Más noticias

María Dolores Agüero: “Profundizar relación bilateral con El Salvador será prioridad”

Canciller hondureña indicó que seguirán trabajando en temas de seguridad regional, migración e integración económica Acercamiento de países debe continuar, dice experto.

Honduras y El Salvador cuentan con una aduana integrada en el sector de El Amatillo, en el sur de Honduras, como parte de la Unión Aduanera .
Honduras y El Salvador cuentan con una aduana integrada en el sector de El Amatillo, en el sur de Honduras, como parte de la Unión Aduanera .

Tegucigalpa, Honduras

Honduras confía en fortalecer y profundizar la relación bilateral y consolidar la integración centroamericana con el nuevo gobierno del presidente electo de El Salvador, Nayib Bukele, aseveró ayer a LA PRENSA la secretaria de Relaciones Exteriores, María Dolores Agüero.

Balanza
comercial hasta 2018: Honduras exportó $309.2 millones a El Salvador e importó $541.2 millones, con un déficit de $232.

Agüero, quien se encuentra en Ottawa, Canadá, en la reunión del Grupo de Lima que aborda la crisis en Venezuela, accedió a hablar con este diario en torno a las expectativas que ha generado el triunfo de Bukele en las recientes elecciones del vecino país.

“Honduras está lista para continuar desarrollando y ejecutando una agenda de trabajo nutrida con el nuevo gobierno de El Salvador, buscando el dinamismo necesario, entre dos países que comparten muchas similitudes, así como también los mismos retos”, dijo la rectora de la política exterior.

Agregó que como países vecinos es fundamental aunar esfuerzos para lograr mayores beneficios en temas de interés mutuo, como la seguridad regional, la migración y la integración económica, entre otros.

Proyectos.41(800x600)

En un comunicado emitido el lunes, el Gobierno hondureño felicitó al presidente electo de El Salvador por su triunfo y expresó su interés de seguir fomentando las mejores relaciones políticas, económicas y de seguridad con las nuevas autoridades salvadoreñas.

“Para Honduras, el fortalecimiento y profundización de la relación bilateral en los ámbitos políticos, económicos, de cooperación y seguridad, con los países que integran el Sistema de la Integración Centroamericana, es y seguirá siendo una prioridad en nuestra agenda”, dijo Agüero.

Agregó que el Gobierno del presidente Hernández Alvarado ha impulsado diversas iniciativas subregionales, en las cuales El Salvador tiene un rol muy relevante y “esperamos que podamos consolidarlas aún más”.

Enfatizó que el Gobierno de Honduras le ha apostado a la integración, con la convicción de que juntos los países de la región pueden posicionar a Centroamérica como una región de oportunidades y seguridad.

Bukele, un joven empresario de 37 años que se desempeñó como alcalde de San Salvador, ganó las elecciones el pasado domingo con el 53% de los votos escrutados, derrotando holgadamente a sus contrincantes de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), Carlos Calleja y del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (Fmln), Hugo Martínez.

Analistas locales temen que la llegada de Bukele genere un distanciamiento y se reactiven viejos reclamos limítrofes. .

Honduras comparte intereses comunes con el Salvador como la Unión Aduanera, la lucha contra las maras o pandillas, el Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte y un pujante comercio bilateral.

Guillermo Pérez-Cadalso, excanciller y expresidente de la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ) consideró que hay más cosas que unen a Honduras y El Salvador, que aquellas que los separan, por lo que deparó una relación amistosa y cordial.

“Los problemas que tenemos son comunes, por ejemplo, el combate a la delincuencia, maras, criminalidad, narcotráfico y ahora hasta la migración irregular y los ataques de la política del Norte de echarnos a todos en una misma bolsa con calificativos denigrantes para nuestros conciudadanos”, afirmó.

Dijo que el acercamiento de ambos países debe continuar, independientemente del matiz político e ideológico del nuevo gobierno porque no solo se trata de un asunto de necesidad, sino de supervivencia.