Más noticias

Con 500 agentes arranca la Fuerza Nacional de Seguridad del Transporte Urbano 

En los últimos 15 años han muerto 67 mil trabajadores del rubro del transporte, la mayoría producto de la extorsión.

Tegucigalpa, Honduras.

A fin de reducir los problemas de crimen y violencia en el rubro del transporte y de protección para la ciudadanía en general, a partir de este lunes comenzó a funcionar la Fuerza Nacional de Seguridad del Transporte Urbano.

El presidente Juan Orlando Hernández inauguró las operaciones de esta nueva fuerza en Tegucigalpa y luego se extenderá a regiones como San Pedro Sula, La Ceiba, Santa Rosa de Copán, entre otras.

"Perdimos 67,000 vidas por un fenómeno delictivo que sufrimos en los últimos 15 años. Jamás debemos ver eso como una costumbre, porque una vida no tiene precio y menos tantas vidas que se perdieron a causa del crimen", dijo el mandatario.

El objetivo es salvar la vida de las personas que están en alto riesgo por la amenaza que representan las maras y pandillas, lucrándose del transporte urbano para obtener fondos para financiar otras actividades ligadas al crimen organizado.

"Una esperanza más a que esta fuerza venga a dar resultados positivos, hemos tenido 10 años con este flagelo. Esperamos que tengan la destreza y la indumentaria. El transporte es el rubro más golpeado, ha bajado el crimen, pero esto porque se paga lo que ellos exigen", Jorge Lanza, dirigente del transporte.

Indicó: "Sentimos una esperanza y la fe en Dios que dará los resultados positivos, ya no podemos más", comentó.

Buscan crean más seguridad

Los miembros de la nueva fuerza fueron capacitados durante varios meses para dar una respuesta inmediata, una vez que el botón de pánico de la unidad del transporte urbano ha sido activado.

"El crimen ha avanzado y no se sabe en realidad lo que ha sucedido en algunas regiones en materia de violencia y no hablamos sólo de Guayape, Olancho si no en otra regiones, donde el crimen ha sido el sufrimiento de miles de familias", expresó el mandatario.

Las unidades motorizadas que también se trasladaran al sitio donde se dio la alarma, pues entre los objetivos de la nueva Fuerza se busca disminuir la posible pérdida de vidas humanas (en especial de los motoristas y sus ayudantes), el pago de extorsión que exigen las maras y pandillas, y crear más seguridad en este servicio.

Las personas afectadas podrán hacer sus denuncias, además, del centro de control que tendrá la nueva fuerza y que estará conectada al 911. La Fuerza Nacional de Seguridad del Transporte Urbano (FNSTU), forma parte de la Fuerza de Seguridad Nacional Interinstitucional (Fusina).