Más noticias

CNA denuncia a Porfirio Lobo por el desvío de L25 millones

Por supuesta malversación de caudales públicos, abuso de autoridad y violación a los deberes de los funcionarios Los fondos provenían del Pani para programas sociales

Gabriela Castellanos y Odir Fernández, ayer en conferencia de prensa. /

Tegucigalpa, Honduras

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) presentó ayer una nueva línea de investigación que involucra a Porfirio Lobo Sosa, expresidente de la República y al exsecretario de Estado en Administración y Gestión Financiera (2010-2014), por la supuesta malversación de 25 millones de lempiras de L310 millones que están bajo análisis.

A ambos se les señala como los presuntos responsables de malversar L25 millones, fondos que según la investigación estaban destinados para la ejecución de programas sociales y se desviaron para seguridad presidencial.

En esa época fungía como secretario de Estado en Administración y Gestión Financiera de Casa Presidencial, Wilfredo Cerrato.

“El CNA presenta formal denuncia en contra del expresidente de la República en el período 2010-2014 y el exsecretario de Estado en la Administración y Gestión Financiera presidencial del mismo período”, dijo Gabriela Castellanos, directora del CNA.

La investigación que inició en 2017, identificó el modus operandi que se generó tanto desde el despacho presidencial, como desde el de la primera dama. En el proceso se analizaron 310 millones de lempiras, que eran fondos transferidos del Patronato Nacional de la Infancia (Pani), a la Secretaría de Finanzas en cuatro cheques, dos de ellos emitidos el 3 de octubre de 2013, con un valor cada uno de 75 millones de lempiras y los dos cheques restantes por valor de 80 millones cada uno y que fueron emitidos el 15 de noviembre de 2013. En total la pareja presidencial pidió 310 millones de lempiras destinados a programas sociales, pero fueron utilizados en fines distintos.

La investigación

En el seguimiento que el CNA dio a los recursos que se transfirieron, se detectó que apenas a 12 días de las elecciones generales y a tres meses de finalizar su mandato como Presidente, Porfirio Lobo realizó la solicitud de esos fondos bajo el argumento que “El Estado de Honduras atravesaba por una crisis financiera, que le dificultaba cumplir con las obligaciones de recursos para atender la ejecución de programas sociales en beneficio de la población vulnerable del país”.

El CNA asegura que se emitió el Acuerdo Ejecutivo No. 516-2013, del 22 de octubre de 2013, para crear una estructura presupuestaria que le permitiera al despacho presidencial agenciarse de fondos para ejecutar programas sociales. El CNA pidió al Ministerio Público que se les acuse por los delitos de malversación de caudales públicos, abuso de autoridad y violación de los deberes de los funcionarios.

Los despachos utilizaban solicitudes de fondos al consejo directivo del Pani y estos aprobaban la transferencia de fondos 24 horas después de la solicitud, utilizando las donaciones que realizaba la Cooperación Comercial de Canadá. La ex primera dama pidió al consejo directivo del Pani una transferencia de 150 millones de lempiras para el programa de asistencia social “Calzando y vistiendo los niños de Honduras”.

El traslado de los fondos

4 de junio 2013
Transferencia. Fueron L100 millones los que fueron solicitados por el expresidente para ejecutar programas de asistencia social, entre ellos: “Calzando y vistiendo a los niños de Honduras”.

28 de agosto 2013
Autorizan. Transferencia de L150 millones, 100 millones para el Bono Diez Mil y 50 millones que se destinarían para el programa “Calzando y vistiendo a los niños de Honduras”, pero fueron a dar a seguridad presidencial.

3 de octubre 2013
Cheques. Se emitieron por valor de L75 millones cada uno y los dos cheques restantes se libraron por 80 millones de lempiras el 15 de noviembre del mismo año. Así drenaron los recursos, según el CNA.

“No he desviado ni cinco centavos del erario”: Lobo

El expresidente hondureño Porfirio Lobo Sosa salió en su defensa, después de conocer la denuncia interpuesta por el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), que lo señala por la supuesta malversación de 25 millones de lempiras mientras ostentaba la primera magistratura del país entre 2010 y 2014.

“Pudimos leer la documentación y no le encontramos más que una canallada de este gobierno, una canallada más contra mi familia, contra nosotros, y vendrán más seguramente, no tengo la menor duda”, expresó el exmandatario durante una conferencia de prensa celebrada la tarde de ayer en su residencia de El Chimbo.

Al mismo tiempo se solidarizó con los diversos dirigentes del Partido Nacional que enfrentan procesos penales en los tribunales de justicia.

“Yo sé que de repente no son los tribunales, ni la Corte, ni la Fiscalía, sé que son presiones más arriba de una persona que no encuentro ni cómo calificar”, manifestó.

“Le digo a aquel que está promoviendo todo esto que todo llega a su fin, que nadie por mucho que se levante del suelo pretenda o crea que es para siempre, el pueblo hondureño está sufriendo, pero aquí lo que importa es el circo para distraer, lo que pasa es que esos circos terminan”, declaró. Y continuó: “yo no he desviado ni cinco centavos del erario público, no he cometido ninguna malversación de ningún tipo, yo no me he apropiado de ningún cinco del Estado y tampoco he hecho una desviación de fondos”.

Lobo Sosa expresó que como Presidente solicitó fondos a la Secretaría de Finanzas para diferentes fines y si Finanzas considera que es legal ejecuta, de lo contrario no se hace la transferencia. “Mi atribución es poder solicitar, como todos lo hemos hecho, y si yo mando una nota a Finanzas para seguridad, pues es para seguridad, y yo sé por qué lo hice; solo quiero recordarle la situación de mi país cuando yo asumo, y quiero recordarle que el 2013 fue un año de elecciones y le corresponde a la Guardia Presidencial dar seguridad a todos los candidatos”, argumentó.

Reiteró que jamás tocaría un centavo de los pobres para otros fines.
Al ser consultado sobre por qué lo denuncian a él, respondió: “porque hay que dar a alguien”. Calificó que la denuncia “es una canallada más de este gobierno contra mi gobierno, pero allá nos enseñaron a nosotros a estar parados firmes ante las adversidades”.