Más noticias

Los cuatro jóvenes hallados muertos en túnel iban para el cine cuando fueron raptados

Las pruebas de luminol practicadas a un bus en el que supuestamente trasladaron a los jóvenes dio positiva.

Tegucigalpa, Honduras.

Autoridades de Medicina Forense ya reconocieron los nombres de los cuatro jóvenes hallados sin vida en el túnel de un puente de la colonia El Carrizal de Tegucigalpa. Dos de ellos eran los hermanos Katherine Julissa Murillo Salgado de 24 años y Darwin Gonzalo Murillo Salgado de 20 años.

Además de Brayan David Cruz de 21 años y Axel Omaly Guzmán Cruz de 22 años. Familiares de estos jóvenes que llegaron hasta Medicina Forense para reconocer sus cuerpos se mostraron herméticos debido a la situación.

La dantesca escena fue descubierta ayer domingo en horas de la mañana y uno de los cuerpos estaba dentro de un saco y otro dentro de una caja, mientras los otros dos estaban al descubierto.

Los jóvenes que fueron torturados, asesinados y dejados en el túnel vivían en la colonia Monte de los Olivos.

Agentes de la Policía Militar, después de recibir una alerta a través del 911, decomisaron en la colonia 14 de Marzo, de Comayagüela, un rapidito Coaster con registro 173, placas PDZ-1118 que cubre la ruta Popular-Centro en el que se supone que los delincuentes trasladaron los cuatro cuerpos y los lanzaron en el túnel.

La unidad de transporte fue trasladada a la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), adonde se practicaron las pruebas de luminol las cuales dieron positivas.

Mario Rivas, portavoz de Policía Militar del Orden Público (PMOP) confirmó que en el interior de la unidad hallaron restos de sangre. "La prueba de luminol dio positiva".

Una persona fue requerida para efectos de investigación, de quien no se dio a conocer su identidad.

ja bus que partisipo en la muetos del carrizal130119.1(800x600)

Lamentable

Uno de los detalles que revelaron los parientes es que los jóvenes tenían planes de ir al cine sin imaginar lo que horas después les ocurriría.

El informe preliminar de la Policía Nacional establece que cerca de las 2:30 am se recibió una llamada al 911 en la que se informaba de cuatro cuerpos de jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y 20 años, tirados debajo el puente, descalzos y con golpes.

Según el informe todos perecieron a causa de asfixia por estrangulamiento; demás, presentaban señales de haber sido torturados y atados de pies y manos con torniquetes.