Más noticias

Menos del 23% de los que aspiran a estudiar en Zamorano son admitidos

Más de la mitad de los egresados se especializan en el extranjero. En promedio, a los cinco años de graduarse, los profesionales se desempeñan en posiciones gerenciales de las empresas.

VER MÁS FOTOS
El aprender-haciendo es uno de los pilares de El Zamorano. Estudiantes trabajan con madera.
El aprender-haciendo es uno de los pilares de El Zamorano. Estudiantes trabajan con madera. / Foto: Melvin Cubas

Valle del Yeguare.

El prestigio de la Escuela Agrícola Panamericana, Zamorano, que goza desde hace 77 años, está cimentado en el aprender-haciendo y complementado con la expresión del latín labor omnia vincit, que significa “el trabajo lo vence todo”.

Desde los inicios de la institución norteamericana que opera en Honduras, el director fundador Wilson Popenoe insistía en la educación, equilibrada con trabajo práctico, más que teoría.

“Los éxitos de la educación zamorana están basados en varios pilares marcados a través de la historia. Entre esos pilares tenemos el panamericanismo. El tener una universidad adonde el 28% de la población es hondureña y el 72% son internacionales, provee una riqueza cultural única para nuestros estudiantes de poder compartir y aprender de otras culturas y de otros países”, dijo Luis Osorio, decano académico de El Zamorano.

De los cuatro años de estudios, los jóvenes dedican el 50% de su tiempo al aprender-haciendo. “Cuando se gradúan del Zamorano tienen dos años de experiencia práctica real. Tenemos una infraestructura en el aprender-haciendo, en campo, en plantas y en laboratorios arriba de los $100 millones (más de 2,400 millones de lempiras)”, asegura Osorio.

Su reconocimiento en el ámbito agrícola a nivel de pregrado es corroborado con los muchos convenios a nivel mundial de intercambio estudiantil y docente.

Formación

En el trimestre de enero a abril de 2019, cerca 244 estudiantes de último año están haciendo sus pasantías en diferentes universidades, centros de investigación y empresas en Norte, Centro y Suramérica, Asia y Europa

Según las estadísticas, un 30% de los graduados al año siguiente de egresar estudian maestrías en Estados Unidos y un 20% continúa sus estudios en Sudamérica o Europa.

“Estamos hablando que entre 60 y 70% de los graduados terminan con estudios de posgrado o especialización en universidades de primer nivel”, destaca Osorio.

En promedio, a cinco o seis años de haber egresado, alcanzan posiciones gerenciales en las empresas.

Cerca de 1,528 jóvenes tomaron el examen de admisión de primer ingreso para ser parte de la promoción 2022.

En total, la institución aceptó a 341 nuevos estudiantes (menos del 23% de los postulantes) provenientes de Honduras, Ecuador, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Panamá, Bolivia, Perú, Paraguay, Colombia, República Dominicana, México, Haití, Estados Unidos y Belice.

En la actualidad, la población estudiantil supera los 1,200 jóvenes. Los tres primeros años comprenden estudios generales de las cuatro carreras profesionales ofrecidas por Zamorano en el cual los estudios son repartidos en diversas asignaturas.

Tras finalizar el tercer año, los jóvenes deciden una de las cuatro orientaciones educativas que la institución ofrece: Ingeniería Agronómica, Ambiente y Desarrollo, Administración de Agronegocios o Agroindustria Alimentaria.