Más noticias

Renuncian dos funcionarios de Trump en un solo día

El ahora exjefe de Comunicación y exsecretaría de la Fuerza Aérea de Estados Unidos renunciaron por diferentes causas.

El exjefe de Comunicación del Gobierno de EEUU, Bill Shine, afirmó que desea apoyar reelección de Trump y pasar mas tiempo con su familia.
El exjefe de Comunicación del Gobierno de EEUU, Bill Shine, afirmó que desea apoyar reelección de Trump y pasar mas tiempo con su familia.

Washington, Estados Unidos.

El jefe de comunicación de la Casa Blanca, Bill Shine, dimitió de su cargo ochos meses después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, lo designara como el cuarto responsable de ese puesto durante su mandato, informó este viernes la secretaria de prensa, Sarah Sanders.

Shine trabajará ahora en la campaña para la reelección de Trump en los comicios de 2020 como "consejero senior".

"Servir al presidente Trump y a este país ha sido la experiencia más gratificante de toda mi vida. (...) Estoy ansioso por trabajar en la campaña de reelección Trump y pasar más tiempo con mi familia", sostuvo Shine en el comunicado de la Casa Blanca.



Con esta decisión, Shine se convierte en el cuarto director de comunicación de Trump que dimite en apenas dos años y medio de mandato, después de Mike Dubke, Hope Hicks y Anthony Scaramucci, quien marcó un récord al abandonar la Casa Blanca después de solo diez días en el puesto, debido a sus polémicas declaraciones y su falta de disciplina.

Antes de ingresar en el equipo del presidente, Shine, de 54 años, fue despedido el pasado año de su cargo de copresidente de la cadena de televisión conservadora Fox News Fox News por su mala gestión de los escándalos de acoso sexual en la empresa, que llevaron a dimitir al fundador del canal, Roger Ailes, muy cercano a Trump.

El nombramiento afianzó aún más los lazos del mandatario con la cadena conservadora, con la que contacta a menudo en directo y cuyos contenidos suelen motivar sus publicaciones en Twitter y sus declaraciones en público.

Precisamente con sus tuits diarios, Trump ha dejado claro que él es quien lleva las riendas de la comunicación de la Casa Blanca y en varias ocasiones ha expresado su escepticismo respecto a ese cargo.

"Bill Shine ha hecho un excelente trabajo trabajando para mí y para la Administración. Lo extrañaremos en la Casa Blanca, pero esperamos trabajar juntos en la campaña presidencial de 2020, donde estará totalmente involucrado. ¡Gracias a Bill y su maravillosa familia!", expresó Trump tras el anuncio de su dimisión.

A la presidencia de una Universidad

La secretaria de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, Heather Wilson, presentó este viernes su dimisión, que se hará efectiva el 31 de mayo, para incorporarse a la presidencia de la Universidad de Texas-El Paso, informó el Pentágono.

En su carta de dimisión, que fue remitida al presidente Donald Trump y divulgada por el Departamento de Defensa, Wilson considera que su anunció permitirá una "transición fluida" durante el proceso de confirmación de su sucesor por parte del Congreso.

Según explica la misiva, aunque aún no se ha confirmado oficialmente su nombramiento, Wilson es la única candidata a dirigir el centro académico, al que tiene previsto incorporarse el 1 de septiembre.

"Hemos mejorado la preparación de nuestras fuerzas, hemos recortado los tiempos de compras y obtenido mejores precios gracias a la competitividad, hemos revocado cientos de regulaciones superfluas y hemos reforzado nuestra capacidad de defensa y dominio del espacio", escribió Wilson.

Precisamente, el papel de la Fuerza Aérea en la estrategia espacial estadounidense ha sido uno de los grandes retos a los que ha tenido que hacer frente la aún secretaria desde que asumió el cargo, en mayo de 2017.

El pasado mes de junio, el presidente Trump ordenó al Pentágono establecer una fuerza militar independiente dedicada a las operaciones en el espacio, con el fin de garantizar el "dominio" estadounidense del cosmos y contrarrestar los avances de China y Rusia.

Esta nueva fuerza militar estaba llamada a asumir las funciones que durante una década llevó a cabo el Comando Espacial de la Fuerza Aérea.

Desde el primer momento, Wilson, al igual que otros altos cargos del Departamento de Defensa, se mostraron reacios a que se pusiera en marcha semejante proyecto al considerar que apenas supondría un lastre burocrático y que tendría un impacto negativo en las arcas del Pentágono.

Finalmente, el pasado 19 de febrero, la Casa Blanca dio marcha atrás en su proyecto de crear una Fuerza Espacial independiente y ordenó que este cuerpo militar se mantenga dentro de la estructura de la Fuerza Aérea, pero como una sexta rama de las Fuerzas Armadas estadounidenses.

El jefe de comunicación de la Casa Blanca, Bill Shine, dimitió de su cargo ochos meses después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, lo designara como el cuarto responsable de ese puesto durante su mandato, informó este viernes la secretaria de prensa, Sarah Sanders.

Shine trabajará ahora en la campaña para la reelección de Trump en los comicios de 2020 como "consejero senior".

"Servir al presidente Trump y a este país ha sido la experiencia más gratificante de toda mi vida. (...) Estoy ansioso por trabajar en la campaña de reelección Trump y pasar más tiempo con mi familia", sostuvo Shine en el comunicado de la Casa Blanca.

Con esta decisión, Shine se convierte en el cuarto director de comunicación de Trump que dimite en apenas dos años y medio de mandato, después de Mike Dubke, Hope Hicks y Anthony Scaramucci, quien marcó un récord al abandonar la Casa Blanca después de solo diez días en el puesto, debido a sus polémicas declaraciones y su falta de disciplina.

Antes de ingresar en el equipo del presidente, Shine, de 54 años, fue despedido el pasado año de su cargo de copresidente de la cadena de televisión conservadora Fox News Fox News por su mala gestión de los escándalos de acoso sexual en la empresa, que llevaron a dimitir al fundador del canal, Roger Ailes, muy cercano a Trump.

El nombramiento afianzó aún más los lazos del mandatario con la cadena conservadora, con la que contacta a menudo en directo y cuyos contenidos suelen motivar sus publicaciones en Twitter y sus declaraciones en público.

Precisamente con sus tuits diarios, Trump ha dejado claro que él es quien lleva las riendas de la comunicación de la Casa Blanca y en varias ocasiones ha expresado su escepticismo respecto a ese cargo.

"Bill Shine ha hecho un excelente trabajo trabajando para mí y para la Administración. Lo extrañaremos en la Casa Blanca, pero esperamos trabajar juntos en la campaña presidencial de 2020, donde estará totalmente involucrado. ¡Gracias a Bill y su maravillosa familia!", expresó Trump tras el anuncio de su dimisión.