Más noticias

Motorista de rapidito asesinado ya había recibido un atentado

Intentaron matarlo el pasado 31 de diciembre en otra empresa, ahí murió su ayudante. Pero esta última vez, una sicaria lo mató a balazos laborando para la empresa Impala.

 La Policía indaga si el motivo del asesinato está relacionado con la extorsión
La Policía indaga si el motivo del asesinato está relacionado con la extorsión

San Pedro Sula, Honduras.

Un motorista de la empresa de transporte Impala fue asesinado a balazos ayer por una gatillera que se transportaba como pasajera en la unidad que conducía el ahora occiso. El crimen fue en la 9 calle entre la 2 y 3 avenidas del barrio Las Acacias.

Sus familiares identificaron a la víctima como José Santos Guardado (de 50 años), residente en la aldea Quebrada Seca, municipio de Choloma.

Según versión de testigos que presenciaron el crimen, a unas pocas cuadras de donde sucedió el homicidio abordó la unidad con registro 139 una mujer joven delgada, quien al llegar a la 9 calle se levantó del asiento y se acercó a la víctima para pedirle que detuviera la marcha del bus y fue en ese momento que le disparó con una pistola en la cabeza del conductor.

Luego de perpetrar el crimen, la sicaria caminó media cuadra hasta la 2 avenida, adonde la esperaba un hombre en una motocicleta roja con el que huyó en contravía por la 9 calle hacia el este de la ciudad.

Investigación.

Varios testigos alertaron a la Policía, y minutos después llegaron unos patrulleros a los alrededores con el fin de dar con el paradero de los homicidas, pero no hubo capturas. A la escena llegaron familiares de la víctima, quienes manifestaron que Guardado era una persona tranquila y que no se explican por qué le quitaron la vida.

Bairon Sauceda, portavoz de la Policía, dijo que analizarán los videos de las cámaras de seguridad del lugar para ver si la mujer es la misma que asesinó a un taxista la semana pasada en el centro de San Pedro Sula.

Indicó que la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y el grupo de Fuerza Especiales Tigres montaron operativos en las colonias Planeta, Buenos Aires y la San Francisco, pero hasta ayer no habían capturado a nadie.

Las autoridades indicaron que Santos Guardado ya había sufrido un atentado este 31 de diciembre cuando varios sujetos mataron a su ayudante identificado como Olvin Javier Castro (de 24). En esa ocasión conducía un bus de otra empresa.

Luego de matar a Castro, intentaron dispararle a Guardado, pero el arma no le funcionó al delincuente que le iba a disparar.