Más noticias

EUA mantendrá hasta septiembre soldados en frontera mexicana

Los más de mil hondureños que salieron de San Pedro Sula la noche del lunes pretenden comenzar este día el tránsito a través del territorio guatemalteco.

VER MÁS FOTOS
Para el presidente de Estados Unidos, esta es la caravana “más grande de lo que se ha visto”.
Para el presidente de Estados Unidos, esta es la caravana “más grande de lo que se ha visto”.

San Pedro Sula, Honduras

Las autoridades de Honduras retuvieron ayer a 60 menores que viajaban en la caravana migratoria que partió la noche del lunes desde San Pedro Sula y ahora se encuentra en territorio guatemalteco.

Agua Caliente
En este punto fronterizo, unos 150 policías hondureños impedían el paso, pero los migrantes la burlaron.

La vicecanciller Nelly Jeréz informó que 60 menores fueron retenidos cuando intentaban cruzar hacia Guatemala por el punto fronterizo de Agua Caliente, noroeste, como parte de la “caravana irregular” integrada por un millar de personas.

“Para que un menor salga del país debe tener pasaporte vigente y en caso de no viajar con sus padres debe llevar autorización notariada”, explicó el subdirector de Migración, Carlos Cordero.

Una de las integrantes de la caravana, Saira Claros (de 24 años), dijo a la AFP en Agua Caliente que las autoridades les impidieron salir con su hija de nueve meses por falta de documentos.

“No me dejan pasar porque me piden pasaporte o permiso del padre. Al papá lo mataron cuando (la niña) tenía cuatro meses”, lamentó.

jt-caravana2-150119(800x600)
Las autoridades migratorias nacionales detuvieron a varias madres por intentar sacar del país a varios menores de edad.

“Quiero ir y trabajar (a Estados Unidos) para darle un futuro mejor a mi hija. En (Honduras) no hay trabajo, los niños sufren por falta de comida, cuando se me enferma mi hija no tengo para medicina, no tengo trabajo”, deploró.

La caravana convocada desde noviembre de 2018 a través de Facebook estuvo acompañada hasta la frontera por miembros de organizaciones de derechos humanos de Honduras.

En este nuevo contingente viaja Daniela Bustillo, una hondureña transexual de 33 años, que decidió emigrar con la esperanza de llegar a un mejor lugar para vivir, y por la violencia y la persecución que sufre debido a la homofobia.

“No nos dan empleo a las chicas transgénero y hay mucha homofobia”, dijo Bustillo, quien es procedente de Choloma. Denunció además que ha sido “golpeado, insultado, humillado” en Honduras, donde aseguró no tiene trabajo ni casa y “solo vivo por vivir”, y expresó que lo único que quiere es “una oportunidad de empleo, lo que queremos es trabajar para superarnos y ayudar a nuestras familias”. Esta es la tercera caravana que sale desde Honduras. La primera partió el 13 de octubre pasado de la misma terminal de buses de San Pedro Sula, con unas dos mil personas. Una segunda con un número menor partió cuatro días después desde el sur del país. Otras salieron de El Salvador y Guatemala.

Según la Embajada de Honduras en México, unos 2,500 hondureños de esas dos caravanas están en albergues en México y solo 3% tiene probabilidades de lograr asilo en Estados Unidos.

La Cancillería estima que alrededor de 13,000 hondureños llegaron a México en los últimos meses, de los cuales 7,270 han retornado a su país voluntariamente al encontrar bloqueado el paso en la frontera con Estados Unidos, y 11 murieron.

jt-caravana4-150119(800x600)
Hoy miércoles deberán cruzar el territorio guatemalteco para luego llegar a la frontera con México.

Transporte

Subida en una pick-up entre unas 20 personas, Marlin Alcántara (de 31 años) aseguró que huía de la violencia en su entorno familiar.

“Llevo documentación que me avala para quedarme allá (en Estados Unidos) con asilo”, dijo la mujer originaria de Tegucigalpa que viaja con dos hijas de nueve y trece años. “Fuimos víctimas del esposo de mi mamá. Aunque está preso el miserable, eso no es suficiente. Lo peor es que ella (su madre) está de parte de él”, afirmó.

“No queremos a ese Presidente que nos está destruyendo la vida”, se quejó Javier Morán, quien recordó que cuando Hernández llegó al poder en 2014 el pueblo tenía esperanzas de tiempos mejores.

Migración, tema de Trump

El presidente Trump, quien ha aprovechado el problema migratorio para decretar una parálisis administativa del Gobierno desde diciembre, parece haber renunciado, por ahora, a declarar una emergencia nacional

Plan de seguridad

En Guatemala, la Policía activó un plan de seguridad para atender a la nueva caravana de migrantes hondureños, según las autoridades de ese país.

El plan denominado Dispositivo de seguridad de desplazamiento y retorno de migrantes centroamericanos en territorio guatemalteco contiene medidas para garantizar la seguridad de los migrantes, informó en un comunicado la Policía Nacional Civil (PNC).

5,700
millones de dólares Donald Trump presiona para que el Congreso le apruebe un presupuesto para construir el muro.

Medios guatemaltecos informaron la tarde de ayer que algunos migrantes que se adelantaron al grupo ya se encontraban cerca de la frontera guatemalteca de Agua Caliente, en el departamento oriental de Chiquimula. Sin embargo, la mayoría seguía anoche en la frontera.

El plan “tiene como objetivo implementar acciones policiales para la protección de los derechos humanos de los migrantes en las rutas de desplazamiento y albergues transitorios, especialmente velando por la vida e integridad física de las personas”, señaló la PNC. También incluye la verificación que los migrantes “llenen los requisitos migratorios respectivos para la permanencia y tránsito en el territorio guatemalteco”.

EUA mantendrá hasta septiembre soldados en frontera mexicana

El Pentágono extendió hasta finales de septiembre el despliegue de soldados estadounidenses en la frontera con México, para ayudar a las autoridades fronterizas frente al flujo migratorio irregular, esperando un hipotético muro.

El secretario interino de Defensa, Pat Shanahan, aprobó el pedido de ayuda del Departamento de Seguridad Interior (DHS) hasta el 30 de septiembre de 2019, dijo un portavoz en un comunicado.

Más de 4,500 soldados están estacionados a lo largo de la frontera de más de 3,000 kilómetros con México.

El despliegue militar debía terminar a mediados de diciembre, pero el DHS había pedido inicialmente al Pentágono extenderla hasta el 31 de enero, debido a una “amenaza continuada” en la frontera. El DHS hizo una nueva solicitud en diciembre, que fue ahora aprobada, no solo con la extensión del despliegue, sino también con un cambio en la naturaleza de la misión de los militares.

El Pentágono dijo que estaba “iniciando la transición de su apoyo, en la frontera suroeste, del reforzamiento de los puntos de entrada a vigilancia y detección móviles”, así como instalando alambre de púas en la línea fronteriza.

“El Departamento de Defensa continuará dando apoyo aéreo”, agregó.

El Pentágono ya tiene alrededor de 2,350 soldados activos estacionadas a lo largo de la frontera, desplegados bajo una controvertida orden que el presidente Donald Trump emitió el año pasado, antes de las elecciones de mitad de mandato, cuando miles de migrantes centroamericanos huyendo de la violencia y pobreza de sus países marchaban hacia la frontera para pedir asilo.

Mientras unos 2,200 miembros de la Guardia Nacional, además, ya apoyaban las operaciones fronterizas antes de que Trump enviara a los soldados. Los detractores tacharon la orden del mandatario como una jugada política para apelar a sus seguidores antes de los comicios, en la que sus aliados republicanos perdieron el control de la Cámara de Representantes.