Más noticias

Dirigentes trafican con migrantes, dice Solalinde

El director del albergue Hermanos en el Camino expresó que activistas que organizan caravanas engañan a las personas ofreciéndoles lo imposible.

Migrantes centroamericanos que salieron en la caravana están viviendo en condiciones precarias en albergues temporales en Tijuana, Baja California, en México.
Migrantes centroamericanos que salieron en la caravana están viviendo en condiciones precarias en albergues temporales en Tijuana, Baja California, en México.

Tijuana.

Los dirigentes que organizan caravanas convencen a personas de unirse a ellas ofreciéndoles cosas que no les pueden cumplir, denunció Alejandro Solalinde Guerra, director del albergue Hermanos en el Camino.

En un reportaje de Eduardo Torres, publicado en el Diario del Sur, se da a conocer que según Solalinde, las caravanas que se han iniciado en Centroamérica y terminado su camino en México son un fenómeno dirigido por activistas que, con engaños, prometen a los migrantes que si llegan a la frontera con Estados Unidos obtendrán refugio o una visa que les permita el ingreso a la Unión Americana.

El activista expuso que el último éxodo de migrantes fue un flujo sin precedentes por su número y la forma en que se llevó. Este fenómeno asegura que responde a una crisis humanitaria, pero no pareció tan espontáneo, ya que fue inducido y guiado por dirigentes de Pueblo Sin Fronteras.

LEA: JOH: “Se logró detener la tendencia de crecimiento de los homicidios”

“Parece que hubo una consigna de trasladarlos del sur a la frontera norte; sin embargo, a la mayoría de los centroamericanos esta organización les dijo que si llegaban a la garita de Estados Unidos sería fácil que les dieran su refugio o visa a manera de bono fácil”, cuestionó.

El Diario del Sur expone que Solalinde Guerra relató que tanto migrantes como defensores de derechos humanos se percataron en México de que la intención de los dirigentes de Pueblo Sin Fronteras era un engaño. También que las caravanas no eran registradas ni desarmadas para conocer si la gente que viajaba tenía delitos, drogas o armas. Agregó que fue tanta la desorganización que hubo desaparición de personas, como el caso de dos niños que en Veracruz se perdieron, así como presencia de polleros e integrantes de la caravana que portaban armas blancas.
“Fue un error garrafal de Pueblo sin Fronteras haber caravanizado el éxodo”.

Reacción.

Ante esta situación, el padre Alejandro afirmó que México no permitirá que “caravanicen” en esta ocasión el flujo migratorio, por eso se le dará un trato diferente a quienes lleguen de forma masiva, a propósito de un nuevo grupo que partiría el 15 de enero desde San Pedro Sula. Dijo que en la Estación Migratoria Siglo XXI se les va a atender administrativamente, habrá un registro y procederán a la regularización migratoria.

Afirmó que habrá oferta de trabajo en diferentes lugares del país, como maquiladoras y empresas de seguridad privada, que incluso están dispuestas a dar transporte y facilidades para el traslado de los extranjeros.

“Ya no hay necesidad de hacer esas caminatas sin sentido, lo único que se consigue es exponer a niños, a personas que vienen enfermas”, señaló.

La medida del Gobierno de México permitirá que los centroamericanos puedan usar Tapachula como puente de enlace a otros estados y viajar en medios de transporte.