la imposibilidad de recibir agua en los hogares por causa del apagón que afecta al país desde el pasado jueves.

El Guaire, que atraviesa Caracas de oeste a este, es un afluente que recibe los desechos líquidos de casi toda la ciudad y su alto nivel de contaminación es por todo el país conocido. La Guardia Nacional Bolivariana tomó la zona cuando la cantidad de gente empezó a agruparse en el lugar y a atravesarse en la autopista Francisco Fajardo, la principal vía de la ciudad. “Tenemos cuatro días sin agua, sin luz sin nada... necesitamos agua por lo menos”, dijo Mary Medrano desde un acceso al río.

El Gobierno de Nicolás Maduro prorrogó ayer por otras 24 horas la suspensión de actividades laborales y escolares que entró en vigencia el domingo.

El presidente Nicolás Maduro ha decidido extender por 24 horas más la suspensión de actividades laborales y la suspensión de clases en todos los niveles de educación”, dijo el ministro de Información de Venezuela, Jorge Rodríguez.

Mientras que el opositor Juan Guaidó convocó manifestaciones para hoy en toda Venezuela. Además, pidió a los militares “abstenerse de impedir u obstaculizar” las protestas por los apagones.

Rosarios de acusaciones. El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, acusó ayer a los Gobiernos de Cuba y Rusia de “intervencionismo” por apoyar al “ilegítimo” presidente Nicolás Maduro.

cr-venezuela3-120319(800x600)
En Caracas, muchos ciudadanos buscaron abastecerse de agua en el río Guaire, que tiene altos niveles de contaminación. AFP

“Las naciones que respaldan a Maduro, por la naturaleza de su régimen ilegítimo, están llevando a cabo el mismo intervencionismo extranjero del que acusan a otros”, dijo el titular de Exteriores en una rueda de prensa.

Durante más de 15 minutos, Pompeo arremetió contra Rusia y Cuba, dos de los países que respaldan a Maduro y consideran que Washington se está entrometiendo en los asuntos internos de Venezuela. “Cuba -afirmó- es el verdadero poder imperialista en Venezuela.

El Gobierno de Miguel Díaz-Canel está dando cobertura política a Maduro y sus secuaces para que puedan seguir en el poder”.

LEA: Comando armado secuestra a 19 migrantes en Tamaulipas

La Habana, por su parte, negó las acusaciones de Pompeo y acusó a Washington de “sabotaje” y “acto terrorista” al considerar que el ejecutivo presidido por Donald Trump está detrás del corte de electricidad en Venezuela.

Cuba “condena enérgicamente el sabotaje al suministro de electricidad en Venezuela, que constituye un acto terrorista, dirigido a dañar a la población indefensa de toda una nación”, indica una declaración suscrita por el “Gobierno Revolucionario” cubano.

Este acusa a EEUU de utilizar a la población venezolana “como rehén en la guerra no convencional” contra “el gobierno legítimo que preside Nicolás Maduro Moros y la unión cívico-militar del pueblo bolivariano y chavista”.