Más noticias

Video muestra como migrante hondureño es llevado a la fuerza por sujetos en México

El hondureño Paulo Luis Ballesteros permanece desaparecido desde el pasado domingo.

Ciudad de México.

Paulo Luis Ballesteros Flores, un hondureño que llegó el domingo al albergue para migrantes de la Ciudad de México, fue detenido esta mañana en inmediaciones del campamento.

La captura ocurrió hacia las 11:00 horas, en la avenida 16, junto a puestos de comida ubicados frente a la Puerta 6 de Ciudad Deportiva, por donde se ingresa al albergue del Estadio Jesús Martínez "Palillo".

Los hechos fueron grabados por otro centroamericano, quien compartió el video con especialistas que acompañan a esta nueva oleada que comenzó a llegar la noche del domingo a la capital mexicana.

En las imágenes se observan a tres sujetos vestidos de civil subir por la fuerza al migrante a una camioneta tipo Van, blanca y sin rotular.

Magui Núñez Chaim, especialista del Centro de Investigación y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) y quien acompaña desde Chiapas a la caravana con la que llegó Ballesteros Flores, explicó que la misma situación se vivió el 4 de febrero en Mapastepec.

En esa ocasión, dijo, Carlos Cueva, también hondureño, estuvo desaparecido tres días porque no estaba en los registros el Instituto Nacional Migración, hasta que el 7 de febrero apareció en la estación migratoria de Chiapas, de donde fue deportado.

Por ello, Núñez Chaim confió en que Ballesteros Flores también esté en una estación.

migrante_604921(800x600)
Una fotografía muestra al hondureño Paulo Luis Ballesteros cuando se niega a subirse a la camioneta.


Consultado al respecto, el Instituto Nacional de Migración refirió que está revisando cuál fue el procedimiento y quiénes lo llevaron a cabo.

La noche del domingo llegó a la Ciudad de México un grupo de 150 migrantes, y durante el lunes, la cifra aumentó a mil 500, estimó Núñez Chaim, antropóloga que colabora en el monitorea del Servicio Jesuita a Migrantes.

El lunes, a la llegada del grueso de los centroamericanos, los migrantes se confrontaron con las autoridades, pues les molestó que por reglamento no puedan ingresar al albergue de Ciudad Palillo con alimentos.

En esa ocasión, Ballesteros Flores medió con las autoridades y ayer él mismo fue quien dirigió la asamblea que cada noche realizan los migrantes para definir las rutas que seguirán al día siguiente.

Para Núñez Chaim, el arribo a la Ciudad de México de esta nueva oleada pasó desapercibida debido a que autoridades estatales y federales han presionado para que las caravanas avancen más rápidamente.

"Que la gente avance en grupos más pequeños y no nos enteremos de su avance, ha sucedido porque en todo el trayecto las autoridades presionan para que al llegar a un lugar no descansen y sigan avanzando", explicó.

"O sea, recorrimos Oaxaca en un día, Veracruz en un día y Puebla en un día; nosotros mismos, calculábamos que faltaban siete días para llegar a la Ciudad de México, pero llegamos en dos".