Más noticias

Aumenta tensión en frontera de Texas por nueva caravana de migrantes

EEUU reforzó la seguridad en la frontera de Texas ante la llegada de una nueva caravana de migrantes.

VER MÁS FOTOS
Members of the US Border Police guard the Rio Bravo, natural border between Eagle Pass, Texas and Piedras Negras, Coahuila state, Mexico, as seen from Piedras Negras, on February 6, 2019. - Around 1,700 migrants traveling by caravan reached the US-Mexican border Tuesday, just as President Donald Trump prepared to give a major speech certain to include calls for his long-sought wall. (Photo by Julio Cesar AGUILAR / AFP)
Members of the US Border Police guard the Rio Bravo, natural border between Eagle Pass, Texas and Piedras Negras, Coahuila state, Mexico, as seen from Piedras Negras, on February 6, 2019. - Around 1,700 migrants traveling by caravan reached the US-Mexican border Tuesday, just as President Donald Trump prepared to give a major speech certain to include calls for his long-sought wall. (Photo by Julio Cesar AGUILAR / AFP)

Ciudad de México.

La caravana migrante que el lunes llegó a Piedras Negras con casi mil 700 centroamericanos, aumentó a 2 mil, y junto con ella escaló la tensión en la frontera con Estados Unidos, donde se incrementó la vigilancia.

La zona de los dos puentes internacionales de Piedras Negras-Eagle Pass, se convirtió quizá en la más vigilada de toda la frontera, con decenas de patrullas de cada lado, policías montados, duetos caninos, lanchas, motos y un helicóptero.

El Alcalde de Piedras Negras, Claudio Bres, estimó que son ya cerca de 2 mil migrantes centroamericanos los que permanecen en las dos naves de la maquiladora Macesa, vigilados por unos 800 elementos federales, militares y estatales.

"Hablamos de 2 mil migrantes porque anoche (madrugada del miércoles) recibimos dos autobuses más. Estos camiones nos llegaron vía Monterrey, vía Nuevo Laredo. Además, esta madrugada encontramos en la ciudad 11 niños deambulando en las calles", refirió.

Ante el temor de que los migrantes en masa intenten dar un "portazo" en territorio de Estados Unidos, Aduanas y Protección Fronteriza organizaron el martes en el Puente I, y ayer en el Puente II, simulacros de cierre con vallas de concreto, y policías con equipos antimotines que lanzaron gases de entrenamiento.

Vea: Migrantes piden a México reanudar visas humanitarias

A las orillas del Río Bravo, la tensión parecía aumentar. Del lado mexicano había patrullas, camionetas de la Policía Federal y de la Gendarmería, autobuses con decenas de policías y una lancha de Grupo Beta recorría la zona entre los dos puentes.

Del lado norteamericano, había furgonetas y camionetas de la Patrulla Fronteriza, efectivos de la Policía Estatal, agentes federales en cuatrimotos, a caballo, en lanchas y en un helicóptero.

El portal Eagle Pass News Leader informó que 250 soldados estadounidenses aterrizaron en la Base Aérea Laughlin, a unos 120 kilómetros de Eagle Pass, para ser desplegados en esa zona fronteriza para reforzar la seguridad.