Más noticias

Brian Flores: "Estoy feliz de enorgullecer a toda la gente de Honduras"

El hondureño fue anunciado como entrenador en jefes de los Miami Dolphins de la NFL.

VER MÁS FOTOS
Brian Flores brilló en el fútbol americano universitario con el Boston College, con el que consiguió ser el segundo mejor tacleador en 2003. Foto AFP.

Miami, Estados Unidos.

En un anuncio histórico, los Miami Dolphins confirmaron y posteriormente presentaron la tarde del lunes al hondureño Brian Flores como entrenador en jefe de su franquicia.

El que fuera técnico defensivo de los Patriots de Nueva Inglaterra hasta el domingo cuando estos conquistaron su sexto anillo de la NFL asumió el cargo tras ganar el pulso en una elección en la que había otros cuatro candidatos.

Flores de 37 años de edad, creció en Brooklyn, Nueva York, sus padres son hondureños ya que nacieron en Trujillo y durante la presentación el catracho no olvidó sus raíces y tuvo palabras de agradecimiento para su familia y el pueblo de Honduras.

"Mis padres emigraron para construir una mejor vida para mí, mis hermanos y para toda la familia, trabajaron extremadamente duro y no crecimos con mucho", comenzó diciendo el ahora entrenador en jefes de los Miami Dolphins

Ver: Así es Brian Flores, el hondureño que hace historia en la NFL

Y añadió: "Tuve una gran infancia, pasé mucho tiempo con mis padres y mis tíos, tal vez no tuvimos mucho dinero pero éramos rico en amor".

Como todo hijo de inmigrantes en Estados Unidos, Brian Flores adoptó la nacionalidad de sus padres pese a haber nacido en suelo norteamericano y ante la prensa deportiva no ocultó su cariño por Honduras.

"Estoy feliz de enorgullecer a la gente de Honduras, de Brooklyn, de Nueva York, y los que me han rodeado siempre. Voy a realizar mi mejor esfuerzo y trabajar duro para hacer que se sientan orgullosos", indicó el catracho.

Drama

El jugador está librando a la vez una batalla contra el cáncer que padece su madre. En 2015, a María Flores le detectaron cáncer de mama.

Con la ayuda de los Patriots, Flores puso a su madre al cuidado de un equipo de oncólogos en el Hospital General de Massachusetts. Todavía vivía en Brooklyn cuando comenzó su régimen de quimioterapia en enero de 2016.

A mediados de 2017, 18 meses después de su tratamiento, se consideró que el cáncer de María estaba en remisión.

Pero durante el Día de Acción de Gracias de ese año, ella se quejó de un fuerte dolor de cabeza y fatiga. Al principio pensaron que era una infección o un resfriado, pero una tomografía reveló que el cáncer había vuelto y se había extendido al cerebro.

Hace unas semanas, durante la primera ronda de los playoffs de los Patriots, tuvieron un susto: María aún no se había despertado a la hora del almuerzo y su temperatura había aumentado a 39 grados centígrados.

Eso fue un jueves, tres días después Flores se entrevistó con cuatro equipos de la NFL, entre ellos los Dolphins.

La madre de Brian Flores sufre de cáncer

Brian Flores se siente orgulloso de sus raíces hondureñas.