Más noticias

Vinculado con crimen de Igor Padilla comparece en juicio oral y público

José Antonio Castro Díaz fue capturado en el mes de enero del 2017.

Comparenciendo en la sala cinco del Tribunal de Sentencia en San Pedro Sula.
Comparenciendo en la sala cinco del Tribunal de Sentencia en San Pedro Sula.

San Pedro Sula, Cortés.

Un supuesto involucrado en el crimen del periodista Igor Padilla se hizo presente este viernes al juicio oral y público en los juzgados de la ciudad industrial de Honduras.

Se trata de José Antonio Castro Díaz, alias Pinocho, acusado de asociación ilícita en perjuicio de la seguridad interior del Estado y también del asesinato de Luis Fernando Medina Acosta.

Nota relacionada: Arranca juicio contra acusados por muerte de Igor Padilla

El imputado es encausado en otro juicio en la sala primera del Tribunal de Sentencia de Tegucigalpa, por el delito de adquisición y almacenamiento ilegal de armas de uso prohibido y por almacenamiento ilegal de municiones para armas de uso prohibido, ilícitos relacionados con el crimen del comunicador Igor Abisair Padilla, hecho ocurrido el 17 de enero 2017 en el barrio Suyapa de San Pedro Sula.

padilla.131(1024x768)
El periodista hondureño Igor Padilla fue asesinado a tiros en San Pedro Sula.

Por estos dos delitos, el 17 de enero de 2017 Castro Díaz fue capturado junto con otros 12 hombres y cinco mujeres en posesión de un arsenal y abundantes proyectiles de diversos calibres.

Según los hechos imputados por la Fiscalía, a las 5:00 pm del 31 de enero de 2016, a una pulpería ubicada en la 27 calle de la colonia Calpules, llegó un bus "rapidito" de la ruta López Arellano, del que se bajó Luis Fernando Medina, de inmediato fue rodeado por un grupo de hombres, entre quienes estaba el acusado y que se identificaron como miembros de la pandilla 18.

Entonces, empezaron a golpearlo recriminándole ser un supuesto rival de la temida mara MS-13. Luego bajaron a otros dos hombres del bus y junto al posteriormente victimado, se los llevaron a una "casa loca".

Dato
El Código Penal por el delito de asesinato establece una pena de reclusión de 20 a 30 años, igual sentencia abstracta estipula por asociación ilícita y le añade una multa de 100 mil a 300 mil lempiras.

El documento en manos de las autoridades añade que en el inmueble torturaron a Acosta, a quien el acusado, tras golpearlo, lo decapitó con un cuchillo, luego envolvió el cuerpo en una sábana y la cabeza con un trapo.

Al día siguiente, el 1 de febrero, el grupo pandilleril - prosigue la acusación- en la madrugada salió en un bus "rapidito" y fue a tirar el cuerpo del decapitado en la 33 calle a la altura de "El Polvorín" y más adelante, en las proximidades de la colonia El Estadio, botaron la cabeza.

Según se supo, el cuerpo fue encontrado por las autoridades a las 6:00 am y la cabeza hasta las 3:45 de la tarde.