Más noticias

Compras por Internet activan el servicio del Correo Nacional

Al mes, entre las diferentes agencias, se están recibiendo más 10,000 paquetes. Pretenden tener una dirección física en Estados Unidos para un enlace directo de envío con destino a Tegucigalpa.

Usuarios del correo mientras son atendidos por personal de la institución.
Usuarios del correo mientras son atendidos por personal de la institución.

San Pedro Sula, Honduras.

El auge de la era digital lejos de restarle vida al Correo Nacional lo ha convertido en un aliado estratégico para que la institución fortalezca sus servicios a la población.

Son miles de hondureños que actualmente solicitan que sus compras por Internet sean envidas mediante el Correo Nacional de Honduras (Honducor), ya que el costo que paga el usuario es mucho menor.

Mensualmente se están recibiendo más 10,000 paquetes en las diferentes agencias de todo el país, según autoridades, lo que suma cerca de 200,000 envíos anuales.

Gustavo Rosales, jefe de despacho público, dijo que gracias a que el Correo forma parte de la Unión Postal Universal (UPU) pueden recibir correspondencia de más de 193 países.

“Hemos hecho alianzas con diversos países, como China, Singapur, Corea, Malasia, Inglaterra, Italia y España entre otros, para poder entregar las compras electrónicas”, detalló Rosales.

Refirió que debido a la aceptación que ha tenido este nuevo servicio pretenden tener una dirección física en Estados Unidos para que sirva como un enlace directo de envío, con destino a Tegucigalpa, y lo cual ayudará a que los clientes reciban sus compras en el menor tiempo posible.

“En primer lugar se clasifica por orden alfabético antes de ingresar en el sistema con nombre, dirección y número telefónico para luego comunicarse con el cliente, hacer la cancelación o pago correspondiente de 20 lempiras por manejo de bodegaje y de esa manera recoger su correspondencia”, explicó Rosales.

Afluencia

Jacky Milla, administradora de la oficina en San Pedro Sula, dijo que la cantidad de usuarios aumentó en los últimos cuatro años.

Entre 200 y 250 personas al día llegan a la sucursal, y en temporadas altas, como Navidad, el número se duplica.

Las personas envían muchas artesanías y alimentos que nosotros clasificamos como nostálgicos, como rosquillas, dulces, churros y también medicamentos”, agregó Milla.

Aunque es poco frecuente, hay personas que aún envían cartas, especialmente los adultos mayores. Agregó que para el caso de las encomiendas, el precio varía de acuerdo con el peso y el destino adonde son enviadas.

Quienes utilizan el correo manifestaron que la institución es confiables y segura, además de ofrecer precios accesibles.