Más noticias

Niño muere tras ser mordido por una serpiente ante la falta de medicamentos y equipo en Choluteca

El menor no pudo ser trasladado a Tegucigalpa ya que no habían ambulancias disponibles, tampoco el hospital tenía insumos y equipo.

Fachada del Hospital Regional del Sur de Choluteca.
Fachada del Hospital Regional del Sur de Choluteca.

Choluteca, Honduras.

Un menor de edad falleció este viernes tras ser mordido por una serpiente venenosa. El lamentable hecho se registró este día en Tierra Blanca, Namasigüe, departamento de Choluteca, zona sur del país.

Elvin Martínez de seis años de edad, según su padre, fue mordido en uno de sus dedos de la mano izquierda por el reptil cuando ambos se hallaban fuera de la casa ayer a eso de las seis de la tarde.

Con lágrimas, el desconsolado señor afirmó que fue una serpiente coral que lo atacó.

LEA: Hallan muerta a mujer embarazada, dueña de un restaurante chino en Yoro

Agregó que tras el hecho él trasladó a su hijo al Hospital Regional del Sur, pero los médicos para poder darle el antídoto necesitaban llevarlo hacia Tegucigalpa, lastimosamente debido a que no habían ambulancias se postergó el traslado.

El desesperado padre buscó alternativas para llevar a su vástago a la capital: cotizó ambulancias privadas pero su presupuesto no le alcanzó aún con la ayuda monetaria de varias personas.

Hoy, en horas de la mañana, el pequeño Elvin no logró soportar el veneno del reptil y falleció.

Una funeraria de la ciudad de Choluteca se acercó a la familia y les donó el féretro.

Tanto la familia del menor como sus amigos y pobladores de Tierra Blanca se sienten indignados porque las autoridades de salud no cuentan con los recursos necesarios para atender estas emergencias.

- Serpiente coral -

Este tipo de serpientes habita en zonas tropicales. Se caracteriza por sus colores rojo, amarillo y negro.

El veneno del coral causa severas afecciones: hemorragia en la extremidad mordida y daños en los órganos vitales.

referencial.20(800x600)
Imagen referencial tomada de Internet.