Más noticias

La nueva familia presidencial de México que no quiere vivir en Los Pinos

Esta familia presidencial será la primera, en más de ocho décadas, que seguirá viviendo en su domicilio particular.

VER MÁS FOTOS
El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, junto a su esposa y sus cuatro hijos.
El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, junto a su esposa y sus cuatro hijos.

Ciudad de México.

Era 7 de julio de 2005, en la Plaza de la Constitución, Andrés Manuel López Obrador bajaba de un Tsuru blanco acompañado de sus tres hijos: José Ramón, Andrés Manuel y Gonzalo Alfonso. El entonces jefe de Gobierno del DF se dirigía a un templete donde pronunciaría uno de los discursos más significativos de su vida política. Era el día del desafuero.

En aquel 2005, José Ramón tenía 24 años; Andrés, 18 y Gonzalo sólo 12. Su madre, Rocío Beltrán (primera esposa de López Obrador) había fallecido en 2003 y, desde entonces, se volvieron inseparables para su padre.

Lea más: López Obrador, el izquierdista "tenaz" que promete un giro "radical" en México

Los dos mayores trabajaron en las campañas presidenciales de 2006 y 2012, y en 2018 los tres jugaron un papel clave en el triunfo de AMLO, fungiendo como coordinadores de las estructuras de Morena, principalmente en la Ciudad y el Estado de México.

En octubre de 2006, López Obrador se casó con la periodista e historiadora Beatriz Gutiérrez Müller, con quien tuvo a su cuarto hijo en 2007: Jesús Ernesto López Gutiérrez, hoy de 12 años de edad.

La esposa de López Obrador, quien lo acompañó en sus campañas de 2012 y 2018, ha renunciado a fungir el papel tradicional de Primera Dama de México, y se ha anunciado que coordinará el Consejo Asesor de Memoria Histórica de la Presidencia, en el que ella y seis intelectuales trabajarán sin goce de sueldo.

Sus hijos enfrentan el dilema de continuar su trayectoria política, o regresar a sus carreras profesionales.

José Ramón, de 36 años, es abogado. Desde 2013 tomó las riendas de la Secretaría de Organización de Morena; su papel fue importante en la fundación del partido, en la campaña de Delfina Gómez en el Estado de México durante 2017 y en la creación de estructuras en la presidencial de 2018.

Andrés (conocido como "Andy" por los morenistas) tiene hoy 31 años; estudió Ciencias Políticas y Administración Pública en la UNAM y fungió como enlace y operador de su padre en las pasadas campañas.

Gonzalo, de 25 años, es sociólogo por la UNAM y profesor. Trabajó como coordinador de Morena en Tlaxcala y en 2018 estuvo en la campaña nacional.

No exentos de polémicas desde que su padre era jefe de Gobierno de la Capital, los hijos de López Obrador se han dejado ver a lado de su padre durante todo el año. Compartieron con él momentos clave, como la preparación para los tres debates de la campaña 2018, la votación del 1 de julio, el festejo en el Zócalo aquella noche y la entrega de la Constancia de Mayoría en el Tribunal Electoral, el pasado 7 de agosto.

Esta familia presidencial será la primera, en más de ocho décadas, que seguirá viviendo en su domicilio particular y no en la Residencial Oficial de Los Pinos. A partir de hoy, ese espacio fue abierto al público.