Más noticias

Extradiciones y depuración frenaron la espiral criminal

El Gobierno emprendió acciones que han dado resultados significativos.

<br/>Las autoridades han emprendido una lucha para transformar la institución policial.<br/>

Las autoridades han emprendido una lucha para transformar la institución policial.

Tegucigalpa, Honduras.

La extradición de los cabecillas del narcotráfico, la depuración de 5,635 policías, el traslado de los líderes de maras y del crimen organizado a cárceles de máxima seguridad, el fortalecimiento de la investigación criminal y la creación de la Policía Militar fueron, entre otros, los principales factores que contribuyeron a frenar en los últimos seis años la imparable espiral de violencia que llevaba el país, a juicio de expertos en seguridad.

En 2018, Honduras logró por sexto año consecutivo aminorar en cerca de cuatro puntos la tasa de homicidios, así como frenar el trasiego de drogas por su territorio hacia Estados Unidos, como resultado de una serie de factores y políticas públicas puestas en marcha desde 2012.

De 2012 a la fecha, las autoridades consiguieron atenuar en 45 puntos la tasa de homicidios por cada 100,000 habitantes, lo que permitió salir de la lista negra de naciones más violentas del mundo, puestos que ahora se disputan México, Colombia, Venezuela y Guatemala.

LEA: JOH: “Se logró detener la tendencia de crecimiento de los homicidios”

Claves
1. Reforma
El 19 de enero de 2012 se aprueba la reforma constitucional para permitir la extradición de ciudadanos hondureños a EUA. Manuel Zelaya se opone y la califica como un “golpe bajo”.

2. Instructivo
Mayo de 2013, la Corte Suprema de Justicia aprueba un instructivo para agilizar el proceso de extradición de hondureños pedidos por EUA.

3. Policía Tigres
Junio de 2013, el Congreso Nacional aprueba la creación de la Policía Tigres a propuesta del presidente Juan Orlando Hernández.

4. Policía Militar
Agosto de 2013, el Congreso aprueba la creación la Policía Militar de Orden Público que entra en operaciones en octubre siguiente.

5. Los Cachiros
En septiembre de 2013 el Departamento del Tesoro de EUA impone sanciones a Los Cachiros, quienes en enero de 2014 se entregan a la DEA.

En ese año, la tasa era de 86 homicidios por cada 100,000 habitantes, pero al cierre de 2018 esa cifra cayó a 40.7, una reducción notable y sostenida.

En el mismo orden la Secretaría de Seguridad y de Defensa registraron una disminución importante de las trazas de narcoavionetas, ya que hasta 2016 se lograron reducir los vuelos ilegales de 130 a casi cero.

Labores de seguridad:
Pese a la oposición política, el Gobierno crea la Policía Militar, que según los expertos, ha sido clave para reducir los índices de violencia, ya que ayudó a suplir el vacío que dejó la Policía civil en la seguridad pública por la corrupción de sus agentes y oficiales.

El Sistema de Estadísticas Policiales (Sepol) reportó en 2018 un total de 3,670 homicidios a nivel nacional, 194 menos que en el mismo período de 2017, cuando se registraron al menos 3,864 muertes violentas.

Esos datos reflejaron un promedio de 10.5 homicidios diarios y una tasa de 40.72 por cada 100,00 habitantes, mientras que en 2017 ese dato fue de 43.58 puntos. Igualmente, el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OV-Unah) registró en 2018 una tasa de 40.7 homicidios por cada 100,000 habitantes y se cerró con unas 200 víctimas menos en comparación con 2017.

Traslado de presos:
La cancelación del centro penal de San Pedro Sula y el traslado de reos de alto peligro a los Pozos I y II y otras cárceles de mediana y máxima seguridad ayudó a bajar las extorsiones y las cifras de asesinatos por encargo en las principales ciudades del país.

ll-joh3-120119(800x600)
Juan Orlando Hernández dijo que ahora el objetivo es reducir homicidios a las tasas de los países desarrollados.

Se evitaron 42,000 muertes.

El presidente Juan Orlando Hernández dijo que las políticas de seguridad implementadas por su Gobierno han evitado por lo menos 42,000 muertes.

La reducción significativa de homicidios, agregó el mandatario, ha generado que Honduras sea objeto de estudio internacional y calificado como un éxito en el mundo.

“Si no hubiéramos quebrado la tendencia, estaríamos llegando a 150 muertes por cada 100,000 habitantes. Esto se traduce en un factor positivo, significa que hemos logrado salvar más de 42,000 vidas de hondureños”, consideró.LC homicidios 090119(1024x768)

2,635 cancelados:

En junio de 2016 el Gobierno designa una Comisión Especial de Depuración que se ha encargado de la “limpieza” de la Policía Nacional que fue fuertemente penetrada y corrompida por el crimen organizado y el narcotráfico.

Hernández recordó que “en cinco años, la institucionalidad hondureña, hombres y mujeres valientes que decidimos arriesgarlo todo, iniciamos operaciones que terminaron con el desmantelamiento de cinco carteles del narcotráfico que dejaron en el país mucho dolor, muerte, corrupción, infiltración de diferentes sectores, de estructuras para impartir justicia y seguridad”, acotó.

El mandatario dijo que ahora el objetivo es reducir los homicidios al número que tienen los países más desarrollados del mundo.

“Estamos en 40 muertes por cada 100,000 habitantes, pero eso no es suficiente, queremos llegar a 8 o 9 muertes por cada 100,000 habitantes y esto se va a lograr con la represión del delito, buscando que quien cometa un delito pague las consecuencias.

Dato
Para 2019 se tiene previsto un incremento del número de agentes de la Policía Nacional, informó Omar Rivera, miembro de la Comisión de Depuración. Dijo que la fuerza policial aumentará en 2,500 agentes para llegar a una fuerza de 18,909 efectivos.

Disminución sostenida

Migdonia Ayestas, coordinadora del OV-Unah, dijo que llegar a la tasa de 40.7 homicidios por cada 100,000 habitantes equivale a una disminución de 3.6 puntos porcentuales en comparación al año antepasado cuando la incidencia fue de 43.6 homicidios por cada 100,000 habitantes.

Destacó que el país ha tenido una disminución sostenida en el número de víctimas desde el 2012 y eso se debió a un esfuerzo combinado entre el Estado, la sociedad civil y los gobiernos municipales.

Dijo que desde el Estado se han implementado una serie de políticas, leyes y estrategias para mejorar la seguridad del país, entre ellos, la creación de la Policía Militar y el fortalecimiento de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y la Agencia Técnica de Investigación criminal (Atic).

21
hondureños han sido extraditados por el Estado de Honduras a Estados Unidos por delitos relacionados con el tráfico de drogas.

Ayestas valoró también que la depuración de la Policía Nacional, el traslado de los principales líderes de las pandillas y del crimen organizado a las cárceles de máxima seguridad y la extradición de policías y cabecillas del narcotráfico a Estados Unidos contribuyeron a darle sostenibilidad a la merma de muertes violentas en el país.

“El hecho que se aprobara una ley de extradición, aun cuando se cuestiona la pérdida de la soberanía nacional, dio paso a reducir el accionar del crimen organizado que había penetrado instituciones y organizaciones y que se redujera el número de homicidios”, dijo.

El pastor Alberto Solórzano dijo que la depuración policial ha sido fundamental para reducir la violencia, puesto “que eran los mismos policías quienes cometían los delitos”.

Indicó que se ha fortalecido la investigación interna y eso evita la impunidad en las filas policiales, ya que se manda el mensaje que si se comete un delito no quedará sin castigo.

Hasta enero de 2019, al menos 10 mil policías fueron sometidos a evaluación, de los cuales 5,635 fueron cancelados de la institución policial por su vinculación con actividades delictivas e ilícitas.