Más noticias

Comercios dan el primer paso para reducir uso de plástico

Restaurantes y supermercados cambiaron las bolsas y pajillas de plástico por opciones amigables con el ambiente. Piden ser conscientes sobre el buen manejo de residuos.

Daniel Trovato lleva sus bolsas ecológicas cada vez que realiza compras en los supermercados. Los cajeros le preguntan al cliente si desea bolsas de plástico o de tela. Foto: Franklin Muñoz.
Daniel Trovato lleva sus bolsas ecológicas cada vez que realiza compras en los supermercados. Los cajeros le preguntan al cliente si desea bolsas de plástico o de tela. Foto: Franklin Muñoz.

San Pedro Sula, Honduras.

En América Latina y el Caribe, los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil han entendido la urgencia de reconsiderar la manera en que producimos, usamos y gestionamos el plástico. Ahora, se están tomando medidas decisivas, expresó Erik Solheim, director ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Honduras no es la excepción en cuanto al tema, en San Pedro Sula específicamente, hay varios comercios con iniciativas para reducir el uso de algunos materiales hechos de plástico.

Restaurantes, hoteles, supermercados y hasta centros educativos implementan prácticas que son amigables con el medio ambiente.

De acuerdo con la última caracterización de desechos sólidos que maneja la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (MiAmbiente), del total de basura que se genera en el país, el 14% es plástico, la cifra es similar en San Pedro Sula.

75,000
toneladas de plástico se generan al año en el país, estima el directivo de Afaplash.

Daniel Ayes, director técnico del Centro Nacional de Producción más Limpia (CNP+LH) indicó que las iniciativas de las empresas son buenas; sin embargo, debe ir de la mano con la educación del consumidor. “Mientras las personas vayan adoptando esa norma, va a ser mucho más fácil y no solo en el uso de bolsas de plástico, también en el uso de botellas, pajillas y otros materiales”, dijo.

Apuntó que lo que se busca es reducir el impacto de este material, sobre todo establecer iniciativas en el sector empresarial para que busquen alternativas.

En la ciudad, varias de las cadenas de supermercados ya cuentan con una alternativa para el uso de bolsas de plástico, al ofrecer a los clientes bolsas reutilizables de tela. Estas tienen un costo desde los L25 y L30 y pueden ser utilizadas muchas veces.

850
toneladas de basura se generan a diario en San Pedro Sula; el 14% es plástico.

Daniel Trovato tiene un negocio de venta de comida. Hace tres semanas compró dos bolsas reutilizables en un supermercado para no usar las de plástico. “Yo compro en cuatro supermercados y tres de ellos ya están utilizando bolsas ecológicas; es una buena iniciativa y nos están dando alternativas a las personas para mermar el uso de plástico”, dijo el joven.

Varias personas apoyan la iniciativa de los comercios al adoptar prácticas que sean amigables con el medio ambiente y así evitar que más plástico llegue a los ríos.

Los centros educativos realizan actividades de reciclaje y enseñan a los alumnos sobre los daños que causa el plástico cuando llega a los océanos.

En la escuela bilingüe Happy New Dawn, hace dos semanas los docentes y alumnos iniciaron una campaña de concienciación; entre las actividades está la venta de bolsas reutilizables para los padres y que no tengan que usar bolsas de plástico al momento de hacer las compras; además, en la cafetería ya no usan pajillas. “Estamos haciendo conciencia en los niños, queremos que tengan un estilo de vida donde se consuman menos estos materiales”, señaló Carol Estrada, encargada de la iniciativa

Los restaurantes brindan la opción a los clientes sobre el uso de pajillas, algunos ya cuentan con pajillas biodegradables de papel, cartón, bambú, hechas a base de semillas de aguacate, éstas se degradan en un año.

Jorge Quan, directivo de la Cámara Nacional de Turismo señaló que cada vez más los restaurantes y hoteles tienen conciencia sobre el tema.

“Hay más conciencia de buscar opciones que sean amigables con el medio ambiente, hay varios cafés que están dándole al cliente pajillas biodegradables, es un movimiento que nadie lo para”.

Manejo. Carlos Hernández, representante de La Vanguardia, empresa que elabora productos plásticos, indicó que lo que se debe hacer es un cambio de conciencia.

“Necesitamos que las personas cambien su forma de pensar, que no crean que el plástico es el problema, sino que es el uso que se le da a ese material”. Anzoni Gómez, presidente de la Asociación de fabricantes de plástico en Honduras (Afaplash), concuerda con Hernández.

“Nuestras propuestas están más enfocadas al buen manejo de los residuos sólidos que quizá a la prohibición del plástico”, dijo el empresario.

JG Degradacion de mteriales (800x600)